DR. INUGAMI: el Doctor Muerte de Maruo

Una estupenda y repulsiva obra del sensei Suehiro Maruo, creada en 1994, pero que mantiene la esencia de la atrocidad vengativa del ser humano.

Por Teresa Domingo.


Reeditado por EDT, que ha cogido carrerilla en autores, definámoslos como undeground, por no decir dementes, cosa que personalmente agradezco MUCHO. Tenemos entre manos “Dr. Inugami”, un seinen (manga sólo para adultos) de seis capítulos en un solo tomo, de tapa dura, y papel de alto gramaje, un libro bastante aparente. Como ya pudimos disfrutar en la reedición de “Gichi Gichi Kid”, las seis primeras páginas están impresas en tricromía, el resto en blanco y negro, golosos.

Seis relatos cortos, independientes entre sí, en los que el Dr. Inugami es el hilo conductor, apareciendo y desapareciendo a conveniencia del autor, para, bien llevar a cabo los perversos pensamientos de los protagonistas, o bien arreglar los efectos colaterales de los mismos. O no… Los capítulos tienen finales abiertos y ambiguos, que te obligan a reflexionar antes de comenzar con el siguiente. Hermanas envidiosas que maldicen a sus cuñadas (la versión gore japonesa del spanish dream), estudiantes enamorados en secreto de compañeras de clase violadas y suicidas, sacerdotisas que utilizan el miedo al Inugami para enriquecerse, todo un sinfín de atrocidades y delirios mentales, muy bien narrados y que te sumergen en una lectura ágil y que tienen mucho más trasfondo del que a simple vista puede parecer.

Toda una muestra del costumbrismo y folklore japonés, mezclado con una buena dosis de mitología, que nos sirve para indagar en los entresijos del simbolismo, tan importante en la cultura japonesa y que, por desgracia, no nos permite horripilarnos tanto como Maruo ha ideado, pero tampoco está mal. Es lo mismo que nos pasa cuando vemos cine de terror japonés. Pongamos como ejemplo “The Ring”, “La Maldición” o “Dark Water”, que sí, te dan grimilla las imágenes, y algún susto que otro te llevas, pero son concepciones del terror diferentes. Una muestra de este simbolismo en “Dr. Inugami” es la representación del movimiento de los dioses ceremoniales (que son los seres de otro mundo que infligen las maldiciones) como una especie de tornado salvaje que destruye todo lo que toca. En Japón decir que “un vendaval se ha vuelto contra ti” es precisamente eso, que te maldigan, te echen mal de ojo, o alguna magufada parecida.

El dibujo, guardando su propio estilo claroscurista, de expresiones faciales duras y oscuras, en ocasiones terriblemente detallado, muy acorde con sus historias. Técnicamente, muy bueno. Dejando a un lado los gustos personales y las trabas morales, nadie puede negar el saber hacer de este señor en la narración gráfica.

La misma descripción del dibujo la podemos aplicar a unos personajes desconcertantemente atípicos y con bastante poca moral. Se nos plantea un elenco de figuras pensamientos bizarros y retorcidos a las que no les importa pagar el precio que sea para conseguir las atrocidades que sus miedos y  fantasmas internos les obligan a idear.

Como veis, temática oscura, como es habitual en Maruo en la que la maldad, la venganza, la envidia y, sobre todo el rencor, llevan al ser humano a conjurar, perjurar, maldecir y sacrificar al prójimo por beneficio personal. Es lo que tiene Maruo, que es tremendamente gráfico en lo que quiere expresar. Rezumando por cada esquina ese olor acre del Ero-Guro, del puro y duro.

No apto para personas impresionables, no se vaya a escandalizar nadie si al abrirlo se encuentra con escenas gore o de sexo explícito, que no estamos hablando de un cómic de Astérix. Todo sea dicho: no es “La Oruga”, que es de las cosas más repugnantes que han salido de la mente de Maruo, pero si tiene unas cuantas viñetas en las que paras de leer y piensas: “Vale, a este tío le falta una tuerca”. Y sigues leyendo como si a ti no te faltara.

Dr. Inugami cumple todas las expectativas de alguien que va a leer a Maruo. Sobre todo con las de alguien que quiera comenzar con él. Una gran obra de corte Ero-Guro, con algo más detrás que gore y sexo gratuitos. Una gran crítica al lado más perverso del ser humano, muy recomendable para iniciados en esto de la casquería japonesa. Horrorizar y entretener. Horror entretenido. Entretenimiento horroroso. Suehiro Maruo.

Sigue a Teresa Domingo en Twitter: @Tuiteresita

Acerca de Teresa Domingo 147 Articles
Si es creepy, es para mí.

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. #FeliZZNavidad: Comic Consumist Christmas Experience - Zona Zhero Podcast
  2. #Zhalloween: 10 MANGAS DE TERROR | Zona Zhero

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*