Esta noche arderá el cielo, de Emilio Bueso

Emilio Bueso se está convirtiendo en un nombre de referencia para la literatura fantástica y de ciencia ficción. Su nuevo libro afianza su trayectoria ascendente.
Por Chema Mansilla

esta_noche_ardera_el_cieloDiástole fue una grata sorpresa. Cenital, uno de mis libros preferidos del año pasado. Y Esta noche arderá el cielo es un paso más en una carrera que le está convirtiendo en un referente en el género. ¿Qué género? bueno, diremos que género “fantástico” . O mejor, especulativo. Porque Bueso lanza preguntas como si se tratara de un par de dados (el número de caras que lo decida cada cual) y luego narra los resultados.

En este caso los dados eran una serie de personajes intensos, un escenario exótico y unos peligros interesantes. Entre los personajes tenemos como protagonista principal a Mac, un motero depresivo que acaba de recuperar al amor de su vida, a un padre y su hijo adolescente en un viaje que trata de estrechar su relación y a un puñado de indios ‘cree’ que se dedican al contrabando de cualquier cosa. Pero eso ya entra dentro de los peligros interesantes.

El escenario exótico es el norte del norte. El extremo de Canadá donde las carreteras ya no tienen ni nombre ni número y a las que dudosamente se las puede llamar realmente carreteras. Bueso ha conseguido hacer de ese bosque frío un personaje que amenaza con comerse (a lo mejor incluso de manera literal) a los protagonistas humanos de la historia. Ese bosque respira. Y casi se podría decir que devuelve la mirada. Sin duda, el punto fuerte de esta novela ha sido la capacidad del escritor para convertir el bosque en un problema, una amenaza y un personaje.
En cuanto a la amenazas, además de los peligros que ofrece uno de los parajes más inhóspitos del planeta, hay que añadir ese grupo de indios que se dedican al contrabando. Y no hablamos ni de menudeo, ni de bolsos falsificados. Los ‘cree’ están traficando con algo que podría ser una preocupante amenaza biológica. Una amenaza biológica de esas que saltan sobre tí y te arrancan la garganta de un bocado.

El libro me enganchó al principio. La presentación de todos estos elementos, de por sí interesantes, se benefician del estilo de su autor. Bueso escribe como si estuviera hablando con el lector. De tú a tú. Con un lenguaje propio de dos amigos compartiendo mesa en una cafetería. Hasta la mitad del libro estaba tan enganchado como si me hubiera quedado, como dicen las madres, con los dedos pegados a un enchufe. Mi enganche llegó a su cima cuando Bueso incluye, aunque sea de manera referencial, uno de mis mitos culturales preferidos: el Wendigo.

Pero a partir de ahí me entristece reconocer que mi interés comenzó a decaer. Por un lado Bueso pinchó enseguida mi globo del Wendigo, dando una explicación completamente racional, y de película hollywoodiense de lo más ramplona. Eso es una cuestión meramente personal, y no quise aferrarme a ella para poder seguir disfrutando del libro. Pero en ese proceso de recuperación anímica comencé a tropezar con capítulos que resultan innecesarios. Artificiales.
En un momento de la lectura, comenzando aproximadamente el último cuarto del libro, Emilio me había perdido. “¿Por qué me cuentas esto?”, me decía a veces.. “¿Otra vez me vas a contar esto otro?”, me decía otras.

Finalmente conseguí remontar el vuelo de la lectura. Y eso es algo muy difícil, ya que una vez mi interés como lector cae en barrena, termina completamente espachurrado antes de terminar el libro. Así que hay que valorar que Esta noche arderá el cielo consiguiera reengancharme para terminarlo. Sin duda, yo valoro que Emilio Bueso lo consiguiera.

En cualquier caso el libro es una propuesta muy interesante, que seguro dejará a muchos lectores satisfechos y seguirá engrosando las filas de seguidores de este autor. Y es comprensible. En España (en el mundo en general, seguramente) necesitamos a más autores como Bueso, que con su propia voz ( y ese es sin duda el punto fuerte de este libro, y del resto de los libros de Bueso) cuente historias de ese género, “fantástico”, de “cienci-ficción”. Especulativos. Divertidos. Interesantes.

Esta noche arderá el cielo merece una segunda oportunidad por mi parte. Y sin duda, se la ha ganado.
Volveré a él.

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles

¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*