Fib2014: Viernes. The Parrots, Albert Hammond Jr, Of Montreal, Kasabian y la lluvia.

Un año más volvemos a Benicasim a disfrutar del mítico Festival Internacional, ahora de capa caída. En una de sus ediciones más flojas, os contamos todo lo que vimos, escuchamos y vivimos. Hoy es el turno del segundo día, viernes con The Parrots, Albert Hammond Jr, Of Montreal, Kasabian y un invitado poco deseado: la lluvia.

Por Javi Jiménez

Kasabian-Festival Internacional de Benicassim-FIB-Rock-Indie-Cronica-Cabezas-cortadas

El jueves había sido un gran día, pero el viernes estaba marcado en mi calendario como el día grande. Innaguramos el Trident con la banda catalana Manel, su propuesta melódica no se encuentra en mi espectro de preferencias, sin embargo solamente por un final que puso a bailar a todo el mundo,que consistía en una bastante abultada colonia española, mereció la pena. Después, nos acercamos al Fibclub donde The Parrots estaban poniendo todo patas arriba,  no mentiremos, no conocíamos a estos madrileños. Pero vaya menudo sorpresón, mucho descaro sobre las tablas de este trio que hicieron un rock(con influencias surf, garage y pop)  bailable que enganchó a todos los que pasaron por allí, no había quién se resistiera. Sin distinción entre locales, foráneos o fans de otros estilos musicales, aquí todo el mundo bailaba. Deberían ser más, si tenéis oportunidad de verlos: no dudéis. Buen rato asegurado.

El guitarrista de los americanos The Strokes, llegó a Trident, y demostró el sonido que se puede llegar a sacar de este escenario.  He de admitir que Albert Hammond Jr me sorprendió mucho, sin ser un fan de The Strokes, si que había estado escuchando su album Yours To Keep y eso no me había preparado para lo que se me venía encima. Cuando en su versión de estudio es un músico más bien comedido, melódico en directo da mucha caña. Rock sin concesiones. Y punto, y no se necesita nada más. Y yo que iba a sentarme para verlo en la distancia y descansar un poquito… Albert no dió tregua.

Se veía venir, los relámpagos iluminaban el cielo de Benicassim, el firmamento se ennegrecía y por mucho que mirase desconsolado la página web del tiempo que no daba probabilidad alguna de lluvia, el cielo se nos cayó encima. Sonaba en el escenario Trident Of Montreal, que había tenido una afluencia más o menos normal de público en el momento en el que cayó el agua, al principio titubeante y luego sin dar cuartel a nadie.  Sin embargo,  el escenario aguantó,  la banda también así como la mayor parte del público. Un público que en lugar de menguar como se podía preveer, creció.  Innutilizados los otros dos escenarios, la gente ponía al mal tiempo buena cara y se acercaba a este oasis musical. La fiesta que se vivió cuando el tiempo dió un poco de tregua, no se puede llegar a describir, había que estar allí. En ese momento,  había más ganas de darlo todo que nunca, podía ser el último concierto de la jornada, esta jornada de festival podía acabar en cualquier momento, no había tiempo para ser precavido y dejar energías para luego. Era el ahora. Nos unimos al resto del público, nos mojamos un poco, pero en seguida miramos al cielo y vimos una estrella (no de esperanza, sino literal) parecía que escampaba, pero ese chaparrón dejó un momento imborrable.

El tiempo pareceía que aguantaba, rachas intermitentes de lluvia amenazaban pero, cuatro cubos para las goteras, secar el escenario con un par de toallas, una puesta a punto rápida y  Juventud Juché se enfrentaban a los valientes fibers. Su rock con mala leche punk, venía que ni pintado para secar las gotas. Ellos lo dieron todo, aunque fueramos poquitos los que allí estábamos, nos dió pena marcharnos, pero empezaba Tame Impala. Aún así nos fuimos con la promesa de seguir a estos murcianos detenidamente.

Era el momento para los lisérgicos Tame Impala, el público se preparaba a su manera para recibir el rock psicodélico de los australianos. No se si era el tiempo, nuestra posición con respecto al escenario o que Kasabian eran los siguientes en mi lista, pero el directo me dejó frío, no llegué a conectar con la banda y la atmósfera que intentaba crear, me pasó igual con Foals, y me quedo con las ganas de verlos en una sala pequeña y poder dedicarles toda mi atención. Aún así, como la mayor parte del público , disfruté de lo lindo con Elephant. Lo reivindico como temazo desde ya.

LLegó el momento el Maravillas se disponía a acoger a Kasabian,  el cabeza de cartel del FIB 2014, y demostraron que no lo eran por nada. Comenzó la cuenta atrás, literal, en la gran pantalla al fondo del escenario en letras blancas y fondo rosa, jugando con ese concepto del tiempo con el que están jugando en su último álbum 48:13. Llegó el cero y Bumble Bee para empezar. Parecía que mis temores de un directo soso y blando, alentados por un visionado de uno de sus conciertos en youtube, no se iban a cumplir. No había concluido el tiempo cuando los australianos dejan los instrumentos, si hubiera terminado ahí el concierto hubiera pasado sin pena ni gloria, cumpliendo, pero sin deslumbrar sin embargo el bis estaba completamente cantado por su puesto. En este segundo round llegaba el Kasabian más potente, sonidos raveros atronaban el Maravillas y nos preparaban para el gran final. Pusieron patas arribas el escenario principal, todo el mundo botando, se pidieron moshpits y el público los dió, Fire daban y Fire recibían. A servidor le hubiera gustado que hubieran empezado antes con ello, pero no se puede tener todo. Desde luego ese final sumó enteros a la actuación que creo no dejó indiferente a nadie. Increíbles.

Y como no nos podíamos quedar así tan temprano, con muchas ganas de fiesta llegó el momento de Luiliminili, el cierre de fiesta con los Djs del Ocho y Medio de Madrid.  Tocaba darlo todo con indie, rock y electrónica variada. Una selección musical que agradecemos profundamente, variada y con un poco de todo (pero siempre con criterio) que no dejó momento para aburrirse, unos mixes muy resultones y bien hechos que demostraron que se puede hacer otra sesión indie sin caer en la lista de temazos repetidos hasta la saciedad.

Ya estamos a mitad de viaje y la próxima entrada de nuestra crónica del FIB 2014 está al caer, ¡No os la perdáis!

Segui a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter en : @CabezasCortadas

Acerca de Javier Jimenez 179 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*