5 cómics para volver de vacaciones y no morirse del asco.

Una humilde recomendación de series más que consagradas para que la vuelta al cole, a la oficina, a la vida mundana y al horror de la rutina sea un poquito más llevadera.

Por Javier Marquina.

Se acabó. Los cuerpos pringosos de crema solar. Las playas sembradas de sombrillas que acogen a familias devorando comida empanada. Los niños llenado de arena mientras chillan circunvalando tu toalla. Las cervezas a 200€. Las paellas pastosas. Las niñas vestidas de lumis ansiando su macho de Mujeres y hombres y viceversa. La suegra chillando obviedades en tu cansado oído. Los días de paraíso que transmutan llenos de misterio en una sucesión de concesiones a una vida peor. Se acabó.

Volvemos al trabajo. A la rutina. Al tranquilo discurrir de los días. Al dormitar por la vida esperando de nuevo ese mes de infierno, sol y veraneo.

Pero no os preocupéis. Las Cabezas también hemos vuelto, y hemos decidido brindaros algunas ideas para haceros más placentera esa vuelta a la infernal normalidad que nos llena de depresión. Por la parte que me toca, no puedo más que sugeridos algunas lecturas, todas muy evidentes, para intentar que el regreso no sea el anticipo de un suicidio más que comprensible. Son cinco joyas para digerir la vuelta al trabajo, a los papeles, a los ordenadores capados y a ese soportar al insoportable compañero de trabajo. Sólo 5. Por ahora. Espero que sea suficiente.

MIRACLEMAN 1: El sueño de volar. Panini Cómics.

Lo sé, lo sé. No puedo ser más predecible, más cansino, más patéticamente evidente. Pero lo que es, ES. Y ésta es sin duda una de esas obras por las que muchos aficionados al cómic llevábamos suspirando desde tiempo inmemorial. Dejando aparte debates sobre la influencia de este cómic en los superhéroes en general, de su acertada y profunda reflexión sobre el superhéroe, de los problemas legales que han conducido a que su publicación se una verdadera odiseas que nos ha condenado a años, décadas de su ausencia, la obra de Alan Moore primero y Neil Gaiman después, es una delicia absoluta, una de esas cosas que deben estar en las librerías de todos y cada uno de los aficionados. Sin importar sus gustos, su procedencia y su edad. Además, Panini ha realizado una estupenda edición llena de material adicional. A un precio imposible, eso sí, pero lo del coste de los cómics es una guerra perdida que los aficionados contemplamos como sufrientes víctimas desde el campo de concentración de nuestra economía rota. Nos arrancan los dientes de oro, pero siempre con una brillante sonrisa en nuestra boca.

PROPHET vol. 3: Imperio. Aleta Ediciones.

Joder con Prophet. Sí. He dicho bien. JODER. Hay algo hipnótico en este cómic. Algo que va más allá de lo que un guionista y un dibujante pueden hacer con un universo de chirigota y transformarlo en algo mágico, apasionante, terrible, devastador. Ya os hemos hablado en La Isla de esta serie, y yo vuelvo a ella porque de verdad me parece de los mejor que uno puede leer actualmente en el panorama del tebeo. Dejando a un lado que el dibujo pueda parecernos más o menos acertado, hay una solidez en cada uno de los números, una coherencia en lo que se va narrando más allá de los viajes lisérgicos del guionista, Brandon Graham, que llena cada número con una cantidad apabullante de ideas, conceptos y sensaciones, dejando en pelotas a tanto cómic industrial y prefabricado, aburrido, lineal, de los que no te cuentan nada en 22 páginas. De los que, directamente, te roban el dinero. Prophet no es nada de eso. Prophet es todo lo contrario. Emocionante. Abrumador. Original. Divertido. Confuso. Ininteligible a veces. Pero siempre brillante. Porque no es necesario comprender para sentir que algo es bueno, muy bueno y que te gusta.

JLA: SOCIEDAD SECRETA DE SUPERHÉROES. ECC Ediciones

No seré yo el que diga (otra vez) que el nuevo Universo DC apesta. Sólo hay que deambular por las colecciones actuales para ver que sólo un par, siendo muy muy generoso, funcionan. Sin embargo, y rompiendo una lanza por la Distinguida Competencia, he de decir que la casa que vio nacer a Batman y a Superman siempre le dio sopas con ondas a nuestra querida, amada y algo ajada por la mugre Marvel en una cosa en particular: los número únicos, los especiales y, sobre todo, en los Elseworlds. Los Elseworlds son una especie de distintivo que permite a los autores jugar con los personajes clásicos de la casa y someterlos a corrientes temporales alternativas, a situaciones divergentes y a mundos totalmente opuestos a los de la continuidad tradicional. Estos experimentos nos han permitido disfrutar de algunas pequeñas joyas del cómic como Superman: Hijo Rojo o Batman: Luz de gas por citar sólo dos de los múltiples ejemplos. Este JLA: La Sociedad Secreta de Superhéroes es un ejemplo más de muy buenos autores haciendo bien las cosas. Cómics sólidos, entretenidos, de los que se disfrutan de principio a fin. No os voy a contar nada de Chaykin y McKone que no sepáis ya. Lo dicho. Una de esas pequeñas cosas que funcionan y nos divierten, algo que en estos tiempos de sagas, crossoversy basura, un aficionado viejo como yo, busca con ahínco.

LOS VENGADORES: INTELIGENCIA ARTIFICIAL. Integral. Panini Cómics.

Cierta Cabeza compañera de la isla me acusa, de manera artera e infundada, de que me estoy volviendo un gafapasta. Es cierto que mi consumo de cómic europeo o de tendencia más intelectualoide se ha visto multiplicada por, digamos, dos mil millones, fruto del creciente hastío y desapego que siento por las colecciones masificadas, clónicas y confusas de Marvel y DC. Sin embargo, de vez en cuando, vuelvo a mi yo original y retomo a los superhéroes con esa visión juvenil de los buenos años, de cuando ellos llenaron mi cabeza de fantasía, buenas historias y momentos irrecuperables. No es que este Vengadores I.A. sea el mejor cómic de la historia. Ni siquiera creo que esté entre los 1.000 primeros, pero es que a mí me ha hecho gracia. Tiene un dibujo que me agrada a cargo de  André Lima Araujo y el guión de Sam Humphries saca petroleo de una de las sagas que iban a revolucionar el Universo Marvel más bochornosas, horripilantes, deleznables y deplorables de la historia: La Era de Ultrón. Y, oigan, para hacer eso hay que tener algo de cabeza y, desde luego, mucho mérito. Además, Humphries nos regala una visión interesante ( por fin) de La Visión, uno de esos personajes clásicos que siempre me han parecido aburridos y planos. En definitiva, otro cómic interesante a un precio excesivo. Sudemos.

HOME #1: LIAM. Proyecto autoeditado.

Estoy sorprendido. Mucho. Estoy muy sorprendido con Raúl Arnáiz. Sorprendidísimo. Tela de sorprendido. Una barbaridad. Un mogollón. Y para bien. Todo absolutamente para bien. Me debo / le debo una crítica de Leyendas de Parvaterra editada pro Norma Cómics que haré en cuanto acabe de leerme el primer ciclo, pero hoy quiero hablaros de HOME, uno de esos proyectos autoeditados que sale adelante gracias al crowdfunding y que me parece una estupenda obra de ciencia ficción de la que deseo ver los sucesivos tomos. Con un excelente dibujo, un cuidado diseño de ambientes, seres y ciudades y un ritmo trepidante, HOME es una historia clásica de ciencia ficción que sirve para apreciar el talento de este dibujante sin fisuras, con una espectacular evolución y que creo que hay que seguir con atención haga lo que haga. HOME no es el cómic más original del mundo, pero se lee con interés y, sobre todo, te deja con ganas de más. Os animo a que apoyéis esta digna causa comprando el cómic en la correspondiente página web y espero que disfrutéis tanto como yo de él. Si no es así, podéis reclamarme la recomendación, que haré como que estoy a punto de embarcarme en una expedición a un mundo muy lejano. Por si acaso.

Espero que estas recomendaciones iluminen vuestra vuelta a la cueva, proporcionen descanso a vuestros exhaustos cerebros tras la dura jornada laboral y sean el remanso de paz que el guerrero necesita para no enloquecer después de cada día de batalla. Si todavía estáis de vacaciones… EJEMS.

Sigue a La isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Marquina 196 Articles
Nací, crecí, vomité ácido blanco y lechoso sobre un donut y me lo comí.

3 comentarios en 5 cómics para volver de vacaciones y no morirse del asco.

  1. Javier, hoy he estado en tu charla en el matadero de 75 años Marvel. He tenido que salir pronto para dar de comer a mi hijo y no me ha dado tiempo a felicitarte, ha sido muy entretenida y completa…un saludo!

    • Muchísimas gracias por asistir a la charla, David. Me alegro mucho que te gustara y que la encontraras completa, que resumir 75 años en apenas una hora me costó sangre, sudor y lágrimas. Y dejarme miles de cosas en el tintero, por supuesto.

      Un saludo y espero verte mucho por aquí.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*