FanHunter: En las montañas de la locura, y otros chistes referenciales.

Panini Books edita la nueva aventura épico decadente de Cels Piñol. Un libro que me ha hecho reír y sentirme” tan joven y tan viejo, like a Rolling Stone”.
Por Chema Mansilla

Fanhunter_Las_montañas_de_la_locuraA Cels, le conocí por sus viñetas. Como casi todo el mundo. Recuerdo que cuando leía sus tiras en los cómics de Fórum me reía mucho. “Eso mismo me pasa a mí”, me decía con las anécdotas de sus personajes. Detrás de aquellos monigotes estaba un personaje, que por lo visto, era un fan y un fazinero (no es lo mismo) que había conseguido colarse en la editorial que publicaba Marvel en España a base de hacer chistes. Evidentemente, además de los chistes, detrás había una cantidad inagotable de entusiasmo y una carismática y ardua labor de acoso y derribo. Cels quería estar en el mundillo y lo consiguió a base de insistir. Ahora nadie puede negar que la figura de Cels ha tenido una gran importancia en la industria del cómic en España en los últimos 20 años. Recuerdo un verano, durante unas vacaciones en la playa un pueblo con mar de cuyo nombre, esto no, no puedo acordarme. Recuerdo también un kiosco del paseo marítimo donde mis padres me compraron, como siempre, un buen taco de tebeos (gracias mamá y papá). Entre ellos iba el primer recopilatorio de la tiras Fan Letal / Fan con Nata. Muchas las había leído ya en los cómics Marvel. Otras no.

Y ahí empezó mi Celsmanía (incluso llegué a comprar el disco). Me reía con las tiras de Cels como no me reía con nada desde Mortadelo. Y no he vuelto a reírme con nada igual, excepto con Terry Pratchett. Las tiras de Cels eran graciosas. Pero lo que era más importante, era referenciales. Ese tipo, además de no saber dibujar, era muy divertido. Y además sabía qué pelis eran las que molaban de verdad. Era un tipo que dibujaba monigotes que hablaban como McClane y que se las veían con gusanos como los de Temblores. Tenía su propio lenguaje y su universo. Era como Forges, pero en friki.
De los recopilatorios, pasé a buscar como loco los sus fanzines imposibles de encontrar en Madrid en aquellos años, y sus  difícilmente localizables comics de Fanhunter de Camaleón. Luego Cels empezó a publicar en Planeta… Y se convirtió en fenómeno y líder del fandom.

Conocí a Cels fue en primer Expocómic de Madrid. Lo primero que pensé es que su nariz (y espero que no se ofenda al leer esto) era igual que la de su muñegotes. Lo mismo le pasa a Jeff Smith con sus Bone. Lo segundo que pensé es que Cels era (y es) supermajo con los lectores. ¿Cómo no iba a serlo, si era uno de nosotros? Lo tercero, es que molaba ver a uno de nosotros, los lectores frikis, pasar al otro lado de la barrera y dibujar sus moñadas, que se las publicaran y que le pagaran por ello. Durante ese Expocómic corrió el rumor entre los asistentes de que Cels se compró en uno de los stands una réplica de una UZI de esas que disparan bolitas. No sé si era verdad, pero molaba.

Con el paso de los años seguí en contacto con Cels de varias maneras… Ostenté el mérito de ser el lector que más veces ha parecido en el correo de los lectores de Fanhunter. Yo firmaba como Sr. Bonanza y en cada número aparecía una carta o dibujo mío. Asistí a conferencias, charlas firmas. Le he hecho un par de entrevistas. Presentaciones descacharrantes junto a Viturtia y Olivé. Me emocioné al comprobar que otro adulto flipaba tanto como yo con Hora de Aventuras. Casi coincidimos en el Celsius del año pasado (tenemos unas cañas pendientes) donde presentó la idea de la novela junto a Alejo (Cuervo): iba de Lovecraft, submarinos, salía el Papa Alejo (Cuervo) y tal vez Don Depresor pilotara algo. Me reí en la charla y pensé que Cels seguía siendo divertido a la hora de plantear escenarios e ideas. Cels siempre ha sido Cels. Me gustaría decir que he seguido leyendo sus cómics. No es verdad. He sido un rajado y no he seguido leyendo sus cómics. En algún momento me pareció que Cels se había hecho mayor y que ya no era tan gracioso. O que yo me había hecho mayor y ya no me reía tanto. Sigo tropezándome con sus tiras, sigo al tanto de sus novedades… Pero ya no soy su Fanletal.

Hace unos días Cels me mando el Epub de su nueva novela.Ya lo he dicho en alguna otra reseña del libro (aquí por ejemplo): no le van a dar el Cervantes este año. Ni el Planeta. “Fanhunter. En las Montañas de la Locura. Electric Boogaloo”. El título se las trae. Pero mola. Mola como molan las cosas que son chulas, aunque potencialmente extravagantes. Doctor Who mola por lo mismo. El libro es una continuación del libro del mismo nombre de Lovecraft. Pero con narizones. Y referencias a todas esas cosas que, si sigues este blog, nos gustan. El libro es divertido. Con el libro te ríes… Y en mi caso recuerdas otros tiempos. Tiempos en los que las pelis de Carpenter eran la ley. En las que una peli de submarinos eran algo chulo en lo que Hollywood creía. No te voy a vender el libro: si eres un fan de Fanhunter te lo vas a comprar. Si no, seguramente no deberías comprarlo, no es para ti. Pero si sigues pensando que Serpiente era un crack, que el metal molaba más en los 80, que los mutantes de Claremont son la referencia cultural de tu generación y quieres que Joss Whedon te adopte, este sí es un libro para gente como tú. También si coleccionas Hot Toys, cromos viejos de bola de Dragón o te has comprado un sacapuntas de Jake el Perro. Insisto: no te voy a vender el libro. Yo sólo te voy a decir que me he divertido. Mucho.
Que me ha hecho sentir bien. Joven. Sanamente friki.

También puedo decir que Cels escribe mejor de lo que dibuja (y eso que ahora ya sabe dibujar piernas).

P.D: A Cels tengo que darle las gracias por las risas durante todos estos años. Por ser siempre agradable y amable conmigo. Y joder, por escribir una de mis frases preferidas de todos los tiempos: “Así.. Así.. Así bailaba Bruce Willlis en el Último Boyscout”. A día de hoy sigo diciendo esa frase siempre que puedo.

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

2 comentarios en FanHunter: En las montañas de la locura, y otros chistes referenciales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*