Cuando la realidad supera a la ficción: Siberia y el Evento Tunguska

La serie Siberia nos habla de una cosa llamada Evento Tunguska. Vamos a descubrir qué es eso con nombre de chino con mala leche.
Por Patri Tezanos

PUBLISHED by catsmob.com
Si no tiene esta cara cuando acabe de leer este artículo, le devolvemos su dinero.

La ficción mama desesperadamente de la realidad por una simple y llana razón: no podemos imaginar algo que no tenga una base real. Es decir, claro que podemos inventar cosas, por ejemplo, el unicornio, pero el unicornio no deja de ser la mezcla de conceptos reales (caballo + cuerno). En cambio no podemos imaginar absolutamente nada que no sea algo a partir de lo que podemos experimentar. Podemos como mucho pensar en cosas amorfas, pero hasta lo amorfo es algo real. En resumen: realidad y ficción funcionan siempre juntas y siempre podemos encontrar una base real a la ficción.

Lo que acojona es cuando la base real de una ficción parece salido de un guionista que a algunos resultará tarado y a otros genial. Así es como ocurre con Siberia, uno de los estrenos televisivos de la temporada veraniega del que ya os hablamos en “SIBERIA: Junta Gran Hermano con Lost y…” y que ha terminado por lograrnos enganchar y, lo mejor, hasta gustar por su propuesta original e interesante. Recordemos: la serie sigue las aventuras por la supervivencia de un conjunto de concursantes de un reallity show en donde empieza a morir gente en extrañas circunstancias y a entreverse una realidad oscura detrás, una realidad, a saber, de monstruos de grandes pezuñas, aliens, experimentos rusos o productores de televisión sin ningún escrúpulo.

Pero vamos a lo que nos interesa con la menor cantidad y tamaño de spoilers: Tunguska. La trama de la serie nos lleva a un punto en donde engancha con un cachito de la historia del mundo digno de Expediente X, qué digo, de Expediente XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX. Nos enseñan un extraño fenómeno: los protagonistas encuentran en plena estepa siberiana todo un espectáculo que desafía a la lógica, una especie de círculo inmenso de árboles derribados sobre la nieve en una clara disposición que conseguiría una tremenda onda expansiva, pero ningún cráter, consecuencia necesaria de cualquier explosión a nivel de tierra capaz de derribar tamaño número de árboles. Aquí tenemos la tarjeta de presentación del conocido como Evento Tunguska.

f-Tunguska-Event El Evento de Tunguska ocurrió un 3o de Junio del lejano 1908, en la parte de la Madre Rusia que está marcada en el mapa aquí apañadamente adjunto. Una enorme explosión de algo cuya naturaleza a día de hoy no se conoce con certeza azota ese concreto punto del mundo dejando lo dicho: un porrón de árboles derribados (80 millones) y ningún cráter en los 2500 kilómetros cuadrados de superficie afectada. La ausencia de cráter sólo pudo significar una cosa para las autoridades: que la explosión del objeto había sido en el aire, un trecho antes de llegar al suelo. Y la explosión era algo digno de preocupar a cualquier nación, de marcada historia bélica o no. Se calcula que la energia liberada en el evento Tunguska multiplicó por mil la potencia de la infame bomba de Hiroshima. Pero, recordemos, la primera explosión capaz de generar esa energía de la historia no sucedería hasta que los estadounidenses explotaron en 1945 su primogénita bomba nuclear Trinity (y no sería hasta 1939 que se empezara a investigar en serio la fisión nuclear).

tunguska
Los árboles tumbados de Tunguska le resultarán familiares a los espectadores de Siberia.

Así pues, tenemos un objeto desconocido explotando a una potencia nunca vista en una remota zona de Siberia. Testigos aseguraron ver una luz repentina y extraña en el cielo casi tan brillante como el sol a eso de las 7 de la mañana, con las legañas puestas aún. Las personas que se hallaban más próximas al área afectada incluso fueron sacudidas por una onda expansiva. Los medidores sísmicos registraron un temblor de 5 grados y los barómetros fluctuaciones en la presión atmosférica incluso en Gran Bretaña.

¿Y qué podemos saber de este objeto desconocido? Bólido, meteorito, asteroide… Los modelos que tratan de explicar el Evento Tunguska son muchos y muy variados. La teoría más aceptada explica que lo que ocurrió aquel día fue una explosión de un meteorito. Y esto es algo que ocurre muy frecuentemente: meteoritos explotan a cada poco en nuestra atmósfera  a causa de las fuerzas y energías a las que son sometidos. Ahora bien, lo que no ocurre todos los días, y es en donde esta teoría se pone en entredicho, es que explote un meteorito generando tal cantidad de energía (1000 veces un Hiroshima).

meteorito-tunguska-lento-1

Y aquí es donde entran nuevas teorías, a cada cual más interesante y hollywoodiense. Unos dicen que se trató de una bomba H “fabricada” por la naturaleza a partir de un cometa con bastante deuterio en su composición que entró en reacción al traspasar la atmósfera. Esta teoría también tiene sus “peros”: no había registro de radiación en la zona y parece ser que para que el deuterio reaccione de esta forma hace falta algo más que lo que nuestra atmósfera puede ofrecer. Otros dicen que fue un agujero negro traspasando la tierra (pero para eso parece ser que habría tenido que ocurrir otra explosión similar en el punto opuesto del planeta, en este caso del Atlántico Norte, y allí ningún medidor registró nada extraño), y otros que fue la archifamosa antimateria, pero los registros de mineral extraño en la zona la refutan.

La teoría más sólida, pues, parece ser la de un meteorito muy grande explotando a “escasa” distancia del suelo y liberando una energía inexplicablemente grande. ¿Fue el día de Tunguska el día en que nos bajó a ver la Virgen como cuando te has estudiado sólo medio temario de una asignatura y en el examen justo te preguntan sobre esa parte? Pensad que hubiera podido ocurrir si un meteorito capaz de liberar tal cantidad de energía con su explosión hubiese impactado contra la tierra.

Otros muchos piensan que fue cosa del ingenio de Nikola Tesla. Otros que no nos bajó a ver la Virgen, pero que sí nos vinieron a ver los aliens para salvarnos el culo con algún rayo destructor de meteoritos.

tumblr_mgw4osyz901s3fhr8o1_500

Si te ha dejado con el culo torcido todo esto de Tunguska, no dudes en acudir a tu Internet más cercano y busca más información sobre el evento. Y ve Siberia, que tiene mejor sabor del que parece.

Sigue a Patri Tezanos en Twitter: @PatriTezanos

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*