BOKU DAKE GA INAI MACHI: Desaparecido

Ya os hemos recomendado el anime de terror (Ajin) y el de acción-comedia (Musaigen no Phantom World) que no os podéis perder esta Temporada. Es el turno del suspense.

Por Teresa Domingo.

 

A mi lista de animes de Invierno llegó bajo la recomendación “si te moló Death Note, pues del mismo director, Erased (Boku Dake ga Inai Machi) se llama, tienes que verlo”… He estado tan obligadamente desconectada en el arranque de esta temporada de anime invernal que al principio no me di cuenta. Al igual que pasa con el cine, el espectador medio cree que el director de la película es el autor, dueño y señor de la historia. Poco les importa el guionista o el autor de la obra original, ya sea novela o cómic. Pero sólo hacen falta dos minutos de visionado para percatarse de que la versión anime que nos ocupa es la de Desaparecido, el manga que está publicando Norma Editorial desde Octubre del año pasado, que sigue en activo y cuyo último tomo recopilatorio está previsto para el 4 de marzo (ya, como quien dice) en Japón. El mangaka responsable de tan estupenda historia es Kei Sanbe, y la materia prima que nos brinda estuvo nominada en 2012, fecha de su aparición, a los premios Osamu Tezuka y Manga Taisho.

Una vez hechas las debidas y merecidas presentaciones, ahora sí cabe mencionar al ávido director que se ha embarcado en la adaptación de este gran seinen de ciencia ficción. No es ni más ni menos que Tomohiko Itou, quien además de Death Note también es director, que no autor, de Art Sword Online.

Siendo sinceros, esta historia se parece a Death Note lo que un huevo a una castaña. No esperéis shinigamis que comen manzanas ni cuadernos asesinos. Aquí el toque sobrenatural lo pone Satoru Fujinuma, un mangaka fracasado de 29 años que ha acabado como repartidor de pizzas. Y no me refiero a que sea sobrenatural que sobreviva con ese sueldo, que también, sino que Satoru sufre un fenómeno que él mismo ha denominado como La Resucitación. Cuando alguna desgracia va a ocurrir a su alrededor Satoru vuelve 5 min atrás para cambiar algún detalle y evitar esa desgracia. Si no ve el detalle que tiene que cambiar a la primera vuelve a regresar, hasta que lo descubre, pero un giro inesperado en el que se ve involucrada su madre hace que vuelva 18 años atrás, al colegio, a descubrir algo relacionado con el asesinato de Kayo Hinazuki y con la injusta atribución de estos crímenes a su amigo universitario Yuuki. Algo que cambie en el pasado para evitar que le ocurra eso a su madre en el futuro.

Una vez allí, su cuerpo de once años encierra la experiencia y la sabiduría que le ha dado tiempo a recopilar a su mente de veintinueve. Reflexiones que  vienen narradas en primera persona por el Satoru del presente y vividas, otra vez, por su yo del pasado. Lo que le da la oportunidad no sólo de cambiar los hechos importantes por los que ha experimentado tamaña Resucitación, sino los detalles que irán haciendo de este thriller espacio-temporal, de secuestradores y asesinos en serie, una pequeña exposición existencialista. ¿Volverías a perder en una carrera patinando si llevases 18 años de entrenamiento de ventaja? ¿Te volverías a reír de un compañero sabiendo que le pegan en casa? ¿Protestarías de la misma forma por la comida “asquerosa” que te pone tu madre cada día en el plato al llegar de currar?

Me encantaría contaros más, pero si no sabéis nada de la trama es mejor que lo vayáis descubriendo poco a poco, que para ello se crean las atmósferas, las elipsis narrativas y los juegos de despiste, suspense y tensión de este tipo de historias, y yo no soy nadie para romperlos.

Satoru, y tu cara mientras vas descubriendo cosas.

Sí os puedo comentar que los personajes están muy bien definidos y construidos, con un fondo que no se llega a ver, pues, como siempre, se dejan mucha información que sí aparece en el manga, pero sí que se intuye y cada uno arrasa a su manera. Así que si queréis saber más sobre la relación entre personajes y el porqué de algunos comportamientos ya sabéis a dónde tenéis que acudir. De este modo, el personaje que parece más frágil resulta el más carismático, y viceversa. Sí que es cierto que el diseño de los dibujos, que corre a cargo de A1 Studios, tiene un trazo más suave y amable que en el original, pero nos debemos a la animación, así que tampoco le pondremos pegas a esto. Licencias del formato.

Un thriller psicológico, qué coño, EL thriller psicológico animado de la temporada, que empieza como un “bueno no está mal” a un “pero ¿por qué cortáis el capítulo justo aquí, con lo que mola?”. Una muy buena historia de suspense con un guión que bien hubiera querido firmar el mismísimo Alfred Hitchcock, de esos que te van atrapando con cada pista, haciendo crecer constantemente las ganas de saber quién es el asesino (y no hay mayordomos, así que ya tenemos una parte del sector servicios descartada), propiciando mil y una conjeturas según vamos obteniendo información. Y además jugando con los saltos en el tiempo y el concepto del efecto mariposa. ¿No os parece maravilloso?

Por si alguien no tuviera bastante con el manga y el anime, que no se preocupe, a finales de Marzo se estrena la película de acción real. La productividad japonesa no tiene fin. Y nosotros que nos alegramos.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Teresa Domingo 159 Articles

Si es creepy, es para mí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*