Crónica de Pony Bravo en Joy Eslava

Hoy el Pony fue más bravo que nunca. Estos cuatro chicos ya son grandes, pero van camino de algo enorme.

Por Alex Sánchez.

Los prolegómenos no auguraban mucha asistencia, pero nada más lejos de la realidad. El lleno fue total, y además con un público volcado, entregado y que acabó plenamente satisfecho.

La actuación fue precedida de unos teloneros llamados Kitai, que no sonaron mal, pero solo sonaron, puesto que la voz del cantante apenas se oía y privaba a los asistentes de descubrir si las letras acompañaban o desmerecían su contundente sonido. Sin embargo, una vez puestos, para qué escuchar las letras cuando tienes sobre el escenario a un personaje como lo es su frontman, pintado hasta la cintura como si su cuerpo fuera un puzle, y dando espectáculo hasta el último segundo. Habrá que seguirlos de cerca.

Pasando ya a mis adorados Pony Bravo, grupo que descubrí gracias a Primo Carlos cuando aún no eran más que unos recién nacidos, comenzaré diciendo que la última vez que los vi actuar en directo fue ya empezada la gira de su segundo disco, ‘Un Gramo de Fe’. El viernes, en la Joy Eslava de Madrid, Pony Bravo cerró la gira en las puertas de un nuevo LP, que espero no tardar mucho en tener entre mis manos.


Los sevillanos, porque Pony Bravo son de la capital andaluza, sonaron más serios, más completos, más contundentes y más trabajados. Sí, más aún de lo que ya suelen. Las canciones han evolucionado, están más llenas y se han pulido como solo un rodaje de decenas de conciertos permite.

Sonaron todos los temas que tenían que sonar, excepto aquel que da nombre al grupo, a pesar de que cierto sector del público lo pidió con insistencia. Premio para ‘La Ninja de Fuego’ y, cómo no, para ‘Noche de Setas’ y La ‘Rave de Dios’, que son las más conocidas y fueron las más celebradas y disfrutadas por el respetable.

Pero ojo, premio también para los dos temas nuevos que tocaron como adelanto del que será su tercer trabajo (junto a una versión de Devo), auténticos temazos con protagonismo para Eurovegas y la industria musical.

Lo cierto es que no puedo decir mucho más que no haya dicho ya, salvo que me da pena la gente que no ha podido asistir, no ha podido o no se ha enterado, porque perdió una buena oportunidad de disfrutar con uno de los mejores grupos del panorama independiente nacional.

Sigue a Alex Sánchez en Twitter: @Zarten

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*