El Bazar de los Malos Sueños: Un libro de relatos de Stephen King

El bazar de los malos sueños. Libro de relatos de Stephen King de 2017

Stephen King y yo no nos llevamos. No nos conocemos como lector y autor. Simplemente nunca me ha atraído demasiado el terror y eso lo ha colocado fuera de mi radar. Sin embargo con el libro de relatos El Bazar de los Malos Sueños he decidido darle una oportunidad.

Por Javi Jiménez.

Mi relación con el género de terror es algo paradójica, no me da vergüenza confesaros aquí, en intimidad, que soy un poco cagueta, pero aún así todo tipo de contenido con pretensiones de ponerme los pelos de punta me atrae irremediablemente. Un libro de relatos del estilo de El Bazar de los Malos sueños es una gran tentación, sé que me mantendrá enganchado y que probablemente hará que no transite pasillos a osuras una temporada después de leerlo.

Es por ello que soy un un novato en esto del terror, y quizás no me hubiera acercado a un libro del género en condiciones normales, sin embargo hay otro factor que me atraía de este libro: me encantan las historias cortas.  Y aquí surge una segunda paradoja, me encanta leerlas pero cuesta mucho más de lo normal acabar con un libro de este tipo. No sabría decir por qué pero los puntos y final de cada una de las historias no me animan a devorar la siguiente inmediatamente. Prefiero disfrutarlos como los pequeños bocados que son, por lo que un libro como estos suele acumularse en la pila de lectura actual durante más tiempo de lo normal.

A estas alturas te preguntarás por qué he decidido leer un libro que junta tantos aspectos conflictivos. Quizás sea precisamente por eso por lo que he querido leer El Bazar de los Malos Sueños, un recopilatorio algunas de las muchas historias (algunas ya publicadas de forma individual) de Stephen King. Porque supone una lectura diferente a las acostumbradas, y no hay nada mejor que poner un pie fuena de la zona de confort, aunque haya algún monstruo rondando ahí fuera (en el caso de los relatos del señor King, casi con toda probabilidad).

Una de mis cosas favoritas de este libro de relatos (a parte de la cuidada edición) es que cada uno de ellos viene introducido por el propio autor que nos da alguna pista o un poco de contexto sobre el relato, permitiendo al lector meterse un poquito en la cabeza del autor y conocer los esqueletos que componen las narraciones. Tras ese pequeño preámbulo, viene el show principal.
Como en cualquier libro de relatos, hay heterogeneidad, los hay mejores o peores, más o menos interesantes dependiendo de las inquietudes del lector. En todos ellos destaca la ágil prosa de Stephen King, confirmando que este autor tiene un don para conseguir el mejor ritmo para su narración. Quizás es una cosa que sería de suponer viendo los semejantes tochales que tiene publicados y se han convertido en best sellers. Sin embargo no sería el primer autor que cuando cambia a las distancias cortas pierde su mojo. No es el caso, cuando empiezas la primera página de un relato, no puedas terminar la sesión de lectura sin acabarlo. No le pondremos pegas a esto pero debería advertirse del preocupante aumento del consumo de café al día siguiente, cuando te has quedado terminando un relato más allá de la hora responsable de irse a dormir.

Realmente aunque algunas son historias de terror muchas se engloban más bien en el género de la fantasía e incluso se asoma a la comedia: coches asesinos, niños malvados, islas prescientes, historias del oeste, pecado, muerte, kindles, fuegos artificiales… Todas pasan por las manos de King, son retorcidas por el autor y moldeadas en su oscuro parecer. No estamos ante una revolución en el género ni mucho menos, son historias entretenidas que tratan de no caer demasiado de lleno en los clihés de este tipo de obras. Los relatos cortos (más aún cuando hablamos de terror) suelen ser simplemente un catalizador para  un efecto final que te deje patidifuso,  recurso del que si se abusa hace a las obras algo cargantes y repetitivas.  En este caso se ve a un autor con recursos que consigue consigue no caer siempre en ese mismo efecto. King va jugando con el lector revelando la información justa, desarrollando unos personajes en unas pocas páginas para que seamos capaces de empatizar con ellos, dándonos pistas sobre el oscuro abismo que hay al final o mostrándonoslo desde el primer momento para que el autor se entretenga jugando con sus personajes y sus reacciones al elemento fantástico.

Al final conseguí leérmelo sin pasar demasiado miedo aunque sí disfrutando de cada página.  No puedo hablar por los fans de Stephen King pero yo he disfrutado mucho con los relatos. Sí, a pesar de ser un poco cagueta. Quizás eso signifique que los fans hardcore del terror quedarán decepcionados o que unos buenos relatos de fantasía pueden entretener a cualquier tipo de lector. En cualquier caso creo que esta incursión fuera de mi área de confort ha sido exitosa.

Si me disculpáis me voy a dormir (con la luz encendida, claro).

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 192 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

2 comentarios en El Bazar de los Malos Sueños: Un libro de relatos de Stephen King

  1. Yo me he leído todo lo qye ha publicado King y ésta es, probablemente, su mejor antología de relatos, por delante de Todo es eventual. La edición y los comentarios antes de cada relato son por supuesto un gran plus.

    • Yo no tenía con qué comparar porque como cuento apenas he leído nada de King pero sí, está muy bien el libro. ¡Gracias por comentar! Así el resto de lectores tienen la referencia de alguien que conoce bien al autor :)

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*