Atlanta. FX y Donald Glover parecen haberse sacado de la manga la serie del año

Atlanta serie televisión donald glover FX cartel

Atlanta no es ninguna serie convencional. Atlanta es la serie. Lo tiene todo. ¿Será la serie del año (con permiso de Westworld)?

Por Javi Jiménez.

Nunca he estado en Estados Unidos y la imagen que tengo de la comunidad afroamericana es la ofrecida en series, películas y noticiarios (otro producto de ficción más). En un país controlado por WASP (hombres blancos anglosajones protestantes) hasta en las instituciones artísticas, la representación que tenemos de esta comunidad  está demasiado asociada a los clichés: rap, acentos graciosos, baloncesto y hierba.

La realidad es mucho más compleja que todo eso. La realidad de las personas corrientes es completamente distinta. A los problemas habituales como pagar el alquiler y mantener a la familia alimentada se juntan otros específicos. En un país donde la pobreza entre la gente de color es una norma (están entre el 20 y el 30%, más del doble que los ciudadanos blancos), las bandas y la delincuencia han encontrado suelo fértil. Si a ello le añadimos el racismo de la gente en el poder desde policías al mismo presidente, podemos concluir que no es fácil ser un negro en USA.

Earn (Donald Glover) esta en esa situación. Algo ocurrió en Princeton y tuvo que abandonar la universidad. Ahora vive con Vanessa (Zazie Beetz), con la cual tiene una hija pero no son pareja. Ella incluso le cobra el alquiler. Sus padres tampoco le dejan pasar por casa. Parece que Earn ya se la ha jugado a sus seres queridos las suficientes veces como para darle por perdido. Técnicamente está en la calle. Pero no preocuparse, Earn tiene un plan, su primo Paper Boi (Brian Tyree Henry) está a punto de reventarlo como estrella del rap y él será su mánager. Cuando Paper Boi se vea involucrado en un tiroteo, Earn sabrá que el camino, como siempre, no va a ser nada fácil.

En diez capítulos de veinte minutos para FX la primera temporada de Atlanta lo tiene todo. Es una serie costumbrista, en la que vemos como cada uno de los personajes se esfuerza por salir adelante o simplemente escapar. Cada uno a su modo, enfrentándose a una vida que no es nada sencilla para ellos. Para el barrio solo hay trabajos de mierda, días fumando porros y trapicheando con lo que se tiene. En cuánto te descuidas te ponen de patitas en la calle o en un acaloramiento alguien saca una pistola y te caen un par de balazos sin comerlo ni beberlo. A veces lo único que te queda es expresarte y la música es la única salida, pero ¿hay sitio para un rapero gansta más?

La vida en el barrio a veces tiene un sentido del humor oscuro. Tanta realidad condensada crea un espacio donde la irrealidad es igual de probable. La serie lo refleja con situaciones completamente absurdas e hilarantes, a veces solo como telón de fondo del drama cotidiano, pero siempre presente. No se equivoque nadie, esta serie no es un dramón aunque sí sea dramática. De hecho siempre es más positiva de lo que podríamos pensar, dadas las circunstancias y al terminar deja auténtico buen sabor de boca.

Atlanta tv series donald glover Earn gif

La culpa de que tras cada capítulo acabemos salivando,  la tienen los personajes. En poco metraje vemos la personalidad de cada uno de ellos, como gente normal son gente compleja que se enfrenta a situaciones complicadas con la intención de sobrevivir. Tienen tiempo para reír, para llorar, para enfadarse, para salir de fiesta, para la bajona y para los buenos días. Desde el primer momento cada uno de los personajes se ha ganado su lugar, han abandonado la imaginación para ser reales, tridimensionales.

En ocasiones el humor toma completamente las riendas de la serie (como en BAN, el séptimo episodio o cuando aparece Justin Bieber) y podemos ver lo inteligentes que son los guiones y todo sin dejar de reírnos a carcajada limpia. En otras ocasiones es la dura realidad la que manda pero la alternancia entre ellas es pacífica y está garantizada, creando un equilibrio casi zen.atlanta ban serie donald glover fx paper boi

La palabra que mejor define a esta serie es inteligente. Inteligente en el humor, inteligente en la representación de la gente que aparece, que aunque a primera vista puedan parecer clichés, cuando los conoces te das cuenta de que no lo son en absoluto; e inteligente en la ejecución.

Más de uno con esta duración acabará devorando la temporada de una sentada. Le pido que no lo haga, porque falta demasiado para una nueva. Atlanta se debe degustar, ver y revisionar. Siempre en raciones pequeñas, como en un restaurante de diseño. Es una serie improbable, que solo surge cuando los creadores se guían únicamente por sus pretensiones.

No sé si os habré conseguido convencer, si no lo he hecho es porque no soy suficientemente hábil con las palabras, no es culpa de la serie. Atlanta lo tiene todo para que se convierta en una de tus series favoritas, solo tienes que darle una oportunidad.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 193 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. ¿MOLA O NO MOLA? Vol. XXXVIII - La Isla de las Cabezas Cortadas
  2. Las series tienen un hogar, se llama FX. - La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*