Expediente-X (Décima Temporada)

Quiero creer que ahora sí

Todavía quiero creer (porque no me cuesta nada)
Por Chema Mansilla

Soy un fanboy de Expediente-X. Quiero creer con todas mis fuerzas que este regreso de la serie, tras la anecdótica y soporífera última película, tiene algo que aportar a la mitología de la serie, y que no se trata de una mera maniobra comercial. Y eso que de comercial este invento tiene mucho, claro. Porque la nostalgia vende, lo estamos viendo todos los días. Y no sé hasta qué punto supone también una grave carencia de nuevas ideas y el fracaso de una generación de creativos televisivos que no han sabido crear un relevo para el espíritu de la serie…

En cualquier caso Mulder y Scully están de vuelta, tan desganados interpretativamente como lo estaban hace diez años. ¿Qué fue de aquella química irresistible que tenían estos dos? Ha sido sustituida por una pasiva interpretación del método “Dondeestamichesqui”, especialmente brillante en el caso de Duchovny, al que se veía mucho más cómodo en Californication. El caso es que con el dúo protagonista de vuelta, con sus secundarios recurrentes en el banquillo y con una nueva trama misterio, conspiranoica y forteana, tenemos todo listo para alegrarle la vida al Enrique De Vicente que todos llevamos dentro.

El bueno de Chris Carter, la única pieza realmente motivada del motor de esta nueva décima temporada, retoma aquellas tramas que quedaron colgadas hace más de una década y a las que los fans pedían respuesta. Cierto es que desde hace algunos meses la editorial IDW está publicando las que, hasta el momento, eran consideradas las temporadas décima y decimoprimera, pero con la la llegada de esta nueva temporada televisiva quedan con una estado canónico más bien dudoso. El caso es que se nos plantea una trama en la que el chulo de Community, John McHale, vuelve a poner en movimiento al dúo protagonista tocando los resortes necesarios de “I Want To Believe”, “OVNI”, “Trust No One” y “EVERYTHING IS A LIE”. Y es que sacar a bailar a Mulder es muy fácil,  y esta vez no ha hecho falta ni sacar el tema de su hermana…
De cómo la investigación de un caso puntual de abducción de manera más bien “aficionada” termina con Mulder y Scully de nuevo trabajando para el FBI es el auténtico Expediente-X. Una carambola argumental que parece transcurrir entre dos escenas y que el espectador no llega a ver, pero oye, que tras el primer episodio, en el segundo emitido (en realidad es el quinto, pero fue reprograma su emisión para “desengrasar” un poco el tono) volvemos a tener a estos dos amigos de lo paranormal de traje y corbata investigando el misterio de turno, en lugar de seguir ahondando en la trama principal.

No me quejaré, ya que tanto este segundo episodio como el primero, con sus planes a largo plazo, me han enganchado. Y es que me gustan las historias de extraterrestres, qué le vamos a hacer, crecí leyendo ciencia-ficción. Y estas cosas de ADN alienígena, hibridación, sociedades secretas, poderes en la sombra y demás parafernalia me pone mucho. Y era lo que más molaba de la anterior etapa de la serie, además de esos episodios cómicos tan locos que eran pura genialidad en su juego con el espectador. Además, como comentaba antes, se empiezan a retomar esos temas que quedaron allá en el olvido… El hijo de Scully, su abducción, la supuesta guerra entre razas extraterrestres, los planes secretos de eugenesia. Y eso molará a los fans veteranos de la serie. Espero que también enganche a una nueva legión de espectadores que permita que la serie resucite más allá de esta temporada. Tal vez sea el momento para que Duchovny y Anderson den paso a un nuevo equipo de investigadores.

A lo mejor es pronto para emitir un juicio sobre este regreso, pero las primeras sensaciones, en general, son buenas. No sé cuánto mérito hay que darle a la calidad de este regreso en sí como a las ganas que le estamos poniendo los fans para que sea el regreso prometido que no fueron ni el final de la serie, ni las películas ni el el spin-off protagonizado por mis queridos Tiradores Solitarios. Queda esperar, dejarse llevar, no desesperar con los episodios anecdóticos de “monstruo de la semana” de turno y confiar en que finalmente tendremos el cierre argumental tanto tiempo esperado.

Por cierto, un día tengo que contaros mi teoría de por qué Expediente-X en realidad se trata de una maniobra “debunker” para desprestigiar el fenómeno OVNI, su investigación y todas esas teorías conspiranoicas que ni a lo mejor son tan locas ni a lo mejor son tan falsas…

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles

¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

1 comentario en Expediente-X (Décima Temporada)

  1. Lo también soy un fanboy de Expediente-X, es de lejos mi serie favorita y llevaba años ansiando el regreso de Mulder y Scully en la supuesta tercera película que Chris Carter tenía en mente pero que el fracaso de la segunda película enterró casi de forma definitiva.
    Dicho esto, el regreso de Expediente-X me ha gustado, no me ha encantado pero tampoco la culpo ya que esta nueva temporada tenía que asentar tantas bases que era casi como su fuera un episodio piloto, en ese sentido me ha parecido un episodio bastante interesante que plantea una trama de lo más interesante. El segundo episodio me gustó más que el primero, me pareció 100% Expediente-X. Y ahora hablemos del tercero, lo diré si rodeos, solamente por el tercer episodio ha merecido la pena este regreso, afirmo sin temor a exagerar que es una pequeña obra maestra, de los mejores de la serie, ha sido como volver a esa magia que tenían las primeras cinco temporadas, un capítulo imprescindible.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*