Fatale:El back to black de Ed Brubaker

Porque no solo de superhéroes vive el hombre. Decídselo a Ed Brubaker que tras 7 años escribiendo la colección de Capitán América, vuelve a lo que más le gusta y mejor sabe hacer: el género negro.

Por Javi Jiménez

Brubaker y noir son sinónimos,a él se le ha llegado a atribuir la revitalización contemporánea del género. A pesar que su amor por el género del crimen viene de largo,   demostró su buen hacer al público general  junto a Sean Phillips en Criminal, ganadora del premio Eisner a mejor serie regular en 2007.  Y ahora en 2013 quiere repetir otra vez junto a Phillips  firmando una nueva historia bajo el título de Fatale publicada por Image Comics. Nominada este año al premio Eisner a mejor serie regular, Fatale llegó a España este abril de la mano de Panini Comics dispuesta a petarlo. Como podéis comprobar potencial no le falta,  un guionista con solera que ha demostrado en diversas ocasiones su buen hacer (cuatro premios Eisner tiene en su haber el Sr. Brubaker) . Sean Phillips tampoco se queda corto, un dibujante y colorista de calidad con un estilo de dibujo que le viene como anillo al dedo a este tipo de historias… Y todo ello publicado de forma independiente sin ningún tipo de estorbo editorial.

Hechas las debidas presentaciones, vayamos con el plato principal. Fatale  comenzó a publicarse en enero de 2012, en esta historia se alternan los géneros del crimen, misterio y horror con mucha clase, creando un producto totalmente personal. Este cómic comienza poniéndonos a tono en una preciosa mañana  en un camposanto empapado por la lluvia, dando el último adiós a  Dominic Raines. Allí su ahijado y heredero Nicholas Lash conocerá a Josephine, una vieja amiga de Raines.  La vida de Nicholas cambiará para siempre cuando descubra una novela sin editar de su difunto padrino que le hubiera costado la vida si no hubiera sido por la oportuna aparición de Josephine. ¿Quién es esta mujer? ¿Qué hay tan valioso en ese libro para atreverse a matar por él?

En Fatale la protagonista de la historia es sin lugar a dudas Josephine y los pobres desgraciados que se encuentran en su camino. Misteriosa, sensual, pocos escrúpulos y  la inmortalidad la convierten en un cóctel a punto de estallar. Una mujer que literalmente te puede embrujar.  Solo ella tiene las pistas adecuadas para responder a todas las preguntas sin respuesta, así que habrá que dejarse embaucar por esta auténtica femme fatale para armar todas las piezas de este rompecabezas aunque te cueste la vida… o la cordura.

En lo personal, este primer tomo me ha sabido bastante a poco ya que se trata de unos números de necesaria  introducción a la historia, se ponen las cartas sobre la mesa, pero no se comienza a jugar. Se echa de menos uno de esos cliffhangers de los que mete Kirkman en prácticamente todos los tomos de Los Muertos Vivientes, ese incentivo a continuar leyendo, un sonoro golpe sobre la mesa. Sin embargo,  Si dejamos de lado esa pequeña falta de gancho, quizás debido a que la serie ha de funcionar como una obra completa, tenemos ante nosotros un cómic bien dibujado y bien escrito. Con mucho contenido, pero que no empacha al estar la narración muy bien repartida y equilibrando los momentos más reflexivos con algo de acción. Un tebeo de lectura amena y de calidad para esas tardes muertas en la piscina o en gallumbos sobre el sofá .  Quizás no te enamorará a la primera, pero todo apunta a que Fatale es un auténtico corredor de fondo y que promete dar más de una sorpresa. Si el misterio se desvelara a las primeras de cambio, no sería un buen misterio ¿verdad?

Monstruos, nazis, sociedades secretas, magia, dinero, gángsters, policías corruptos, amor,odio, femmes fatales y mucho noir . Orquestado por Ed Brubaker y Sean Phillips. Esos son los ingredientes de Fatale.  ¿Hace falta algo más para decidir perdérselo?

 Sigue a Javi Jiménez en Twitter en @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 185 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*