Constantine y el Episodio Filtrado: ¡La nueva serie ya está aquí!

John Constantine el mítico personaje de Vertigo, la línea adulta de DC Cómics, tendrá su propia serie de televisión en NBC este otoño. Sin embargo como pasó con la serie de Flash, ya hemos podido ver el capítulo filtrado, ¿qué conclusiones hemos podido sacar de él?

Por Javi Jiménez

En DC tienen un topo y las filtraciones van que vuelan, por aquí tuvimos la semana pasada el piloto de The Flash y ahora este, o es un hábil topo o como alguna de nuestras Cabezas más suspicaces han visto, parece existir una mano negra detrás de estas filtraciones, que lo alejan de lo casual para encontrarse con lo premeditado. Estas filtraciones funcionan excelentemente como buenos tests de audiencia que son, y no serán pocas las voces en Internet que ayuden a tantear el mercado a los productores. Sea como sea, en una calidad bastante pésima, pero unos cuantos meses antes de tiempo, ya hemos podido ver el piloto de Constantine.

Constantine_Serie_NBC_Cabezas_Cortadas_Blog_Friki_Hellblazer_John_DC_Vertigo_Filtracion

La serie comienza in media res, así que nos saltamos una historia de orígenes, lo cual siempre es un buen punto. John Constantine está atravesando una de sus múltiples crisis existenciales y ha elegido como santuario de reposo un apacible hospital psiquiátrico. John posee una mente ya de por sí atormentada, a la que suma un duro bache ocasionado por la muerte y condena a tortura eterna en el infierno de una niña. Es momento de poner en orden su vida… O lo poco que quede de ella… No tardará demasiado en aparecer el primer demonio en nuestras pantallas  acompañado por una escena llena de amistosas cucarachas (no apta para ver mientras comes si tienes el estómago sensible) y ¡OH! Sorpresa, conducen a una señorita en estado de posesión infernal que dará un mensaje que terminará con las vacaciones de John en el loquero: La hija de un viejo amigo está bajo amenaza de muerte.

Así conoceremos a Liv Aberdine (Lucy Griffiths), la protagonista femenina que hará de Scully en este Expediente-X. En este piloto el director  Neil Marshall y los guiones de  David S. Goyer y Daniel Cerone, nos acercan a un John Constantine más próximo al que conocemos del cómic. Adios a esa versión de la peli de Keanu Rives, hola a Matt Ryan que como poco da la planta de nuestro John.

En el primer capítulo tiramos la casa por la ventana con una historia con una buena cantidad de apariciones demoníacas (unas más lustrosas que otras, todo hay que decirlo), mucha acción y que deja bien marcada la senda para poder hacer unos muy buenos capítulos. Tenemos un poco de todo lo que debemos ver en una adaptación de Hellblazer el característico humor de John (a falta de pulirlo y hacerlo todavía más negro y socarrón), acción, magia negra y un poquito de terror.

No se pierde el tiempo en este primer capítulo como podéis comprobar, tan pronto te han presentado a los personajes principales, la motivación de la temporada y una historia de introducción, con poco preámbulo nos presentan la excusa para hacer el show procedimental. Un medallón que solo Liv puede utilizar que predice los asaltos de las fuerzas del mal. Como no podría ser de otra forma en televisión,  John y Liv tendrán que unir fuerzas para respectivamente comenzar el camino de la redención del alma de nuestro fumador favorito y evitar que los horrores del inframundo sigan almorzando a sus anchas en la tierra de los vivos.

Efectivamente observador lector,  he dicho fumador. La polémica se cierne sobre la serie antes de empezar anunciando que John no iba a poder fumar. Un rasgo intrínseco del personaje, como se comprueba en la evidencia visual más abajo. NBC prohíbe el tabaco en sus shows como política de la cadena, una decisión un poco tonta con respecto a una serie para audiencias maduras como esta y en el caso concreto de nuestro John. Aún así,  creo que deberían puntualizar qué se define como fumar en pantalla, porque aunque no le hemos visto encenderse un pitillo con el zippo que siempre guarda en su gabardina,  en este capítulo se ve claramente como termina un cigarrilo y lo apaga. Hecha la ley, hecha la trampa.

En estos tiempos de mojigatería, un personaje tan profano, tan profundamente punk como John es prácticamente imposible que aparezca en todo su esplendor en una serie de televisión de este calado. Últimamente ya sabemos que es mejor hacer las cosas para un espectro tan amplio de población que acaben desvirtuando el mismo producto artístico. Esperemos que la garra de la censura no caiga sobre este personaje, pero yo no daría un duro por ello.

Peros a un lado , yo le doy el visto bueno a este piloto de Constantine, como punto de partida creo que puede valer,  sin embargo donde de verdad deberá probar su valía es en el largo plazo. Penny Dreadful ha pegado muy fuerte en la mesa, ¿conseguirá Constantine no quedarse atrás? Lo veremos muy pronto.

Sigue a Javi Jiménez en Twitter en: @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 183 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*