Dominion: Ángeles, poseídos y futuros apocalípticos

La nueva serie televisiva de SyFy tiene los elementos necesarios para enamorarte.

Por Chema Mansilla

Hace unos años se estrenó una peli llamada Legión que pasó con más pena que gloria por la cartelera. La cinta era una mezcla entre Terminator y la Noche de los Muertos Vivientes, en la que un arcángel renegado debía salvar a un recién nacido (el elegido, claro) de los ejércitos terrenales y la ira de Dios. Ahí es nada. La peli es de sonrojo, a pesar de hacer gala de alguna buena idea, muy mal aprovechada. Tras desaparecer en taquilla es sorprendente que cuatro años después SyFy retome la idea en forma de serie televisiva, DOMINION, y ponga a los mando del piloto al mismo director de la película. Pero más sorprendente es todavía que la serie mole…

Veinticinco años después de los narrado en la película la humanidad se reduce a pequeños grupos aislados y semi feudales en ciudades completamente derruidas. Es lo que tiene haber perdido una guerra contra un ejército de ángeles, imagino. El caso es que la puesta en escena es de las que engancha… Un joven miembro de la milicia de Vega (lo que queda de Las Vegas) se ve sorprendido por el ataque de varios ángeles durante una incursión no autorizada por los territorios extramuros de la ciudad. Estos ángeles, al más puro estilo zombie corredor (y saltador, y volador) le van a meter un buen susto a nuestro protagonista, y suponen un acierto de diseño, como lo fueron los poseídos originales de la película. Y es que en esta peli los zombies no son infectados, ni son no muertos, ni les ha mordido nadie. Son humanos que han sido poseídos por ángeles de rango menor de naturaleza incorpórea. Una vuelta más al tornillo de moda.

La vuelta a Vega nos mostrará una sociedad de castas gobernada por dos casas rivales, una política y otra militar. Como la sede de gobierno está en lo que queda del Casino Cesar’s Palace todo tiene un toque romano que contrasta con el look distópico a lo Mad Max. Y ahí, como fan de Fallout, me han ganado. Lo último que me faltaba era una trama que incluyera una misión heroica, una guerra en ciernes que la humanidad no puede ganar, misterios mesiánicos, profecías y combates a espada entre criaturas celestiales.

¿La series es mofeta? Pues claro: un tipo con alas y una armadura romana roja se enfrenta a otro tipo con alas y chaquetón de cuero en un duelo de espadas frente a un reactor nuclear. Pero tiene construído a su alrededor un armazón de tramas y personajes lo suficientemente sólido como para que el invento aguante.

El piloto me ha sorprendido gratamente, y estoy deseando ver por dónde sigue la serie. Un productor genial para el verano, fresquita, y que si te quedas crujido después de comer y echas una siesta, pues no pasa nada. con lo que cuesta pensar y ser exigente en verano… La verdad es que SyFy, a pesar de la jugarreta de cancelar Almost Human, se está portando (Helix)…

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

 

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*