Cambio de tercio: las nuevas consolas y las actuales consolas

¿Está la presente generación de consolas obsoleta? ¿Es imprescindible el inminente salto generacional?, ¿Es necesario?
Por Chema Mansilla

El día 20 Sony hizo el primer movimiento público hacia el cambio de generación de consolas. Con un evento que creó gran expectación Sony iba a dar a conocer lo que era ya un secreto a voces: su nueva videoconsola. Ya te contamos AQUÍ qué nos pareció el evento, y lo resumiré diciendo que se esperaba más de Sony. Para empezar, porque organizó todo aquello para presentar una consola que no mostró. Y anunció unos juegos de los que poco o nada nos enseñaron. Incluso el logotipo que ilustraba la presentación resultó poco innovador.

Aquella noche se hicieron muchas promesas, muy interesantes para todos aquellos que amamos los videojuegos, y que esperamos que sean ciertas. Pero en realidad no vimos nada que no hubiéramos visto (prácticamente) en el pasado E3. con PlayStation 4 anunciada para las próximas novedades, tal vez deberíamos haber visto algo más concreto. Pero si tenemos en cuanta que Microsoft no tardará mucho en seguir los pasos del gigante nipón y presentará también un nuevo sistema de juegos. Nos quedan meses de rumores, especulaciones y anuncios. Algunos nos decepcionarán, otros nos harán soñar.

¿Pero es necesario ese cambio de generación? Es evidente que a las compañías que fabrican consolas les interesa fabricar consolas, y generar un nuevo modelos cada cierto número de años les permite revitalizar el negocio y ganar dinero. ¿Pero qué supone para los jugadores, para aquellos que pagan? Pues lo primero, de manera evidente, un desembolso económico, que por lo general, suele ser elevado. Y luego, una gran cantidad de experiencias.

Los juegos, si no son cada vez más divertidos, sí que son cada vez más impresionantes. En ocasiones se dice que falta originalidad y buenas ideas, que se repiten fórmulas. Y es cierto que se exprimen estrategias que se sabe que funcionan. Pero también es cierto que nunca ha habido tanta oferta de títulos y géneros como ahora, y que también los pequeños desarrolladores tienen más facilidad para distribuir sus productos en distintas plataformas. Además, y con un año por delante hasta el lanzamiento de sus sucesoras (y lo meses necesarios para su asentamiento), la actual generación, especialmente 360 y PS3 están recibiendo algunos de los mejores títulos de la historia de los videojuegos. Y eso es decir mucho.

Es evidente, a estas alturas, que estas consolas ya no dan más de sí, que se ha tocado techo tecnológico. En los últimos dos años se han hecho muy pocos avances, pero eso no quiere decir que la experiencia para el jugador se vea resentida. El cine lleva muchos años sin ofrecer grandes avances, por mucho que las proyecciones digitales, la alta definición, el 3D y un mayor número de fotogramas por segundo traten de imponerse en las salas. El cine siendo algo mágico y maravilloso.

Con los videojuegos pasa exactamente lo mismo. Usaré un ejemplo muy reciente: Crysis 3. Un juego que se puesto la semana pasada (la misma en la que se anunció PS4) a la venta, y un juego que es un auténtico portento técnico. Los gráficos, el sonido, la jugabilidad… Todos son aspectos prácticamente impecables. Pero el juego, con toda su gran calidad, es prácticamente similar a Crysis 2, su entrega anterior aparecida en marzo de 2011, hace casi dos años.

Dos años en los que muy poco se ha aportado, no sólo al género, si no a esta saga en concreto. ¿Hace eso que Crysis 3 sea menos divertido, o peor juego? En absoluto: Crysis 3 es un pasote, igual que lo fue Crysis 2.

Y es que si los juegos siguen siendo impresionantes, y siguen siendo divertidos, el jugador no debe agobiarse porque los fabricantes quieran imponer su ritmo económico al mercado y a los jugadores. Sigo pensando que Super Mario World es una maravilla, y sigo defendiendo el primer CAPCOM Vs. SNK como el mejor juego de lucha en scroll. Mi juego preferido es Red Dead Redemption. Y me muero de ganas por probar la PS4 y lo que sea que presente Microsoft cuando llegue el momento.

¿Es necesario el cambio generacional? Para fabricantes y desarrolladores, evidentemente sí. Poco dinero más van a sacar del parque actual de consolas. ¿Y para los jugadores? Pues es algo muy personal, pero diremos que no, que las actuales consolas siguen teniendo títulos potentes y divertido. Mientras mi PS3 siga funcionando, tengo muchas aventuras que vivir en Skyrim.

Pero no puedo dejar de fantasear sobre cómo será técnicamente el sucesor de Skyrim en las nuevas consolas. Pero no en las que saldrán el año que viene, si no en esas, en las de dentro de 10 años, 20 años, 30 años…

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

1 comentario en Cambio de tercio: las nuevas consolas y las actuales consolas

  1. Me quedo con lo que dices,necesario para el jugador no, pero la verdad es que las consolas de sobremesa, comparadas con otro hardware, no se vuelven obsoletas en muy poco tiempo, pero a los 10 años ya hay que sacar algún avance para que no se estanque el asunto.

    La cosa es que los avances solo están en meter más potencia a las consolas y la jugabilidad no se va a cambiar, y ojo mucha gente ni siquiera quiere.

    Me acuerdo de los comentarios cuando salió el mando nuevo de PS4 la gente en los comentarios se quejaba de que no fuera el mismo que el de PS3, aunque fueran primos hermanos O.O

    A mi me gustaría que el hardware fuera modular y que se pudiera expandir al gusto del usuario, y en vez de comprar consolas nuevas simplemente actualizar la vieja, pero me parece que esto no sería viable.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*