Batman Arkham Knight: Soy Batman

Más grande, más duro, más oscuro. No, no es Idris Elba, es Batman.
Por Chema Mansilla

¿Qué esperanza puede haber en un juego que repite, protagonista, escenario y mecánica en el mercado actual? Muy poca. A no ser que seas Batman. Por que ya lo decía Paulo Coelho (o no), “si puedes ser algo, sé Batman que es más mejor”.

Batman mola. Eso es así, innegable como la fuerza de la gravedad. Indiscutible como que la programación de Telecinco es pura diarrea. Tácito como la resaca tras las fiestas patronales de tu pueblo. Pero regresar a Gotham por tercera vez para pasar una noche corriendo por los tejados, de aquí para allá, realizando misiones secundarias y rompiéndote el coco para resolver los puzzles de Enigma da un poco de pereza. Pereza a escala Assassin’s Creed, donde el “deja vú” ya eclipsa totalmente cualquier tipo de emoción que pueda producir el juego. Y es que el “más de lo mismo” que puede generar este título de primeras es incuestionable, seamos sinceros. Y creo que en Rocksteady, los desarrolladores del juego, han sido conscientes de ello. Por eso tras meter el juego (y tras 20 minutos de instalación) no se andan con tonterías  y te colocan la capa y la capucha para que empieces a jugar desde el primer instante. Sin vaselinas. Porque si ya has jugado a los otros juegos, sabes de qué va el rollo y la memoria muscular comenzará a funcionar enseguida. Si es tu primer Batman, pues se aprende a hacer justicia sobre la marcha.

Nada nuevo bajo la luna de Gotham… Pero… ¡Esperad!, ¿qué es ese rugido?…

El rugido es el Batmovil, seguido con el aplauso, la ovación y el estruendo de los calzoncillos rasgados de emoción por los fans. Un añadido de la Mitología Batman demandado por los fans y que ahora aparece como elemento jugable en Batman Arkham Knight. Pero más allá de la golosina que supone, creo que el Batmovil es tan sólo un ejemplo del buen trabajo que se ha hecho para mejorar un juego, que ya de por sí era estupendo, sin traicionar el espíritu de la saga. Desgraciadamente muchas de estas mejoras quedarán a la sombra del Batmovil, y sólo serán evidentes a para aquellos que se adentren en el juego. Pero dado que el añadido motorizado es lo que salta a primera vista, yo simplemente diré que sí, que es una novedad estupenda y que me encanta, pero me parece mucho más interesante esa serie de mejoras en la jugabilidad que pueden pasar desapercibidas de primeras.

Lo primero es una impresionante mejora técnica. Que sí, que es de noche y llueve; y que sí, que los usuarios de PC pueden sentirse traicionados. Pero hay una serie de detalles técnicos muy chulos. ¿Has visto lo grande que es el mapa? A lo largo, ancho y alto, Gotham es gloriosamente enorme. Pues puedes moverte de un estreno a otro sin una sola pantalla de carga. Hombre, sí, las calles estás muy despobladas, no es un GTA. Aquí y allí algún grupo de pandilleros o algún dron de combate, pero los modelos están realmente detallados y en esta ocasión hay bastante variedad entre los malosos. Y eso que no dejan de ser carne de cañón, porque Batman es una máquina de matar. Lo realmente interesante es la faceta detectivesca del protagonista enmascarado en la que tanto y tan bien se ha profundizado en este juego. Yo soy un gran fan de Batman, y creo que era un aspecto del personaje que siempre podía explotarse más, y en esta ocasión hay muchas oportunidades de poner a prueba nuestras capacidades forenses y de rastreo. De la mano de esto también se han potenciado el componente estratégico de la infiltración. Sí, antes había infiltración, pero si entrabas a saco en una sala llena de delincuentes terminabas antes a base de nudillos. Ahora eso resulta algo más difícil, invitando al jugador a un acercamiento más silencioso para evitar terminar acribillado en el suelo. Y para que no siempre sea lo mismo tenemos un montón de juguetes nuevos realmente chulos. Pero que muy chulos. Que no todo va a ser el Batmóvil, hombre…

La trama principal te llevará de aquí para allá y te ofrecerá todo tipo de retos, pero las misiones secundarias te permitirán explorar a fondo cada tipo de habilidad, desde los niveles de conducción, a las peleas o a la búsqueda de pistas por la ciudad, exploración de cadáveres incluída. Con estas misiones secundarias además ganarás puntos de experiencia que te permitirán mejorar tu equipamiento y tus capacidades de lucha. Y es algo que te va a hacer falta.

En resumen, lo que ya estaba funciona mejor, y lo que se ha añadido funciona perfectamente. Ahora ya no hay ningún detalle que te impida, con el pad en la mano, exclamar con voz cavernosa eso de “soy Batman”. De propina, está el celofán oscuro y brillante en el que se envuelve el juego. Y es que la trama y la localización del juego dentro de la mitología de Batman es pura pornografía para los fans del personaje. el juego está plagado de referencias y de guiños, tanto a los anteriores juegos de la franquicias como a las películas, series de animación y los cómics (ese gran homenaje a “La Broma Asesina”…). Y además añade momentos que serán inolvidables, como cierta cancioncilla pegadiza o algún que otro varapalo a la cordura del protagonista.

Con todo esto Batman Arkham Knight no sólo se convierte en el mejor juego de la saga (y del personaje), también es un firme candidato a ser mejor juego del año, y está siendo un año bastante bueno.

P.D: ¿Os he dicho ya que el Batmóvil es lo mejor que me ha pasado en lo que va de verano y me encanta derrapar por las calles de Gotham y disparar mi enorme cañonaco BUM BUM BUM mientras se destrozan las paredes de todos los edificios a mi alrededor y me llueven misiles enemigos desde los cuatro costados? Pues eso.

 Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*