Clerks, conociendo a Kevin Smith

Alguna vez entre colegas y cervezas alguien acaba diciendo: “¿Oye,  te imaginas que alguien hiciera una película sobre nuestras vidas? ” Entre risas debidas a tamaña absurdez le diréis que nadie en su sano juicio estaría interesado, aunque os pasará aquello tan gracioso a la puerta de aquel antro. Sin embargo, ¿quién sabe? Kevin Smith puede andar cerca.

Por Javi Jiménez

Kevin Smith es un auténtico icono del frikismo. Un tipo con el que el comprador habitual de cómics puede sentirse completamente identificado. Divertido, creativo, algo pirado pero sobre todo un tío con el que podrías enzarzarte en una discusión comiquera o cinéfila en tu antro de perdición local favorito. Un tipo normal que un buen día decide realizar una película en la cual confía tanto como para vender gran parte de su colección de cómics y gastarse el dinero del seguro de su coche recién estrellado. Haciendo grandes sacrificios, logró sacar 27.575$  que serían invertidos en el rodaje de la película que sería Clerks.

Clerks está protagonizada por Dante , el dependiente de una tienda 24h bastante cutre; Randal Graves el vago y maleducado dependiente de un videoclub* y Jay y Bob el Silencioso, los colgados camellos del barrio. La mayoría de los personajes están inspirados en personas reales del entorno de Kevin Smith, eso cuando directamente no salen haciendo el papel de ellos mismos( para mí  es difícil distinguir donde acaba Jay y comienza el actor Jason Mewes). Recapitulando: reunió un poco de pasta, a sus amigos y familiares como actores o figurantes  e  incluso utilizó como plató el 24h donde trabajaba. En 21 días de poco dormir en el que compaginaba el trabajo en la tienda con el rodaje salió a la luz Clerks.

Esta película es un homenaje a la cotidianidad y a nuestro intento de escapar de ella, ya sea a través de esos productos culturales que tanto nos gustan o creando nuestra realidad onírica paralela, lo que suelen llamar “soñar despierto”. Una mezcla de comedia y drama cotidiano que conforman lo que es la vida misma.¿Quién no ha pensado alguna vez que algo que te acaba de pasar a ti parece parte de una sit-com? En mi forma de verlo, esto refleja muy bien el espíritu de lo que es Clerks, quizá con situaciones algo fuera de lo “normal”, ¿pero quién sabe que es normal hoy en día? Amor, trabajos de mierda, colegas, drama, hockey y frikismo.  Todos ellos metidos en la primera cinta de Kevin Smith, hecha en blanco y negro, con un presupuesto marginal, pero hecha con mucha ilusión y mimo.

Si mis palabras no son suficientes esta fue la escena que me convenció de que quería ver Clerks, vedla y juzgad:

Una película que considero gana bastante en su versión original, el doblaje al castellano hace que pierda parte de la esencia de la película, así que si controláis la lengua de Shakespeare o conseguís unos buenos subtítulos no dudéis. Ya sea en el idioma, plataforma o formato que prefiráis Clerks es una película que tienes que ver, para amarla u odiarla,  seguro que no te deja indiferente… Y si crees que puedes hacerlo mejor, ya sabes coge tu colección de cómics y videojuegos y haz que el ciclo de vida del cine comience de nuevo.

Sigue a Javi Jiménez en Twitter: @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 184 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*