El arte como potenciador de la felicidad. Entrevistamos a Robert García, fundador de Dibujos por Sonrisas.

Hoy me voy de excursión. Me he preparado el macuto y he dejado lista la balsa para remar desde la isla hasta Barcelona. En ella llevo papel, bolígrafo, un buen cómic, una petaca con…agua (ehem) y preguntas. Muchas preguntas. Mi destino; la prestigiosa Escuela Joso de cómic e ilustración. Mi anfitrión, Robert García, Director de arte y profesor de creación digital de la escuela desde hace 30 años. Mi objetivo, conocer qué son la Asociación Creativos en Acción y el proyecto Dibujos por Sonrisas, de los cuales Robert es uno de sus fundadores. ¡Vamos allá!

Por Ramonet Daví

Como el tráfico marítimo está fatal y encontrar sitio para aparcar la balsa aun está peor, llego unos minutos tarde. Robert ya me espera con una gran sonrisa en la entrada. Nos saludamos como si nos conociéramos de toda la vida y me hace un breve recorrido por la escuela. Ojiplático y con la boca abierta, como un niño pequeño en un castillo lleno de juguetes, voy observando a izquierda y derecha del largo pasillo por el que avanzamos. Veo aulas decordadas con enormes dibujos de Morris, Kirby, Otomo, Eisner. Veo un montón de jóvenes dibujando. Veo a los que están llamados a ser nuestros futuros talentos del cómic. Veo el sitio donde hubiera soñado aprender, si los dioses no me hubieran privado del don del dibujo (¡malditos!). Robert me despierta de mi sueño comiquero no cumplido y me hace pasar a su despacho, en el que le haré la entrevista.

Sin más demora, me quito la chaqueta, preparo los utensilios y nos sentamos. Click al ‘ON’ de la grabadora de mi teléfono móvil (que poco glamour tiene el periodista de hoy) y empezamos.

Tengo entendido que, como muchas de las grandes ideas, esto empezó entre amigos durante un viaje. Cuéntanos.

Todo empezó en el primero de los viajes que hicimos a uno de los campos de refugiados en Grecia hace ya dos años. Con toda la problemática que surgió, decidí ir de voluntario. Me apunté en una de las ONG’s que trabajan allí y me destinaron a uno de los campos de Tesalónica. Estuve haciendo de todo, desde los almacenes a la comida, tratando con niños o gente mayor. A raíz de ese primer viaje, decidí que quería y que necesitaba seguir colaborando. Por eso, hice un segundo viaje a Serbia. Y allí ya viajé con la intención de aportar algo a través de propuestas artísticas para trabajar más concretamente en lo que se llama la ‘dignificación de las personas’. Y así, de esta forma nació la Asociación Creativos en Acción.

¿A qué te refieres cuando hablas de la dignificación?

Uno de los grandes problemas que hay en estos campos es el mero hecho de no hacer nada. Los refugiados están prácticamente todos los días sin hacer nada, ya sean adultos o niños. Entonces me vi en la necesidad de pensar que podía hacer yo para ofrecerles algo que ocupara sus horas. Y me decanté, como no, por el tema artístico.

¿Qué tareas para la dignificación desempeña Creativos en Acción dentro de los campos de refugiados?

Como te comentaba, dentro de los campos sobretodo son actividades relacionadas con el arte y el dibujo. Montamos talleres, decoramos espacios, etc. Sobretodo son actividades pensadas para niños. Adultos también, pero los pequeños son los que más necesitados están de actividades como las que organizamos allí. Todas ellas permiten que el día a día de esas personas sea más digno. Además nosotros dejamos la impronta de la actividad allí durante el periodo que estamos trabajando y después, los propios responsables de la ONG que están en el campo se encargan de hacerla duradera en el tiempo.

¿Y fuera? ¿Qué hacéis cuando no estáis en los campos?

A la vuelta del último de los viajes nos vimos en la necesidad de seguir haciendo cosas desde Barcelona. Y a través de Creativos en Acción, decidimos montar otro proyecto que, obviamente, su objetivo final fuera ayudar a las personas que viven en los campos. Decidimos crear algo que aunase el arte con la solidaridad y de ahí nació Dibujos por Sonrisas.

Dibujos por Sonrisas, podríamos decir pues, que es la forma de colaborar con las ONG’s que trabajan en los campos desde Barcelona, pero ¿Cuál es su funcionamiento?

Creamos una plataforma en forma de página web en la que diferentes artistas reconocidos en el mundo del diseño gráfico, la ilustración y el cómic ceden algunas de sus obras para que los usuarios puedan donar la cantidad de dinero que crean conveniente y descargarse en formato digital las obras que más les gusten. Además tienen la posibilidad de personalizarse esas obras en formato camiseta o un cuadro, si lo prefieren. Respetando siempre los derechos de autor, por supuesto y nunca con el objetivo de sacar un beneficio económico propio de esa obra que han descargado.

¿Como valorarías a nivel de los artistas que han colaborado, este primer año de andadura?

Nunca en la vida hubiéramos podido imaginar la respuesta tan grande que hemos tenido. A nivel de los artistas que colaboran con nosotros en la web, ha crecido exponencialmente de forma brutal. Lo que empezó con los artistas colegas más allegados de la escuela Joso que aportaron sus obras, ahora ya son más de 500 artistas que han querido colaborar. Artistas de la talla de Mariscal, Gallardo…sería tan larga la lista de enormes talentos que no podría nombrarla entera. No hay ningún artista al que hayamos propuesto participar que nos haya dado un no por respuesta. En ese aspecto, como ves, la respuesta ha sido buenísima.

¿Y de los usuarios que han hecho donaciones?

En lo que se refiere a la respuesta de los usuarios de la web, obviamente, al ser un proyecto que empezó en su inicio de forma muy pequeña necesitamos al principio nutrirnos del boca-oreja, de las redes y también de los medios que nos dieron difusión del proyecto. Poco a poco se ha ido conociendo y las aportaciones han ido en augmento hasta que ha llegado el colofón final en el pasado Saló del Cómic de Barcelona.

Por lo que tengo entendido, se celebró una subasta pública con obras de dibujadas insitu en el propio evento. ¿Como surgió la idea?

Esto fue brutal. Ficomic, que es la organizadora del propio Saló, conoció nuestro proyecto a través del Salón del Cómic de Zaragoza. Estos nos invitaron a que hiciéramos una pequeña exposición y una charla. Toni Giralt, que es el comisario de todas las exposiciones del Saló de Barcelona, vio la iniciativa y se puso en contacto para ver si podíamos montar algo. Fuimos moldeando la idea y decidimos crear algo relacionado con algo que antiguamente se había hecho en el Saló, que era el ‘cómic en vivo’. Y de allí nació la subasta. Invitamos a autores colaboradores en la web que iban a visitar el Saló, a que se pasasen por el stand y dibujaran algo, que posteriormente sería subastado allí mismo.

Artistas dibujando durante el Saló

¿Tuvo buena acogida entre los autores y los asistentes?

La respuesta fue excepcional. El primer día fue antológico, porque claro, ver dibujar en el mismo momento a Joso, Mariscal, Gallardo, Javi Royo, Sandra Uve, Sagar…una momento inexplicable. Esto ya fue la mecha que lo prendió todo y cada autor que se acercaba quería dibujar algo. Al final esos cuadros, que fueron 70 en total, estuvieron expuestos el jueves y el viernes. El sábado y domingo se realizó la subasta, moderada por Loulogio, que fue un reclamo muy bueno, y se vendieron casi todas las obras.

¿Crees que este evento es exportable a otros festivales y/o eventos? 

Esto, lo que nos ha hecho es abrir los ojos de lo que podemos llegar a hacer. Siempre habíamos pensado en hacer alguna

Obra de Miguel Bustos donada para el proyecto

exposición, pero estábamos muy centrados en el propio proyecto de la web. En Zaragoza ya vimos la reacción y lo del Saló nos ha dado pié a ir pensando nuevas cosas. Por ejemplo, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona ya se han puesto en contacto con nosotros y estamos preparando algo para junio. Concretamente será un acto en el propio Ayuntamiento. A raíz del acto institucional del 20 de junio, que es el ‘Día mundial de las personas refugiadas’, estaremos haciendo sketches en directo y en paralelo, en la Plaza Reial, haremos una performance para hacer un cómic en vivo con 9 autores que van a dibujar en directo.

Hablando de visibilidad y nuevos eventos, ¿tenéis planes de futuro para la Asociación?

Totalmente. A parte de esto que te he comentado, estamos trabajando con el departamento de ‘Barcelona Ciutat Refugi’, que depende del Ayuntamiento de Barcelona, y hemos hecho un plan para el año que viene para seguir trabajando en este tipo de eventos. Ellos ven que a través del arte y de propuestas artísticas en la ciudad, pueden dar notoriedad a un tema que ahora mismo está fuera de las noticias. Se habla de forma muy puntual y no podemos olvidarnos del tema. Estamos tratando un problema real y es muy importante que no nos olvidemos de ello. A los campos sigue llegando gente cada día y siguen necesitando cubrir sus necesidades básicas y también dignificar con actividades su tiempo. Además, el ser refugiado no es solo una problemática derivada del conflicto armado, sino que hay miles de personas que tienen que huir de sus países a causa de sus creencias religiosas o su orientación sexual. Un problema global que intentamos combatir con el arte. Vestir el problema a través de ilustraciones y divulgar la problemática para que nadie se olvide. Ese ha sido siempre nuestro leitmotiv. Dignificar a las personas a través del arte.

Obra de Daniel Paez donada para el proyecto

Ya vamos terminando, pero antes, dime un artista cuyo trabajo te haga sonreír.

Si tuviera que escoger un artista que me ha marcado y que su obra siempre me inspira, ese es Javier Mariscal. Tuve la oportunidad de trabajar con él en mis inicios en el mundo del diseño, concretamente con el personaje de Cobi y siempre ha sido uno de mis referentes más grandes. No solo lo que hace a nivel artístico, sino también como persona.

Recomiéndanos un cómic que te haya impactado últimamente.

Pues volviendo al tema, hace dos días he leído ‘Un regalo para Kushbu. Historias que cruzan fronteras’ editado por Astiberri. En él, colaboran artistas como Sagar, Cristina Bueno, Gallardo, Sonia Pulido, etc. A parte de que está hecha por autores excepcionales, es una obra que habla sobre la problemática de las personas refugiadas, bajo el prisma de lo que comentábamos. No solo habla de las personas que han venido de Síria, sino que habla del tema de forma global. De la Índia, de Pakistan, Oriente..una problemática más amplia. Tiene un guión excepcional a través de historias cortas y la edición es magnífica. Una gran obra que además trata de un tema solidario.

Por último, ¿crees que el arte es un potenciador de la felicidad?

Por supuesto. Por ejemplo, en una de las actividades que hicimos en el segundo viaje, me acompañó un ex – alumno que se dedicó a hacer retratos a la gente del campo. Retrató a todos. Si supieras la felicidad de la gente que recibió el dibujo, no se puede explicar en palabras. Estuvo noche y día, desde que se levantaba hasta que se acostaba dibujando a todos los que le pedían un retrato. En ese momento es cuando realmente vimos que podíamos hacer cosas muy buenas para toda esa gente. El arte es una de las mayores fuentes en lo que a felicidad de las personas se refiere. El arte como terapia.

 

Con la piel de gallina, le digo adiós a Robert. Click al STOP y me despido de el con un fuerte abrazo y un gran agradecimiento por la oportunidad que me ha dado de poder conocer de primera mano esas tareas que nos ha contado.

Me voy con el convencimiento de que el arte, la ilustración y el cómic son motores sociales que ayudan a las personas a ser más felices y a divulgar problemáticas como la vida de los refugiados en los campos. Me voy con el convencimiento de que quiero aportar mi granito de arena al proyecto pues, como amante del arte y del cómic, no se me ocurre mejor forma de contribuir a la felicidad de esos pequeños que van a poder disfrutar del placer de aprender a dar vida a personajes a través del lápiz y el papel. Personajes que ojalá les hagan más llevadera esa estancia en los campos. Superhéroes que lejos de llevar capa, se enfundan el traje de la esperanza y vuelan hacia donde sea para llevar el mensaje de Creativos en Acción.

El aere es solidarida. La solidaridad es sonrisa. La sonrisa es vida.

Y tu, ¿les ayudas?

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

2 comentarios en El arte como potenciador de la felicidad. Entrevistamos a Robert García, fundador de Dibujos por Sonrisas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.