7 AGAINST CHAOS. Clásico actual.

En un futuro en el que el ser humano ha colonizado todo el Sistema Solar, serán siete individuos los elegidos para salvar a la humanidad de su obliteración. Y el tiempo no corre a su favor. 

Por Joe Runner.

Los que nacimos en 1990 fuimos, en cierta manera, afortunados. Por un lado, tuvimos la suerte de vivir los coletazos de una década llena de grandes libros, cómics y películas que se convirtieron en clásicos de la ciencia ficción y, por el otro, crecimos en “ese futuro” que se mostraba en esas historias y en las de décadas anteriores. Siendo todavía hijos del siglo XX, pudimos ver la evolución de una tecnología más análoga a otra más digital, pero manteniéndonos siempre en el punto exacto entre los nostálgicos ochenteros y los jóvenes de los 90 con los que es difícil identificarse completamente. Está claro que no es una ciencia exacta. Podría decirse que un par de años arriba o abajo no cambian mucho la ecuación, lo acepto. Pero os hablo desde mi propia experiencia y de la de muchos amigos míos contemporáneos.

7 AGAINST CHAOSVolviendo al tema de la morriña cultivada por nuestros predecesores de decenio, heredamos una cantidad ingente de literatura y cine sci-fi digna de ser recordada por todos (para bien o para mal). El mayor ejemplo lo encuento en los cómics de Jack Kirby que me regaló mi cuñado cuando tenía todavía 8 añitos. Es cierto que han llegado a la actualidad en un estado algo precario, pero hicieron la gran labor de implantar cierto gusto por esas historias clásicas dentro de mí. Esos relatos llenos de misterios insondables, viajes más allá de las estrellas, seres singulares y aventuras inverosímiles que, mezclada con tecnologías que rozaban la magia, conseguían estimular la imaginación del lector.

Rara vez hablo de mi pasado y mucho menos escribo sobre él. Sin embargo, 7 Against Chaos ha logrado revivir aquellos sentimientos de infancia. Nos encontramos en un futuro que dista mucho de ser utópico, en el que la humanidad ha conseguido colonizar cada uno de los planetas que conforman el Sistema Solar y, mediante castas y esclavos, consigue sacar la materia prima necesaria para los acomodados terráqueos. Pero los ordenadores de quinta generación (máquinas inventadas por máquinas, así cinco veces) son capaces de predecir el futuro de manera ambigua, pero dando datos exactos para tomar contramedidas. Estos datos serán siete nombres:

  • Mourna, una mujer de fuerza extraordinaria y pinzas como manos.
  • Hoorn, un ladrón de guante blanco sin rostro.
  • Ayleen, una noble venusiana que pertenece a la orden de los fénix, capaces de controlar el fuego y quemar a otro ser humano con sólo tocarlo.
  • Tantalus, un híbrido entre humano e insecto que pasó toda su vida como gladiador.
  • Urr, un robot que ha desarrollado una moral más allá de las leyes de Asimov.y
  • Kenrus, el mayor genio de la galaxia.
  • Un misterioso hombre encapuchado que se encargará de reunirlos a todos y ejercer de capitán del grupo.

El guión corre a cargo de Harlan Ellison, uno de los escritores más afamados de ciencia ficción del pasado siglo. Después de haberlo descubierto gracias a su cuento No tengo boca y debo gritar, me considero un gran fan de sus historias oscuras y repletas de una realidad llena de marcas humanas crudas y desmesuradas. No es de los guionistas que pierden el tiempo con información banal o rellenan huecos con grandes diálogos, pero sí es cierto que le encanta el estilo narrativo de cómic clásico. Con descripciones detalladas y escuetas en casi todas las viñetas, nos muestra como la Tierra comienza a colapsarse de formas extrañas: combustiones espontáneas, creaciones de montañas más altas que el Everest de puro hielo, transformaciones de personas en serpientes, etc. Lo que realmente me gusta de la novela es su manera de tratar a los personajes y lo que les sucede sin ningún tipo de apego por ellos. Sin pretender ser cruel, logra darle un toque de cruda y fría realidad a los devenires de sus protagonistas, pese a encontrarnos con pura ficción.

7 AGAINST CHAOS

El segundo punto fuerte de la obra es que, además de sonar a un clásico, se ve como tal. El arte de Paul Chadwick me ha gustado toda la vida por su regularidad y su manera de narrar que siempre me ha recordado a Steve Ditko o al mismísimo Kirby. Pese a tener un trazo completamente distinto entre los tres, noto cierta narrativa visual semejante entre ellos, algo que me flipa. Hacía AÑOS que no leía un cómic actual y me hacía viajar así en el tiempo, consiguiendo que disfrutara con la lectura de cada una de sus páginas. Lo más increíble de todo es que, quizá, no sea la mejor obra que vayas a leer en tu vida. Es más, seguramente no esté ni entre las diez mejores. Pero es que da absolutamente igual, no lo necesita. Recuerda a las historias de Tom Scioli en las que su mayor baza sea la nostalgia del lector, más allá de lo que pretenda contar. Saben perfectamente cuál es su función y la cumplen al pie de la letra.

 En resumidas cuentas, nos hallamos frente a una novela gráfica difícil de encontrar en el cómic actual, sobre todo en nuestro país, ya que, para variar, no está publicada en España. Ya sé que es una cerdada eso de que no esté en castellano, pero si el idioma no es para ti una barrera y eres uno de los que echa de menos este tipo de tebeos, creo que no hay nada más que añadir.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Joe Runner 15 Articles
Cuenta la leyenda que un zhéroe entró en una isla llena de cabezas cortadas...

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*