5 motivos por los que GTA V puede molar más que tu vida

GTA V se ha convertido en el rey de los videojuegos durante las últimas semanas. Se ha escrito de todo, pero la pregunta sigue en el aire: ¿mola más GTA que tu vida?

Por Chema Mansilla

Pues hombre, el muy posible que sí, que mole más que tu vida. Porque a no ser que seas un tipo que está forrazo, que tiene impunidad total para hacer lo que quiera, capaz de hacer cualquier locura que se le ocurra sin mayor repercusión y con la capacidad de sobrevivir a todo tipo de accidentes, tu vida no mola más que un GTA. A no ser que tu novia lea tebeos, juegue a la consola y no le importe que te huelan los pies. Si no perteneces a ese último y selecto grupo. Tu vida, suponemos, es esa sucesión de tiempo gris en la que a veces pasan cosas, algunas malas, otras regulares.
Pero no pasa nada. Rockstar tiene la fórmula para hacerte feliz. La conoces y te gusta. sabes que su mierda es siempre la mejor. Así que por eso tienes GTA V en tus manos. Y ya no te importa que tu vida sea gris, porque GTA V la ha llenado de colorinchis, persecuciones y violencia explícita y gratuita. ¿Todavía tienes dudas? Te damos 5 motivos por los que GTA V mola más que tu vida.

gta_tanks

5 – Los vehículos

Yo no sé cómo será en tu barrio, pero en el mío los chavales se conforman con robar los tapones de las válvulas de los neumáticos o alguna bici si es algún joven opositor a delincuente. En GTA V lo de las bicis es una cuestión personal. Como los calzoncillos: slip o boxer. Pero lo lso coches de gran cilindrada es algo tan natural como el respirar. Sales de un edificio y lo que haces es trincar el primer coche que asome el morro. si es un furgoneta horrible no pasa nada, que ya la cambias en el próximo semáforo. ¿Que se te antoja algún modelo en concreto? Es cuestión de ir paseando hasta que des con él. yo me he quedado prendado del coche del rodaje de cierta película de determinado agente secreto al servicio de su majestad (la de él)…
Ahora que además de coches tenemos motos de agua, y aviones, y helicópteros y tanques, pues ya el desparrame es total. Un tanque con su pegatina de Penélope es bien, así de clarito.

RSG_GTAV_Screenshot_206

4 – El “Lado Salvaje”

Si están en el talego difícilmente estarás pudiendo jugar a GTA V. Y si no estás en el talego es que no estás disfrutando de las bondades que ofrece GTA en la vida real. En su momento se etiquetó a esta franquicia como “el simulador de delincuencia total definitivo”. Y bueno, suena muy mal… Pero sí. No sólo es que los protagonistas del juego sean personajes del mundo del hampa. Es que aunque pases del modo historia (glorioso y maravilloso modo historia) en GTA V puedes hacer dos cosas: o mirar el paisaje, o delinquir.
En la vida hay dos tipos de persona: los que paran en los semáforos en rojo el GTA y el resto del mundo. Seamos sinceros: si lo que quieres es ver puestas de sol bonitas, pues no te metes a jugar al GTA. Te vas a dar un paseo o te juegas el Skyrim. Si estás con el GTA lo que quieres es ir a todo trapo por las calles de la ciudad escuchando a Queen a todo trapo y pasando por encima de la gente como si de un Farruquito virtual se tratara. Y si los programadores te dejan llevar encima más de 5 tipos de armas diferentes es, evidentemente, para que las uses. ¿Qué gracia tiene crear una ciudad virtual casi perfecta si no puedes dedicarte a recorrer sus calles a tiro limpio? Es algo tan bello en su sencillez… ¿Que necesitas pasta para emborracharte o para un lap dance? Pues le metes a la primera prostituta que veas con un bate de baseball en la cabeza y recoges sus ganancias. ¿Que el tipo obeso de la esquina te ha mirado mal (o eso te parece)? Para eso está la dinamita… Dios, digo, Rockstar no hubiera llenado su juego de personajes no jugadores si no quisiera que los mataras.

img0070

3 – Vigorexia

Hay algo que los jugones no nos gusta mucho, y es que se nos estigmatice con que somos una panda de obesos que lo único que hacemos es estar delante de la pantalla comiendo patatas fritas (o ganchitos) y bebiendo carbonatadas. Pero yo soy un tipo gordito, paso de las patatas porque se llena el mando de pringue y las bebidas carbonatadas me producen unas flatulencias horribles. Pero sí que opino que hacer deportes y videojuegos es algo incompatible. La gente que dice que hay tiempo para todo suele ser la misma gente que se aburre en su vida. No hay tiempo para todo: si juegas a GRAV sabes que no te da tiempo a todo. Es imposible hacerlo todo. Verlo todo. Matarlo todo. Así que eso de hacer de porte, además de cansado y fuente segura de dolor, sufrimiento y rozaduras en los muslos, es lo más parecido que hay a una némesis para los videojuegos. si quisiera hacer deporte lo haría con el Wii Sports, o el Kinect… y en el fondo todos sabemos que eso no son videojuegos…
Pero no voy a negar que existe cierto encanto en hacer deporte. al menos dentro de GTA V, porque competir en un triatlón contra una milf obseso compulsiva y medio majara tiene su punto cuando ella te insulta. o al menos, a mí me pasa. Pero correr, saltar y trepar parece más divertido cuando lo haces sentado. y yo no estoy preparado para hacer parapente real y acabar hecho una manchita en el suelo porque me he muerto de un infarto durante el descenso y no he podido abrir el paracaídas en el descenso. Además llevo gafas y se me podrían volar. Así que si voy a dar un salto de esos de los de los videos de Redbull lo quiero hacer desde el edificio más alto de la ciudad, disparando mi ametralladora en la bajada, y a ver si con suerte caigo encima de algún viandante. Gracias GTA V por permitir que me realice como persona. Y como deportista.

grand-theft-auto-v-rocket-launcher

2 – The Sense of Wonder

Seamos serios: si en algo los videojuegos ganas a la vida real es que permiten protagonizar momentos que sería imposible vivir realmente. Es así. O eres un tipo con una vida realmente alucinante, de esos que se van al bosque a dormir al raso embadurnados en grasa de oso, que se empapan una camiseta de su propia orina y luego se la beben, de los que comen bichos de los que viven debajo de los troncos y piedras y que luego tienen un programa de TV en discovery Max. Pero como seguramente no lo serás, si no que eres de ese otro tipo de gente a la que le meten publi del telechino en el buzón, que tiene medio limón seco en la nevera y que sabe que los calcetines hay que echarlos a lavar cuando se te quedan pegados a la planta del pie, pues lo tuyo es vivir de prestado. Así que vives al límite todo lo que te ofrecen los videojuegos. y oye, GTA V ofrece cosas súper chulas. Desde crear el atraco perfecto, a tratar de meter en vuelo una avioneta dentro de la bodega de un gran avión de carga, saltar con una moto de cross sobre un tren, o tratar de cazar al pie grande. Eso no lo hace uno todos los días… Excepto en el GTA.

410519

1 – Soy un dios dorado.

A todo trapo por la carretera. Johnny Cash en la radio a todo volumen. La pocilía tras de tí. 5 estrellitas de búsqueda en la esquina superior de la pantalla. tomas mal, una curva. Te das contra un poste, sales por el palabrisas. Echas a correr, esquivando valas. y de una zarza salta un puma y te ataca. No pasa nada. Te regeneras en el hospital más cercano a cambio de 500$. No pasa nada, eso es calderilla ya que eres un figura jugando a la bolsa. En GTA V lo único que te puede matar es que pases tantas horas colgado del pad que la consola se queme. No hay límite para lo que puedes hacer. No tiene ni por qué haber un límite moral. ¿A qué suena eso?  A ser un dios. Si incluso puedes crear un coche de la nada utilizando trucos. Vale, sí, no puedes levantar un coche, ni vivir eternamente debajo del agua ni entrar en la gran malloría de edificios de la ciudad. Pero en tu vida real tampoco, y en el GTA por lo menos hay una web de citas a ciegas en las que las mujeres son de verdad mujeres y responden a tus mensajes. Así que creo que sales ganando con el cambio. Y es que en la vida real, te despiertas temprano, desayunas un nescafé y te vas al curro (el que lo tenga) en el metro, pasando calor y oliendo a tubería, pensando “a ver cómo se da hoy”. Pero en GTA V enciendes la consola y sólo tienes que pensar “ aver con qué lo peto hoy”. Ya ni siquiera el cielo es el límite, porque estoy seguro de que los has flipado haciendo pasadas rasantes entre los rascacielos de la ciudad con tu avión preferido. Así es la vida en GTA V. Lo que te de la gana.

*Cabezas Cortadas no se hace responsable del mal uso que los lectores puedan hacer de estos consejos y recomienda encarecidamente que el tipo de situaciones aquí planteadas se realicen sólo y exclusivamente dentro del entorno virtual de GTA V. que a nadie se le ocurra hacer estas locuras de verdad, a ver si la vamos a liar parda… Recuerda ciudadano: tu vida no es juego.

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

1 comentario en 5 motivos por los que GTA V puede molar más que tu vida

  1. LO PEOR NO ES ESTAR GORDITO POR LO QUE COMAS O POR NO HACER EJERCICIO.JUGAR AL GTA PUEDE JUGAR QUIEN QUIERA.LO MALO ES NO DEDICAR LO SUFICIENTE A LEER ,PARA ANIQUILAR TANTAS Y TAN GRAVES FALTAS DE ORTOGRAFÍA.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*