El Resurgir: Scott Snyder ha visto Waterworld

¿Qué esperabas que tardara más de un párrafo en hacer referencia a la nefasta película de Kevin Costner? Si hablamos de un cómic que mezcla ciencia ficción y un mundo sumergido por las aguas la asociación es inevitable. Tranquilo, que la comparación se queda en lo anecdótico.

Por Javi Jiménez

¿Te acuerdas de cuando hablamos de Trillium mencionamos a este tebeo? Pues si, El Resurgir (The Wake #1-10 USA 2013) forma parte de esa hornada de nuevos títulos del sello Vertigo que han insuflado nueva vida a una línea qué aún así se encuentra en las últimas. Uno de los títulos estrella era este. Con nada menos que Scott Snyder (Batman) una pieza clave del Universo DC actualmente y Sean Murphy(Punk Rock Jesus), un artista que aquí nos encanta.

No lo podemos negar, son ingredientes para petarlo. Aún encima Scott iba a hacer lo que le diera la gana, y cuando lo que le da la gana tiene las palabras terror y ciencia ficción, pues oiga, con ganas que se queda uno de echarle el guante.

The-Wake-5

El Resurgir comienza como una película de terror acuático, aquellas que tuvieron su auge tras la saga de Tiburón, películas cómo Deep Blue Sea (¿te molan ese tipo de pelis? ¡Cuéntanoslo!) donde un grupo de seres humanos se enfrentaba a la naturaleza en el medio donde somos más torpes: el agua.  La Dra. Archer es una bióloga marina especializada en descifrar el canto de las ballenas, candidata ideal para ser llevada a una base secreta donde han capturado a un tritón del tamaño del Empire State y que amenaza, junto con el resto de sus parientes,  con desbordar los mares.

Si creíais que el tiburón es el mayor depredador del mar es que no habéis visto a los sires. Quizás sea porque a mi Tiburón me daba cosica, pero a mi estos seres acuáticos me dan verdadero cague. Buena parte de culpa la tiene el dibujo de Sean Murphy, que los ha puesto bien mal encarados y aún encima no faltan escenas de frenesí alimenticio, ya puedes imaginar qué o mejor dicho, quién hace el papel de presa.

Es curiosa la forma que ha tenido Snyder de modernizar el mito de la sirena y adaptarlo para darle forma de ciencia ficción, ha creado una perspectiva interesante de estos personajes que volvían locos a los marineros y destruían barcos. Los atributos principales quedan reconocibles, pero el fondo es distinto. Ha eliminado los sujetadores de conchas, los hermosos cantos, los tridentes (lamentablemente) y por supuesto la mitad humana de su cuerpo, que bien pensado es bastante poco práctica. Cómo resultado nos quedan estos bichos, que cómo viese un día en la playa me faltarían piernas para salir del agua.

El cómic se divide internamente en dos partes bien diferenciadas. En la primera, la temática se acerca más al terror subacuático, con elementos asfixiantes, claustrofóbicos y ese regustillo a película de terror y misterio que parece que le gusta a Scott Snyder introducir en sus guiones. Para mi lo mejor de lejos del cómic. Con un final lo suficientemente cerrado como para dar carpetazo a la historia.

Sin embargo, en la segunda, nos trasladamos al futuro donde desenredaremos todos los misterios que rodean a los sires. Aquí la referencia clara es Waterworld, pero hecho con bastante más gusto. Donde antes cobraba importancia el terror, toma el relevo la ciencia ficción y la aventura. No se a ti, pero a mi me encanta ver mundos paralelos, cómo nuestra sociedad se adapta a grandes cambios, en este caso la subida del nivel del mar. Queda un universo bastante curioso y bien ambientado aún cuando no da tiempo en profundizar en él. Especial gracia me ha hecho el uso de dibujitos de pez empleados como insultos en los bocadillos. Se agradecen estos pequeños toques de originalidad.

La verdad es que se echan de menos más series autoconclusivas de grandes autores como este El Resurgir. La historia se nota bien pensada y ejecutada, para contarte lo que el autor quiere en ese espacio, nada de relleno ni tanteos de nuevos argumentos algo que las series regulares no pueden conseguir, ni siquiera en el formato de arcos argumentales.

El dibujo de Sean Murphy es completamente hijo de su padre, aunque quizás más trabajado que lo que vimos en Punk Rock Jesus, los diseños futuristas son geniales, al igual que el de los monstruos que ya se ha comentado. Si os gusta el artista, os encantará el arte de El Resurgir. Si no, qué demonios, seguro que también.

El punto más flojo se encuentra en la resolución algo  sobrexplicada: demasiados argumentos para resolver el misterio principal de la historia que se ven algo forzados y metidos con pinzas. A mi no me ha dejado satisfecho, aunque  cada uno juzgue según su propio criterio y luego que vuelva y lo discutimos.

Sin embargo, en global un cómic más que recomendable, la crítica le ha tratado bien y razones no faltan para ello. Personalmente me lo he zampado de una sentada, así que algo si que tiene.

Menos mal que aun quedan algunas historias como estas para saciar el apetito de títulos autoconclusivos de calidad. A ver si los señores de DC nos escuchan y proponen más títulos. Mientras tanto,  si todavía no lo has leído, te recomendamos que lo hagas. Si sí lo has hecho, ¡no te olvides de contarnos si te ha gustado!

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Facebook y Twitter.

Acerca de Javier Jimenez 179 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*