CERRAMOS POR VACACIONES… pero os recomendamos cosas.

Y por fin… ¡¡¡Vacaciones!!! Llega ese momento anhelado por todos los habitantes de la Isla de cerrar el chiringuito isleño y . Sentimos dejaros a la deriva pero tranquilos, volveremos. En lo que cargamos las pilas (y vaciamos LA PILA) las Cabezas Cortadas os recomendamos unas cuantas cosas para que sigáis al día y sepáis algunas de las cosas de las que hablaremos a la vuelta. ¡Allá vamos!

Por Cabezas Cortadas.

JAVI JIMÉNEZ recomienda…

¡Vacaciones! ¡YAUUUUUUU!

Nos vamos de vacaciones pero por aquí uno no va a tener este año en agosto (para variar) pero vosotros que estáis libres tenéis que hacerme un favor y aprovechar al máximo. Este año está más fácil que nunca, solo hay que encender la TV y ver cada semana el capítulo de Juego de Tronos y, por descontado, el de Rick & Morty. Puede que las dos series estén en las Antípodas entre sí pero, ¡ay! como nos hacen disfrutar. Por supuesto este es un buen momento para ver esas series de la temporada que lo han petado y no te ha dado tiempo que ver. Terminar American Gods, ponerse con The Handmaid’s Tale, ver por qué molaba tanto Westworld o cascarse las tres temporadas de The Leftovers amenizan cualquier tarde de verano.

Otro plan clásico consiste en coger alguno de esos tochos monumentales que intimidan hasta al lector de fantasía épica veterano y disfrutar perdiéndote en sus páginas sin importar que se te haga de noche (o de día) mientras lo lees. Yo he optado por leer Seveneves de Neal Stephenson porque me apetecía un poco de ciencia ficción dura kilométrica. Una muy buena opción sería comenzar la macrosaga El Archivo de las Tormentas de Brandon Sanderson. El primer tomo es un auténtico placer y dará para al menos un par de tardes de maratón lector. También he comenzado con la Doom Patrol de Grant Morrison que es justo ese tipo de etapas largas que nos puede dar pereza leer si no es del tirón.

Si después de todo eso todavía os queda tiempo, habrá que salir un poco, ¿no? Os recomiendo acudir a alguno de los últimos festivales del verano. Rototom Sunsplash es siempre una gran opción si os gusta el reggae y mundos próximos. No os puede faltar si os gusta la electrónica la última gran fecha del verano: El Benicassim Electronic Festival en su tercera edición, uno de los festivales boutique nuevos más interesantes además este año con cartelazo (Ellen Allien, Technasia, Marc Piñol, Edu Imbernón…).

También se puede salir en plan cultural. Esta misma semana he disfrutado de Una Tarde para la Ira en la filmoteca de verano de Valencia, me consta que también existen iniciativas parecidas en otras ciudades y es una gran oportunidad de dejar a un lado los macro-blockbusters y disfrutar de clásicos y películas independientes que normalmente no verías. A la fresca, por supuesto.

No hace falta añadir que todo esto puede ir acompañado de un buen aperitivo y una cervecita (o refresco favorito) porque es verano una vez al año. ¿Necesitáis más recomendaciones? Seguid leyendo, que los compañeros isleños seguro que tienen más y más válidas. ¡Feliz verano!

Space

JAVIER MARQUINA recomienda…

Es casi increíble que yo esté diciendo esto, pero necesito vacaciones de esta cosa que adoro que es escribir. Después de un año de locura en el que mis textos y colaboraciones no han hecho más que aumentar, el mes de agosto va a suponer un hiato en esta locura de palabras, sinónimos y ortografía en la que tenga que sumergirme cada semana. Más de dos reseñas semanales durante un año, sin parar, es la clase de cifra que acaba friendo el cerebro de cualquiera. Necesito desconectar, así que me uno a mis queridas cabezas isleñas en este retiro espiritual para volver en septiembre con fuerza multiplicadas.

PERO, por supuesto, no quiero hacerlo sin dejar unas cuantas recomendaciones veraniegas para que podáis disfrutar de ocio de calidad durante nuestra ausencia. Siento no poder aportar nada de música a la lista, pero la ausencia de tiempo y las múltiples actividades relacionadas con el frikismo más rabioso me han obligado a abandonar mi faceta más melómana, una perdida de conocimiento que me ha condenado a  sufrir la radiofómula y la recurrencia desesperante de canciones de mierda que nunca deberían haber sido creadas.

Voy a empezar con un juego de mesa, quizá el descubrimiento más importante de cuantos haya realizado en estos últimos meses, por su originalidad, por su frescura y por unas mecánmica inmersivas que consiguen que te sientas parte de una historia de la que no sabes nada y en la que te vas involucrando a medida que avanzas. Estoy hablando de T.I.M.E. Stories, un juego publicado por Asmodee España que aúna con acierto un diseño elegante y precioso y una sorprendente jugabilidad que, aunque te condena a comprar expansiones para vivir nuevas aventuras, te deja tan satisfecho después de experimentarlo que no te importaría ejercer el latrocinio en alguna rotonda de polígono par poder pagarte este vicio lúdico. Uno de los mejores (si no el mejor) juego de lo que he tenido oportunidad de experimentar; cooperativo, participativo, narrativo y lleno de sorpresas de la que te tuercen el culo más de 90 grados.

En cuanto a lecturas, me voy a abstener de recomendar ningún cómic. Mis compañeros ya han hecho una gran labor en esa faceta, y después de más de 100 tebeos reseñados, me vais a permitir que me tome un respiro y me decante por un libro que me ha divertido sobremanera. Hablo de Bienvenidos al bizarro, editado por Orciny Press. Un recopilatorio de cuentos que giran en torno a un género nuevo y delirante en el que todo es posible. Terror, pornografía, ciencia ficción, surrealismo, mal gusto, lirismo… Esta trituradora de estilos y modos es una soplo de aire fresco que te hará sonreír entre fascinado y confundido, preguntándote cómo es posible que no se te ocurriera a ti nada parecido. Autores cafres, historias aún más cafres y un recital de gore, sexualidad confusa y mutante y horror vacui lleno de humor chorras. Una recomendación más que ferviente.

Y para acabar, algo de series y cine. Empiezo por Animales nocturnos, segunda película del antiguo diseñador de alta costura Tom Ford, que me ha sorprendido con un pulso narrativo casi perfecto, acompañado de una estética impecable y de un talento casi doloroso para crear atmósferas y sensaciones, dispensando un producto casi perfecto que ves con el asombro del que huele el talento para el arte. Una película sobrecogedoras, emocionante, glacial  y tensa, compuesta con dos historias que se entrelazan con una maestría que las convierte en un ente único, medido e intoxicante.

En cuanto a series, he de ceder a mi lado más vehemente y recomendar sin tapujos Black Sails; una historia de piratas que mezcla hechos históricos con los clásicos personajes de Stevenson y que tiene episodios tan bien hechos, que no puedes disimular el deseo de ponerte un parche, blandir un  sable y lanzarte a alta mar a saltar barcos cargados con mercancías y tesoros. Una serie que, además, refleja al Imperio Español del siglo XVII como una potencia real y temible, y en la que el poder terrorífico de un buque de guerra español se puede sentir en cada uno de los cañonazos. Una superproducción muy entretenida, bien hecha (alguno fallitos tiene, pero son del todo disculpables) y que se sigue con tensión del primer al último capítulo.

Yo creo que con estas cosas y con las de mis compañeros redactores, tenéis agosto cubierto.

Space

TERESA DOMINGO recomienda…

No sé vosotros, pero para mí las vacaciones de verano significan hacer todos esos deberes que me han quedado pendientes durante el curso. Y cuando digo deberes me refiero a una pila del tamaño de una persona de cómics y libros y, si se pudieran apilar, otras dos torres del mismo tamaño o más de series y animes. Aquí van unas cuantas de las cosas que no pienso perderme este verano y que vosotros tampoco deberíais.

Lo primero que tengo que acabar es El Guerrero a la Sombra del Cerezo, de David B. Gil, una novela de venganza y redención samurái en el Japón del S.XVI. Finalista del Premio Planeta y ganadora del premio Hislibris de novela histórica. Personajes potentes, un estilo narrativo ágil, con giros argumentales asombrosos y un evidente conocimiento del ámbito samurái por parte del señor B. Gil, se alían para que no puedas parar de leer. Si lo tuyo son los samuráis, creéme que este libro también. También tengo que terminar de ver Glow. Una serie de la que vi mil carteles en las marquesinas cuando nuestra adorada Netflix la estrenó pero que no me había despertado la más mínima curiosidad. Error. Es buenísima. Una actriz que llega de casualidad al casting de un programa televisivo estilo pressing catch femenino, pero con un elenco digno de estudio.

Los animes de la temporada de verano que aprovecharé a devorar serán Fate/Apocrypha de A-1 Pictures y Katsugeki/Touken Ranbu de Ufotable, aunque también fisgaré algunas nuevas temporadas como la de Senki Zesshou Symphogear AXZ, y otra que ha vuelto después de muchos años, Jigoku Shoujo: Yoi no Togi. Sin dejar el terreno de la animación, ni que decir tiene que estaré pegada al PC esperando cada nuevo episodio de Rick & Morty.

Y en cuanto a cine… sólo adaptaciones, nada original. A final de mes podréis disfrutar del estreno en Netflix de la adaptación de Death Note, y la disfrutaréis si no sabéis de qué va Death Note. Yo ya la he visto (privilegios de redactor) y me ha decepcionado, aunque no tanto como pensaba. Esta misma semana veremos en pantalla grande la adaptación de The Coldest City, Atomic Blonde, a ver qué tal y la adaptación de La Torre Oscura, pero por ir al cine, que se está fresquito.

Space

RAMONET DAVÍ recomienda…

Llega por fin el esperado verano, con el no tan esperado calor. ¿He dicho calor? Perdonad, quería decir, el maldito horno que hay dentro del microondas del volcán más chungo del infierno. Si amig@s, estamos todos bien jodidos pero por suerte, el humano ha inventado muchas cosas par combatir esa sensación de opresión corporal resbaladiza de sudar como un gorrino haciendo crossfit.

Esas cosas están muy bien para refrescar el cuerpo, ¿pero y la mente? ¿De que forma vamos a intentar soportar la calda? Pues para eso estoy hoy aquí, para que durante estos meses veraniegos, tengáis tebeos a mansalva.

LOS BUENOS VERANOS (1 y 2) de Zidrou y Jordi Lafebre. (Norma Editorial)

En este tebeo, viajaremos a los años 70 de la mano de esta risueña familia, y viviremos en primera persona de un verano que podría ser la de cualquiera de nosotros, pero narrado con la ternura y el ingenio del maravilloso Zidrou, y con el dibujo de un Jordi Lafebre en estado de gracia. A través de las vivencias de los Faldérault conoceremos a sus protagonistas, los cuales nos plantean alegrías, ilusiones o problemas cotidianos, todos tratados con una visión positiva y optimista de la vida.

Una obra indispensable, ya no solo para el verano, sino para leer y releer sin parar, pues pocas consiguen envolverte en esa espiral de nostalgia que te hace empatizar con sus personajes, y te hace cerrar los ojos y volver con una sonrisa en los labios, a ese pueblecito de montaña, o a esa playita chiquita en la que empezaste a entender la importancia del concepto ‘familia’.

CARLITOS FAX (edición integral), de Albert Monteys (editorial ¡Caramba!)

Carlitos Fax, nace como un encargo de Míster K, una revista para niños que publicaba Ediciones El Jueves, y que tan solo se hizo de 2004 a 2006. Uno de los contenidos de esta revista pues, eran estas historietas cortas de 2 o 4 páginas que protagonizaban el fax más cañero de la historia de los faxes. Si, si, un fax con patas, y una nariz enorme que trabaja en el periódico ‘La Voz de Andrómeda’ y que cansado de ver como los demás le ignoran, decide que no quiere ejercer como un obsoleto fax, sino que quiere ser el mejor periodista de todos. Para ello, a lo largo de las 174 páginas del tomo cartoné integral a todo color que edita la editorial ¡Caramba! (hermana menor de Astiberri,), que recopilan todas las historias del personaje, descubriremos las mil y una peripecias que este desgraciado, gafe y tarado FAX de oficina, tiene que pasar para demostrar su valía como el reportero más dicharachero del universo. En resumen: ciencia ficción, creatividad, ingenio y risas…¡risas por doquier!

AVENTURAS DE UN OFICINISTA JAPONÉS, de José Domingo. (Astiberri Ediciones)

Imagina que eres un oficinista del montón, y además vives en Japón. Es decir, que pringas lo que no está escrito. Pues un día, sales como siempre a las tantas de trabajar y justo cruzar la acera de enfrente, se desata una vorágine de acontecimientos, que ni con 80 kg de peyote en vena te lo podrías llegar a imaginar. Y es que la prodigiosa imaginación de José Domingo no tiene igual. El asegura que esta obra es una metáfora de lo que puede ser un día a día normal, y en buena parte es cierto, pero el goze máximo de esta obra es inexplicable, si no la tienes delante y te tiras de bomba en ella como si fuera una piscina de psicodelia y descontrol.

Esta obra, puramente gráfica, sin una pizca de texto (ni falta que le hace), esta muy inspirada en el mundo de los videojuegos, ya que a medida que pasamos las páginas parece que vayamos pasando pantallas, y aniquilando monstruos finales sin parar. Con un estilo muy personal y reconocible Domingo llena las páginas de color y de cultura pop, llenos de detalles en los que puedes perderte horas analizando cada rincón escondido. Al final del integral, tenemos hasta una guía de ‘relectura’ en la que podremos hasta realizar ejercicios visuales buscando elementos que se nos indican. yakuzasyokaissushis gigantes apisonadores, familias caníbales, camioneras enamoradizas, yetis, esqueletos y brujas, monstruos, infiernos…todo esto y más podréis encontrar en esta brutal obra que fue premiada en 2012 en el Saló del Còmic como Mejor Obra Nacional, y en 2014 fue nominada a los Eisner como Mejor Obra Internacional.

LINCOLN (1 a 5), de los Hermanos Douvray (editorial Dibbuks)

Si en estas mini reseñas estoy siendo subjetivo, en esta os aviso, que va a ser la que más. Lincoln es uno de mis tebeos favoritos de toda mi vida como lector. ¿Por qué?, os preguntaréis. Pues bien, como tod@s sabéis, el género del Western es ya un poco viejuno. A pequeñas excepciones, fue una temática que en cómic se trató antaño, con grandes obras, que no voy a repasar ahora. Bien pues, estos tres hermanos, los Jouvray (Olivier, Jerome y Anne Marie) cogen los tópicos más típicos del género, y bajo el género de la comedia más desternillante, lo reinventan a través de unos personajes principales, que ya son historia viva del comic francobelga.

Lincon es un desgraciado. El cabrón más odioso que puedas llegar a conocer. Un forajido que merece la horca más de mil veces, pero tiene una potra que ni te lo imaginas. Un día, paseando tranquilamente se topa con Dios en persona. Un ancianito bonachón con sombrero mejicano. Este, le regala la inmortalidad, pero a cambio de conseguir transformarlo en un buen hombre. Como os podéis imaginar no va a ser tarea nada fácil…y además, el demonio también querrá decir su palabra sobre el asunto.

EL MALVADO ZORRO FEROZ, de Benjamin Renner (Reservoir Books)

 ¡Qué no pare la fiesta! Si el tono de todas las obras que he escogido para este mix veraniego es positivo y siempre más cerca de la comedia que de ningún otro género, este se lleva la palma por lo que a troncharse se refiere. Poneos cómodos para leer esto, pues el riesgo de coger una hernia o se os puede desencajar la mandíbula tranquilamente, por culpa de esta divertida fábula que nos narra y dibuja el bueno de Benjamin Renner sobre un zorro escuálido y zarrapastroso, que está muerto de hambre. Es torpe, se ríen de él en la granja en la que intenta (sin mucho éxito) robar algo de comida.

A través de lo que parece un storyboard de una película de animación, por la disposición de las viñetas, veremos como lo que a priori parecía tarea sencilla, se va a complicar en cuanto los sentimientos y el amor empiecen a aparecer en este zorro de tres al cuarto.

Una obra que recuerda a esos comúnmente llamados ‘dibujos animados’ de Hanna Barbera, los Looney Toons o la propia Disney, en que los animales antropomorfos adoptan comportamientos y sentimientos mucho más humanos que algunos de los que si andan a 2 patas. Una obra que os hará reír, emocionaros, y sacar el lado más Telettuby de vuestras entrañas, normalmente endurecidas por las ostias que se dan los superhéroes. Preparaos a descubrir uno de los tebeos del año, sin duda alguna.

Bueno chicas y chicos, pues aquí un servidor se despide hasta que el deber (o el jefe) nos reclame de nuevo para estas humildes reseñas que tan buenos ratos me suponen y que espero poder seguir escribiendo mucho tiempo más.

Space

ANDRÉS R. PAREDES recomienda…

Ah, el verano. Una época ideal para bajar las persianas y hacer como si el exterior no existiera. Como el sol está sobrevalorado y ponerte a salvo de toda esa gente que parece disfrutar en la playa o el río o en compañía de otros seres humanos es una tarea ardua, mis recomendaciones van de sorber el seso. En primer lugar comenzamos por repasar una vez más (o ver por primera vez) la saga Evangelion, tras el anuncio de que la cuarta y última parte ya está en producción. Volvamos a no subirnos al Eva y a dudar de las intenciones de Ikari y a ver todas las referencias a las series, el manga y obsesionarnos con todo. Por fin una aventura que se lleva gestando desde 1995 toca a su fin. 

También podemos aprovechar el verano para esperar impacientes el estreno del siguiente episodio de Rick & Morty, serie que creo que ya habrán mencionado todos mis compañeros. Así que aprovechad y ved también como acaba Twin Peaks, y si no os van las cosas tan… ehm… ¿Lynchianas? chapaos entera Comrade Detective, serie de Amazon doblada por channing Tatum y Joseph Gordon Levitt que promete ser una de las cosas más tronchantes del año. Y si aun no tenéis agujetas de la risa, la segunda temporada de Wet Hot American Summer se estrenará también el día 4 (¿No habéis visto Wet Hot American Summer? Ahora si que no tenéis motivo para no quedaros en casa). 

Pero no todo va a ser quedarse mirando a una pantalla embobados. También tenemos los videojuegos del año: The Legend of Zelda, Breath of The Wild, Horizon Zero Dawn, el Prey 2 (del que parece que ya nos hemos olvidado) o el Night in the Woods (quizá lo mejor que ha jugado un servidor desde Firewatch) son los juegos obligatorios de este año y que harán que os dejéis las dioptrías frente a la pantalla. 

¿Queréis hacer cosas fuera de casa todavía? Bueno, os podríais encerrar en una sala de cine. Estrenos no os van a faltar: La (ya para muchos condenada) Torre Oscura Detroit, la nueva película de Katheryn Bigelow. Annabelle 2 porque alguien querrá ver la segunda parte de un spin off de un personaje de una película que no era para tanto, Ingrid Goes West de la que hablaremos durante lo que queda de año como Aubrey Plaza se le va la olla del todo, The Hitman’s BodyGuard que cuenta ya con el dinero de un servidor porque es Ryan Reynolds y como mínimo me voy a reír y Logan Lucky, de Steven Soderbergh, que vuelve al cine de robos tras la saga Ocean’s 11…

Si después de hacer todo esto, todavía os quedan ganas de ir a la playa, no os preocupéis. No tendréis tiempo.

 

Space

Y con esto nos despedimos hasta que terminemos nuestras merecidas (¡merecidísimas!) vacaciones. No nos echéis mucho de menos que nos vemos a la vuelta.
¡Se os quiere, cabecitas!

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*