El “Remenderverso” de Image te va a gustar

Rick Remender se convierte en uno de los motores de la “Nueva Image” con cuatro nuevas series estupendas

Por Chema Mansilla

Rick Remender es el nuevo guionista de cómic americano de moda. Es verdad que se está llevando muchos palos últimamente por su trabajo mercenario en Marvel, pero creo que es una crítica injusta. Creo que Vengadores La Cólera de Ultrón es un tebeo que podría haber dado mucho más de sí. Tiene buenas ideas y un tono a tebeo de los ochenta muy logrado, pero imagino que la necesidad (y la prisa) de Marvel por publicar algo con el nombre de Ultrón en letra bien grandes en la portada coincidiendo con el estreno de la nueva película de Los Vengadores influyó mucho en la calidad final de la historia…

Deadly-Class-Remender

Sea como sea, no sólo de Marvel vive el guionista. Y Remender está trabajando simultáneamente en tres series de cómics para Image que son algunas de mis lecturas mensuales favoritas: Black Science, Low, Deadly Class y (la futura) Tokyo Ghost.

Tras hacer cosas muy interesantes como Fear Agent, el trabajo de Temender en Image ha sido algo intermitente en los últimos años ahora que tenía que compatibilizar sus propios proyectos con los trabajos para otras editoriales. De regreso en Image con muchas historias nuevas, su últimos trabajos le hacen merecedor de un elogio que se divide en partes iguales en la de ofrecer aventuras interesantes y en escribirlas todas a la vez. Pocos son los guionistas que pueden llevar tantos títulos simultáneamente. Hay que decir, además que la fuerza gravitacional de de estas series es especialmente debida a los dibujantes con lo que Remender cuenta en estas cabeceras. Y eso, a su vez, es mérito de Image, una editorial que en los últimos años se está reconvirtiendo en un oasis de genialidad y talento. Image ha pasado de ser una imitadora del modelo de Marvel y DC para centrarse en editar cómics. Historias de todo tipo que en los últimos años han conquistado por méritos propios el trono que años antes ocuparan los cómics de Dark Horse o Vertigo.

Tampoco voy a decir que el trabajo de Remender en estas nuevas series de las que os voy a hablar suponga un cambio radical del panorama actual, un punto de ruptura con lo establecido o un soplo de aire fresco con el que puedas poner a enfriar unas cervecitas. Simplemente son historias entretenidas, bien escritas y visualmente muy atractivas que juegan con unos referentes de la cultura pop que a todos nos suenan de otros sitios…

Black Science nos cuenta las aventuras de una familia de “dimensionautas” que trata de regresar a casa. Si has pensado en Los 4 Fantásticos es que has hecho los deberes. Y si eres fan de “la primera familia” de Marvel seguramente te guste más esta serie que lo ha publicado Marvel en los últimos años (casi podría decir décadas). Porque se supone que Los 4 Fantásticos son una familia de científicos aventureros y que deberían pasar más tiempo explorando dimensiones desconocidas que en nueva York haciendo lo mismo que hacen Los Vengadores. John Byrne lo entendió perfectamente y desde entonces no han vuelto a brillar tanto. Pero dejemos de lado mis parafilias Marvel. El referente es ese y Remender juega a ofrecer lo que Marvel lleva tantos años sin darle a sus fans.

El dibujo de Black Sciencie, y que tanto valor da a la imaginación de Remender para establecer otros universos, es de Matteo Scalera. En esta ocasión Scalera deja de lado su estilo “cartoon” y se acerca peligrosamente al poderoso trazo de Sean Murphy (del que hablaré más adelante) que, coloreado digital a parte, podrías haber leído en Zona 84.

Low seguramente sea la serie con un mayor alcance estético gracias al trabajo de Greg Tocchini, uno de esos artistas que empiezan a sonar mucho y bien. En esta ocasión Remender nos cuenta una historia de piratas futuristas en un paisaje post-apocalíptico. Pero en lugar de llevarnos al desierto, a lo Mad Max o al espacio profundo, nos sumerge en las profundidades abisales de un planeta Tierra moribundo. El sol ha empezado a morir y expandirse y los humanos han buscado refugio bajo el agua.

Otro drama familiar en la que los protagonistas, miembros de una idílica sociedad que busca soluciones al futuro de la especie humana, se ven asaltados por una grupo de salvajes y crueles piratas. Tocchini me tiene enganchado a esta serie, con sus diseños de personajes, paisajes sub-acuáticos y armaduras futuristas. Atentos al color que este hombre mete a sus páginas porque es de lo más bonito que se puede leer ahora mismo en viñetas.

Deadly Class supone un cambio de tercio respecto a las dos cabeceras anteriores. Aquí el protagonistas es un pobre huérfano que es admitido en una escuela secreta muy especial. El referente, claro, es Harry Potter. Pero la vuelta de tuerca está en que la historia transcurre durante la crisis económica de los ochenta, con el huérfano de un tipo nada recomendable que disfruta de la protección de la CIA y la escuela es nada más y nada menos que el “alma mater” de los mejores y más peligrosos asesinos de la historia. Nuestro joven protagonista verá como sus padres mueren aplastados bajo el cuerpo de una demente suicida que andaba suelta por las calles (antes de saltar de un puente) tras los recortes económicos a las prestaciones sociales que la mantenían internada. Harry Marcus conseguirá ingresar en esta academia secreta de asesinos gracias a su gran potencial para ser lo que básicamente viene a ser “una mala persona”. Y a su vez la academia será la mejor herramienta para que Marcus pueda cumplir su objetivo de venganza contra el responsable de la muerte de sus padres: Ronald Reagan. Sí, ese Ronald Reagan.

La gracia viene en que Marcus, en el fondo, no es tan mala gente, y que su nueva escuela apesta como el resto de escuelas e institutos del mundo, sólo que aquí en lugar de lidiar con hechizos y partidos de Quidditch, tienes que evitar que el hijo del mejor asesino de la KGB te sodomice en las duchas. Aunque sí que también hay clase de artes oscuras…

Sin haber empezado a publicarse (Image la tiene prevista para este mismo año), Tokyo Ghost es la última serie de este “Remenderverso” de Image. En la serie Remender se une a mi admirado Sean Murphy para contarnos una historia de polis chungos mejorados cibernéticamente contra un imperio de la droga en un Tokyo futurista a lo Blade Runner. Da mucho miedo cuando mezclan así a lo loco muchas cosas que molan por separado, ¿verdad? Por lo poco que se sabe de la historia parece que Remender busca sus referentes en Appleseed.

Ya véis que Remender no está inventando nada nuevo, pero se lo ha montado bien poder hacer un remedo de “fanfictions” a su gusto, con un buen puñado de grandes artistas, y que además le paguen por ello. Un poco como Warren Ellis, cuando Warren Ellis molaba, salvando las distancias. Porque donde el talento de Remender no llega, sí que llegan sus ganas de divertir, y es mucho menos pedante. Kudos para Remender.

Sigue a @ChemaMansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

5 comentarios en El “Remenderverso” de Image te va a gustar

  1. Me dejé llevar por el “hype” de ‘Ciencia Oscura’ y resultó ser una decepción: el guión avanza a trompicones con una caracterización de personajes pobretona, y el dibujo tiene páginas brillantes y otras muy perezosas. El resto de recomendaciones tienen tanta buena pinta como tenía ‘Ciencia Oscura’, solo espero que no decepcionen tanto. ¿Me la juego?

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*