Crítica IRON MAN 3. CINCO CLAVES (sin spoilers)

Recién salidos del pase de prensa, os damos 5 claves por las que IRON MAN 3 es la mejor película de IRON MAN.
Por Chema Mansilla

Lo he dicho en la entradilla del texto. Es la mejor película de Iron Man. ¿La mejor de Marvel? Pues no, porque Vengadores parece jugar en otra liga. Pero Iron Man 3 es la mejor dedicada al Vengador Dorado. ¿Cómo lo han hecho? Te doy cinco claves:

3917

1- El nuevo director.
Aunque Favreau sigue interpretando (aunque poco) a Happy Hogan, y ejerciendo de productor ejecutivo, ahora es Shane Black (El Último Boyscout, Arma Letal) quien ejerce el mando. ¿La primera diferencia? El pulso de la película y las secciones de acción. En esta ocasión la película tiene mucho mejor ritmo, manejando mucho mejor las dosis de tensión e interés. Las secuencias de acción son mucho más impresionantes, y están mucho mejor rodadas. Más impactantes, mejor montadas y mucho más espectaculares: esto es una peli de acción, si fallase esto…. Ahora sí parece que estamos viendo a un súpertipo de cómic. Y es que las peleas son más cercanas a las que hemos visto en las viñetas, más en la línea de Vengadores. En Iron Man 1 y 2 vimos a Tony hacer unas cuantas posturitas y utilizar un par de trucos que eran calcos de lo visto en los tebeos. Pero las peleas se nos quedaban un poco cortas, breves… Y no eran todo lo épicas que deberían. Pues eso se acabó. Ahora sí disfrutamos de esa «Magia Marvel» que parecía faltar en las dos entregas anteriores, en las que la acción quedaba a medio gas…

2- Tony Stark.
O Robert Downey Jr. Es lo mismo (o eso nos quiere hacer pensar Downey). El caso es que es el mayor atractivo de las pelis de Iron Man. Y en Iron Man 3 no baja de revoluciones. Aunque sí que da un pequeño cambio de rumbo. Sigue siendo divertido y carismático, pero en Iron Man 3 Tony Stark pasa por su momento más bajo desde que le secuestraron en una cueva en medio del desierto. Lo que le acerca un poco más al Tony original de los tebeos. Y lo que paradójicamente añade profundidad al personaje. Las relaciones con el resto de personajes son más interesantes, incluso con aquellos con los que no comparte demasiado tiempo en pantalla. Entre ellas tengo que destacar su relación con el joven Harley. Un personaje secundario con cierta importancia dentro de la película y que me tenía con la mosca detrás de la oreja (y, que se sepa, NO, no es Nova). ¿Una peli de Disney con un niño que tiene todas las papeletas para convertirse en el sidekick repelente de Iron Man? Dormid tranquilos, marvelitas. El personaje incluso mola. Y está a la altura como para darle la réplica (francamente divertida) a Downey.

3- Los malos.
Peli de supertipos con dos (o más malos). Eso suele significar, según la RAE, un «cagarro». Pero en Iron Man 3 está muy bien jugada la carta de los enemigos. Por un lado tenemos a El Mandarín, uno de los clásicos de las viñetas de Iron Man, interpretado magistralmente por Ben Kingsley. Un personaje que oculta grandes sorpresas, y que con ellas (no haré spoilers) se construye una de las jugadas más inteligentes del guión de la película. Con una crítica al sistema social y político actual nada disimulada incluída.
El otro papel del maloso de la peli es para Guy Pearce, que da vida a un Aldrich Killian que no es exactamente el de los tebeos, pero que me ha gustado bastante más que éste. Es interesante que vuelvan a poner sobre la mesa la historia del brillante ingeniero rival de Tony. En Iron Man 2 Sam Rockwell interpretaba de manera genialmente divertida y maravillosa a Justin Hammer, un malo que robaba escenas a Tony Stark, para que luego el personaje resultara ser una amenaza mínima para Iron Man. En cambio en Iron Man 3 tenemos unos de los villanos más prácticos que hemos visto últimamente: un malo que hace cosas de malo y las hace muy bien, de manera consecuente con sus ideas. Y sin dar spoilers, otro que guarda sorpresas… Y que si bien es una amenaza asequible para Tony, a Iron Man se las hace pasar canutas…

4-Las armaduras.
El gran reclamo de esta peli y de la franquicia, además de Robert Downey Jr. En esta cinta casi tenemos un número abrumador de modelos. El modelo más emblemático, la Mark 42, del que no soy un gran fan, queda realmente bien en pantalla. Me gusta mucho más la armadura clásica. Y creo que la Mark VII de Los Vengadores es la más chula. Dicho esto, la Mark 42 de Iron Man 3 es casi un personaje más, y que los guionistas usan con muy buen criterio. Es muy fácil explotar una idea llamativa que ofrece la naturaleza de esta nueva armadura por el siempre hecho de que lo es. Pero en este caso la armadura, con sus cosas chulas, y sus defectos, está dosificada de manera eficiente. ¿Y sabes, querido lector, que puede molar más que un Tony en una nueva armadura? Un Tony sin armadura… Atentos a ese momento a lo 007…

Momento que da paso a ese capítulo de la trama, que ya hemos visto en el trailer, en el que se reunen distintas armaduras. Muchas armaduras. Es el momento cumbre de la peli. Y no defrauda. Lo que es una clara maniobra para vender muchas figuras de acción articulas para los chavales, es también un momento lleno de acción y sorprendente buen gusto. Y sin duda, el momento más MARVEL de la película. No defrauda. Yo me he quedado con ganas de ver la Hulkbuster… Pero algo hay que dejar para Vengadores 2, ¿no? Un auténtico pasote ver ese despliegue de armaduras (algunas conocidas de los cómics). Orgásmico para los marvelitas.

5- El futuro.
Es difícil hablar de esto sin hacer spoilers… Digamos que Iron Man 3 no supone una gran añadido al universo Marvel cinematográfico tal como lo conocemos. Hay referencias a los Vengadores, claro que sí. Pero no hay una de esas escenas post créditos (sí que hay una, pero no es de estas de las que os hablo, si no bastante anecdótica) en las que presenta la próxima peli de Marvel. Se ha hablado mucho en la red sobre si se presentarían Los Guardianes de la Galaxia, o si se daría pie a Hombre Hormiga… Pero no. Iron Man 3 se centra en Iron Man. Y los créditos lo dejan claro: es el cierre de una trilogía. ¿Quedan historias de Iron Man por contar? Claro que sí… “Tony Stark volverá” prometen tras los créditos. Pero… La película termina con un punto y a parte del que uno no sabe qué pensar. ¿Por dónde tirarán ahora la gente de Marvel Studios con estos personajes? Y es que Tony Stark queda en una posición que abre muchas posibilidades…. Pero que yo estoy deseando que empiecen a resolver. ¿En qué quedará todo?

Cinco claves. Hay más. Y seguramente cada espectador tendrá las suyas. Pero la peli es estupenda. Marvel Estudios no pierde fuelle y sigue asentando, agrandando enriqueciendo y consolidando el que es ya el Universo Pop del Siglo XXI más divertido y de mayor calidad de la pantalla.

También puedes ver mi video-crítica en ESPACIO MARVELITA.

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

1 comentario en Crítica IRON MAN 3. CINCO CLAVES (sin spoilers)

  1. Pues visualmente la cinta está muy atractiva y pese a las malas críticas lo que más disfruté de Iron man 3 fue sin duda los efectos especiales que hacen que la cinta sea todo un deleite visual sin embargo en cuestión de guión deja mucho que decir.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. El primer trailer de Thor: el mundo oscuro | La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*