Batman: Black and White vol 4. ¡Vuelve la gloria del B&N!

No, no es aquel recopilatorio que veíamos anunciar anualmente en televisión con todo tipo de temones. Es una serie limitada de Batman bastante especial.

Por Javier Jiménez

A un tipo llamado Mark Chiarello al poco tiempo de estar en DC, se le ocurrió una descabellada idea: coger a uno de los personajes más famosos de la editorial y realizar una antología de relatos cortos, basándose en los cómics de Creepy e Eery que él leía de niño. Para ello eligió el formato del glorioso blanco y negro, donde se puede disfrutar de toda el esplendor del lápiz del artista. Escribió una lista de nombres que abarcaba lo mejorcito de la industria y otros fuera de ella para que participaran. Sus superiores creían que sería un fracaso absoluto, pero aún así en junio de 1996 apareció el número uno de Batman: Black and White. Y para sorpresa de todos fue un éxito, tanto en crítica como en ventas. Y no es para menos, autores como Neil Gaiman, Archie Goodwin, Moebius o Katsuhiro Otomo eran un aval. Le siguieron tres recopilatorios más, el último de ellos en 2004. Diez años después tenemos en nuestras manos gracias a ECC Ediciones el cuarto.

batman_BW_vol4-DC-comics-reseña-cabezas-cortadas-opinion-web-friki

Batman es un personaje con un transfondo riquísimo, 75 años de historias en los que se ha contado de todo y de todas las maneras posibles sobre el Caballero Oscuro. Este tipo de historias cortas pueden aprovecharse de la riqueza del personaje sin estar limitadas a la continuidad, a la razón o a ningún editor, lo que significa total libertad creativa. Si quieres convertir a Batman en zombie lo haces, si quieres que luche contra la descomposición semiótica del sustrato lingüístico y cultural, que carajo, lo haces también.

Las historias van desde relatos grandilocuentes a pequeñas y anecdóticas historias: ese villano de Batman que normalmente es un criminal sin nombre y apellidos, aquel lío amoroso o ese personaje secundario que rara vez gana protagonismo. En unas pocas páginas, puede pasar todo. Y si al timón tenemos a gente tan válida como Neal Adams, Marv Wolfman, Jeff Lemire, Michael Allred, Keith Giffen o Rafael Albuquerque, tanto que mejor.

Un apartado donde esta antología se diferencia de todo lo que podéis encontrar en vuestra librería,  es en el gráfico. Se nota que los autores han tenido tiempo de preparar sus historias, de hacerlas como ellos querían. En este tomo tenemos un gran espectro de estilos artísticos, con artistas muy dispares, algunos veteranos del mundo de cómic como Neal Adams o Michael Allred, y otros que se acercan el medio más de vez en cuando. Arte experimental, barroco, efectista, diferentes modelos de narrativa y estilos más clásicos, de todo se puede encontrar en este cómic. Y sobre todo, el blanco y negro, esta combinación da un toque especial a las aventuras del Caballero Oscuro, casi jugando a la metáfora de ese espectro grisáceo por donde se mueve el personaje. Desde luego un cómic muy a tener en cuenta si eres artista y requieres de inspiración.

Batman Black and white es una lectura vigorizante en el mundo en el que las sagas van por tomos y los grandes arcos argumentales son la constante, fresco,  y una lectura muy divertida que gustará tanto a fans como a aquel que conozca por encima al personaje. Todo en una edición de lujo que da gusto mirarla y tocarla. Más de una relectura se va a llevar por mi parte.

Sigue a Javi Jiménez en Twitter en: @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 183 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*