Amor al Celsius 232

El festival de Avilés se consolida como la cita imprescindible para los amantes de la fantasía y la ciencia-ficción.
Por Chema Mansilla

En vacaciones, hay quien es de playa, hay quien es de montaña. Yo soy de Celsius 232. El festival literario que en ésta, su tercera edición, se consolida como el mejor festival de literatura de género fantástico y ciencia-ficción de España. Y seguramente uno de los mejores del mundo.

Celsius 232, este año como en los anteriores, hace gala de tres elementos clave para su éxito: los autores, la gente y el sitio.

Los autores. Evidentemente, el plato fuerte de este tipo de eventos. Poder conocer a tus autores preferidos, escuchar sus charlas y llevarte de vuelta a casa algún que otro libro dedicado. Celsius 232 arrancó fuerte trayendo, nada más y nada menos, a George R. R. Martin en su primera edición. Y no se puede decir que ninguno de los otros invitados sea menos, aunque su nombre sea menos conocido. Joe Abercrombie se ha convertido en un invitado fijo, por ejemplo. Y Abercrombie es ya un nombre básico para entender cómo funciona a día de hoy la literatura fantástica. Genios consagrados de la talla de Christopher Priest también han asistido al Celsius 232 para disfrute de los aficionados. Y en 2014 el cartel de invitados, como si de uno de esos ruidosos y desaforadamente divertidos festivales musicales de verano se tratara, es de esos que sin exagerar puede etiquetarse como “histórico”.

¿Dónde, qué otro festival literario del mundo, puede juntar en una misma mesa a los tres pesos pesados de la literatura fantástica actual? Estamos hablando de tres autores que con los libros que están escribiendo hoy, redefinen las reglas del género y son ya un referente para el futuro. Insisto en que no es una exageración. En una misma charla, hablando sobre escribir y leer, Brandon Sanderson, Patrick Rothfuss y Joe Abercrombie. E insisto porque para mí es un orgullo poder decir “yo estuve allí”: Histórico.

Y una charla como esa es sólo la guinda de un pastel trufado de momentos inolvidables: Patrick Rothfuss suplantando a Joe Abercrombie, Dmitry Glukhovsky convenciendo a todo un auditorio de que lo peor de la crisis todavía está por llegar, o a Tim Powers (¡Tim Powers, queridos lectores!) escenificando los últimos momentos de la vida de Thomas Alva Edison…

Más de 60 (¡sesenta!) autores haciendo las delicias de los aficionados. Y hablando de libros.

La gente.  Los asistentes al Celsius 232 y la gente que organiza el Celsius son el combustible que mantiene en marcha este festival. Los lectores que durante los 4 días de festival no se pierden una charla, forman colas y corrillos y en ningún momento dejan de sonreír y disfrutar de su afición han conseguido que amar este tipo de literatura sea algo más que la simple acción de leer los libros. De alguna manera, con ayuda de la redes sociales y las diferentes actividades, los asistentes del Celsius 232 han logrado fundar una hermandad de lectores de lo fantástico, un núcleo duro de fandom que garantiza a los asistentes dos cosas: que vas a reencontrarte con amigos, y que vas a hacer amigos nuevos.


La organización del Celsius 232 garantiza también dos cosas: que todo va a salir bien (o mejor) y que vas a querer volver el año siguiente (y todos los demás). Todas las actividades del Celsius 232 son públicas y gratuitas, la organización sólo ve recompensado su inmenso trabajo y cariño con las satisfacción del trabajo bien hecho y el feedback positivo de invitados y asistentes (en este sociedad en la que parece que todo el mundo está metido en la pomada y lo único que cuenta es la pasta, ¿quién puede decir algo así sobre nada?). El gran equipo de voluntarios que hacen realidad algo tan fantástico como Celsius 232 son ya una parte integrante de mis “héroes personales”. Además son todos buena gente. Me emociono. Me sale la lagramitia en este momento… Quiero darle las gracias a todos y cada uno de ellos, pero quiero destacar, como cabezas visibles y representantes de todo el equipo, a Jorge Iván Arguiz, Diego García Cruz y Cristina Macías todo su buen trabajo, toda su ilusión y todas las sonrisas que siempre han tenido, conmigo y con todos y cada uno de los asistentes que por el motivo que sea, se les han acercado. Sin entrar en detalles (y quienes conocen el festival pueden hacerse una idea), el trabajo que realizan cada edición es titánico. Y cada vez lo hacen mejor. Gracias.

Y si tenemos a invitados tan especiales, en un festival organizado y visitado por gente tan especial, el sitio donde tiene lugar no puede ser menos especial. En el centro de Avilés, una hermosa ciudad medieval de Asturias, donde todo está a la mano, hace fresco en Julio y se come mejor que en la aldea de Astérix. Todas las charlas, actividades y casetas de librerías en un sólo punto, junto a un centro de cultura con una gran sala de conferencias (y wi-fi gratis) y un parque MARAVILLOSO poblado de peligrosísimas aves acuáticas, todo, en el mismo sitio. No creo que ningún evento de este tipo tenga un entorno mejor. Y, de verdad, se come que no veas.

Sólo en un sitio así, y con este tipo de organización cercano y amigable, y con unos autores tan amables y un público tan majo, uno puede tomarse una cervecita en una terraza con sus autores españoles preferidos, charlar con un escritor del talento de Brandon Sanderson sobre la historia de la Peseta, o saludar a los amigos de Gigamesh o Sportula y comprobar que no sólo editan buenos libros, que son muy buena gente.

¡Pero es que incluso hace buen tiempo para ser Asturias!

 

Soy un enamorado del Celsius. Hay pocas cosas seguras en la vida, pero todos los años, y siempre que la salud lo permita, yo sé que en Nochebuena cenaré con mis padres y que en verano asistiré al Celsius.

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

1 comentario en Amor al Celsius 232

  1. ¡Qué bien transmites tu pasión por el Celius!

    La verdad es que este año lo pasamos de fábula y el plantel de autores invitados ha sido espectacular.

    ¡A ver quién traen el año que viene!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*