Battle Pope: Las herejías tremendamente divertidas de Robert Kirkman

Cuando el infierno se desata sobre la tierra, quién mejor que el Papa para repartir leña. Y si le hace compañía el mismísimo hijo de Dios, la raza humana no debería correr peligro… Eso es porque no habéis conocido a este Papa.
Por Javi Jiménez

battle pope

Si no habéis estado debajo de una piedra últimamente seguro que conoceréis al señor Robert Kirkman el guionista de clásicos contemporáneos del cómic como Invencible y Los Muertos Vivientes,  que muy lejos de encontrarse en la privilegiada situación que en este momento se encuentra, publicó su primer cómic junto a  Tony Moore a los lápices en un sello propio. Dicho cómic se tituló Battle Pope, y es él que ahora Aleta Ediciones está trayendo a nuestro país.

Su propuesta: una simpática sit-com  protagonizada por Jesucristo y el Papa. Y como no podría ser de otra manera, se hizo en un tono deliciosamente herético todo. En esta historia,  el Papa es un personaje totalmente  alejado de su inspiración del mundo real,  nada de cuidar de la fe cristiana y mucho de buscar bellas mujeres, maldecir como un camionero y ser borde, vago y maleducado… pero en el fondo un buen tío, al que le gusta una cerveza bien fría y ver la tele en gayumbos. Por otra parte, Jesús es todo lo opuesto al Papa,  un tío de aires hippies, bonachón y una actitud algo porreta que no sabe muy bien que está haciendo por la Tierra  ¿ A que hacen buena pareja?

Todo serían risas si esta convivencia no fuera fruto de una gran tragedia, el propio Infierno se ha desencadenado en la tierra de los hombres y  Dios elige al Papa como protector de la humanidad, encargado de hacer que esos terribles demonios se porten bien con el resto de la creación y para ello le dota de increíbles poderes y manda a su hijo a echarle un cable (o más bien,  para librarse de él una buena temporada).

De esta manera podremos disfrutar de una serie al estilo cartoon dotada por los lápices de Tony Moore, que le va como anillo al dedo a la serie, de un humor de sit-com americana muy característico, un poco vulgar en esencia , pero qué carajo, muy bien llevado y contado con gracia. Kirkman llega al borde que separa lo soez de lo lo correcto y la verdad es que se maneja muy bien. El ritmo del cómic es trepidante y ágil, alternando humor y acción dejando muy buen sabor de boca y algunas carcajadas en el transcurso de su lectura.

Battle Pope es todo un ejemplo de como hacer las cosas sencillas bien, sin necesitar de planteamientos sesudos o llegar a grandes niveles de complicación. La brevedad de la colección (solamente 14 números USA) que serán editados en 3 tomos ,previsiblemente por Aleta(que tiene ya en el mercado los dos primeros), hace que esta irreverente y gamberra serie sea un valor a tomar muy en cuenta. El buen rato está garantizado.

Sigue a Javi Jiménez en Twitter en @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 183 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*