BLACK BULLET: Desesperen, amigos, el día de la extinción está cerca.

Esta es la historia de una novela ligera, que se adaptó al manga, que se adaptó al anime y que no paró de cosechar éxitos en cada una de sus versiones.

Por Teresa Domingo.

black-bullet portada
Black Bullet es una novela ligera, escrita por Shiden Kanzaki, e ilustrada por Saki Ukai, que se lleva publicando desde 2011 y consta de 7 tomos por el momento. En 2013 comenzó su versión manga, que ya va por el tercer tomo y desde el 8 de Abril disponemos de la versión anime, de la mano de la productora Kinema Citrus y que se emite cada martes, sin previsión alguna de los episodios que abarcará.

En el año 2021 la humanidad se ve devastada y casi eliminada por el Gastrea, un parásito extraterrestre que hace adoptar a sus huéspedes fomas insectoides de tamaño descomunal.

El protagonista es Rentaro Satomi, estudiante de secundaria y uno de los pocos supervivientes que, diez años después del Apocalipsis, se han visto obligados a exiliarse y hacinarse en el Área de Tokio. Tokio es ahora una ciudad rodeada de monolitos de Varanio, el único elemento que mantiene a raya a los gastrea.

Rentaro es Agente de Seguridad Civil de la agencia Tendo, una organización especializada en la lucha contra los Gastrea, presidida por Kisara Tendo. Como ellos, otras Agencias de Seguridad Civil velan por la seguridad de la raza humana, evitando que los Gastrea infecten, a través de los fluidos corporales a los humanos, y los conviertan, en segundos, en uno de ellos. Todos los equipos de las Agencias de Seguridad se componen por dos personas: una iniciadora, capaz de luchar cuerpo a cuerpo con un Gastrea, y un promotor, que da cobijo a la iniciadora y va armado con un arsenal de pistolas de Balas Negras. Estas balas están hechas de varanio, claro, porque las normales solo los cabrean más, si cabe, a los bichos.

Las iniciadoras, la parte importante de la historia, son el resultado de que un gastrea infecte a una mujer embarazada. Se las conoce comúnmente como “las niñas malditas”: una nueva especie de encantadoras y peligrosas niñitas de ojos rojos, que poseen en sus cuerpos un inhibidor del parásito gastrea para mutar, pero que mantiene sus habilidades físicas y regenerativas.

La iniciadora de Rentaro Satomi es Enju Aihara, una iniciadora “modelo conejo” (del mismo modo que los Gastrea mutan y desarrollan las habilidades de los insectos, las iniciadoras lo hacen con todo tipo de animales). Su especialidad es patear y su debilidad que está enamorada de Rentaro. Debido a esta condición semi-extraterrestre las niñas malditas son repudiadas por el resto de la rencorosa sociedad, al más puro estilo “soy Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir”. Qué ciegos siempre los humanos, anteponiendo su orgullo a admitir que la única esperanza que les queda son ellas.

masscaraAdemás de sus armas, Rentaro domina la técnica de lucha de Zen Oculto y junto a Enju tendrá que luchar contra los invasores y un extraño personaje con poderes misteriosos y fines malignos, Kagetane Hiruko, aparente promotor de su propia hija, Kohina Hiruko, que oculta su rostro (y mucho más) tras “la máscara de la locura”.

Un anime que arranca directamente con escenas de acción sin esperar apenas a presentarte a nadie, lo suficiente para dejarte pegado a la pantalla porque lo que te espera a partir de ahora son luchas a muerte de la pareja protagonista contra bichos gigantes. Muerte y destrucción. Y olé.

Black Bullet reúne varias premisas que, a mi parecer, contienen la clave de su éxito: El contexto apocalíptico, que siempre mola, y más si es luchando contra monstruos gigantes. El pasado turbio de los personajes que nos provoca curiosidad y queramos saber cómo y por qué están ahí. Unas escenas de acción dinámicas, con movimiento por todo el plano y sin pecar de la sobrecarga de efectos de otros animes seinen. La presentación de la trama de forma rápida y fluida, ideal para captar nuestra atención, y que no hace más que alabar las dotes narrativas del autor. Total, una historia con un trasfondo duro, tremendista y oscuro, pero que se hace muy digerible gracias al contrapunto humorístico que aportan las relaciones entre los protagonistas, sus reacciones y expresiones dependiendo de la situación.

No soy la única que opina que esta serie tiene mucho que ofrecer y que posiblemente estemos ante el anime revelación de los estrenos de primavera. Así que, evidentemente, os recomiendo su visionado y su correspondiente disfrute.

 

Sigue a Teresa Domingo en Twitter: @Tuiteresita

Acerca de Teresa Domingo 144 Articles
Si es creepy, es para mí.

2 comentarios en BLACK BULLET: Desesperen, amigos, el día de la extinción está cerca.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*