Ciencia ficción, distopías y publicistas

Lea la Isla de las Cabezas Cortadas, la web friki más elegante, le hará más feliz, más inteligente, más guapo mejorará todos los aspectos de su vida, incluso es probable que tenga sexo.

Por Javi Jiménez

Sustituya querido lector la Isla por cualquier otro producto. Ahora busque sus anuncios publicitarios, ¿los acompaña alguna característica similar? Le apuesto una helada cerveza a que si.

La publicidad lleva relativamente poco tiempo entre nosotros. Entiéndase, como una auténtica técnica de comunicación comercial. Desde el principio del siglo XX, la publicidad nos acompaña allá a donde vayamos. Tarareamos las canciones de sus spots, nos bombardean al primer paso en el que salimos de casa, entra en nuestras redes sociales sin permiso alguno,  convivimos con ella diariamente. Era cuestión de tiempo que sus efectos se trataran en nuestros productos culturales de andar por casa.

Personalmente, la primera referencia que recuerdo a la publicidad en una obra de ficción de la que fuera consciente,  la encontré nada menos que en Fahrenheit 451. Cuando atravesando una autopista los personajes comentan las vallas publicitarias colocadas en las inmediaciones. Cuando el hombre pudo ir tan rápido en su vehículo que las vallas normales se convertían en un borrón, estas crecieron de tamaño hasta hacerse colosales.

EL Gran hermano te vigila-1984-CabezasCortadas

La ciencia ficción ha tratado extensamente los efectos de la propaganda, la publicidad y en definitiva el control de los medios de comunicación en sus sociedades, casi siempre distópicas y con objetivos siempre al servicio del poder, desde el ya mítico cartel de El Gran Hermano vigilándote y las guerras entre Eurasia y Estasia, pasando por La Voz de Londres de V de Vendetta y hasta la publicidad de Un Mundo Feliz, perpetuadora de es modo de vida nihilista y vacío hacia el que cada día parece que nos acercamos

Y con forme avanza la tecnología, la publicidad es cada vez más intrusiva, molestos banners en todas las webs que te asaltan y que a mi me hacen temer que algún día lleguen a ser el antepasado natural de aquellos anuncios del capítulo de Black Mirror 15 Million Merits en los que tenías que pagar para librarte de ellos, incapaz siquiera de cerrar los ojos y taparte los oídos para evitarlos.

Como podemos ver el control de esta técnica relativamente inofensiva para vender tu Cola (Beba Isla Cola) en vez de las trescientas marcas competidoras, siempre confiere un gran poder a sus dueños. ¿Qué pasaría si estas locuras de escritores apocalípticos marginales en nuestro día a día se dieran?

Black Mirror- Publicidad

Como a (supongo) que todos los españoles mayores de 18 años esta semana pasada recibí una tonelada de publicidad electoral en mi buzón. Yo no la había pedido. Yo no recuerdo haber dado mi consentimiento para que me la enviasen. Igual que los millares e incluso millones de vallas publicitarias, carteles, marquesinas, pegatinas y demás parafernalia de nuestros queridísimos partidos políticos, que adorna nuestras ciudades, atacan nuestros sentidos y no musitan ni un perdón por ello.

¿Alguno ha conseguido extraer la propuesta electoral de estos carteles? “Apúntante al cambio” ¿De qué ? ¿Hacia dónde? ¿Por qué? A mi no me dicen nada. Veo un rostro más o menos sonriente que trata de buscar mi voto por una combinación de colores y/o esloganes. ¿Cuán peligroso es esto? ¿Llegará un momento que me digan “Vota partido centralista de unión democrática, follará más”? El momento que la política y la publicidad se unan para crear lo que hoy llamamos ciencia ficción.

En estas fechas llega a mi mente una genial película chilena, El No, que precisamente nos enseña como esta estratagema se pone en práctica . No puedo asegurar la fidelidad de la película a la realidad, pero el concepto que ponen en práctica es muy interesante.

Pongámonos en situación, Chile finales de su dictadura cuando el partido del gobierno convoca un referéndum: ¿Continúa el régimen  de Pinochet otros 8 años?  Cuando a un joven publicista le encargan la campaña publicitaria del No, bajo la cual todos los opositores al régimen se unían. El primer spot propuesto,  por lo que se ve en la película, un fracaso total. Aprovechando ese momento de libertad de expresión denunciaron todos los delitos y barbaridades que el régimen cometió contra los opositores. Imágenes crudas, datos verídicos, ARGUMENTOS. Menuda locura. Cuando el publicista venido de los USA le da la vuelta a la campaña publicitaria la balanza se inclina ante el no. ¿Cómo? Vendiendo sentimientos. Votar al no es votar si a la felicidad, al amor, a la libertad… ¿Cómo se puede competir contra eso? Comienza la guerra sentimientos. Familia, unión, solidez, lo probado frente a la duda. Si alguien ha visto un spot de cualquiera de las campañas a la presidencia a los Estados Unidos, sabrá que esto es muy real.

Fresco está en mi memoria el episodio de Black Mirror de  El Momento Waldo, un simpático monigote animado malhablado y simplón que acabaría dominando el mundo bajo una dictadura digital,  ¿llegaremos a ver ese momento? El momento en el que un candidato gane por su potencial mediático ¿Ya ha llegado?

Me reservo para el futuro la reseña de las propuestas electorales, un auténtico trabajo de la más alta literatura donde la metáfora, la hipérbole y los dobles sentidos se utilizan para jugar con la razón del lector. ¡Pura Ciencia Ficción publicitaria!

Sigue a Javi Jiménez en Twitter en: @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 189 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

3 comentarios en Ciencia ficción, distopías y publicistas

  1. Siglos que no comentaba en la web, sobre « El momento en el que un candidato gane por su potencial mediático ¿Ya ha llegado?», pregúntale a cualquier publicista y estoy bastante seguro que te dirán que Obama y Eisenhower ganaron con sus «Yes, we can» y «I like Ike» respectivamente :P

    • Como hace siglos que no comentabas, tardo más en contestar a modo de represalía.

      Amigo Abel, pues sí tienes mucha razón en lo que dices, sobre todo el caso de Obama se me pasó por completo. Estos publicistas… nos la cuelan por donde quieren.

  2. El tema de que se trata es un tema que siempre ha tenido una gran importancia en la ciencia ficcion, sobretodo en la cienca ficcion oscura por asi decirlo. En la del futuro pesimista, donde ponemos los mismos problemas de hoy dia pero multiplicados, gobiernos dictatoriales mundiales, publicidad masiva, contaminacion. Al igual que en el genero zombi se trata mucho los temas sociales y de las relaciones humanas, la ciencia ficcion ha encontrado estos temas como suyos, porque podemos imajinar nuestros problemas de dia a dia pero multiplicado o exagerado. En la peli de Avatar, las escenas de la Tierra de la version extendida se llega a ver eso, una Tierra contaminada, llena de publicidad digital por los edificios. Como la Nueva York de los 70 pero multiplicado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*