GINGA PATROL JAKO, de Akira Toriyama.

El nuevo manga de sensei Toriyama Akira y precuela oficial de su obra más popular, Dragon Ball.

Por Carles Torrellas.


Cuando en los burladeros del mundo del cómic y del manga empiezan a correr rumores de que Toriyama ha empuñado de nuevo su plumilla, el hype de todo buen aficionado se dispara y es imposible evitar que se le dibuje a uno una sonrisa que nada tiene que envidiar a la del gato de Cheshire de “Alicia en el país de Las Maravillas”. Pero antes, una pregunta: ¿hay alguien en la sala que no sepa quién es Toriyama? ¡Que levante la mano por favor! ¿Nadie la levanta?¿Seguro? Mira que como luego os oiga cuchichear sobre quién es Toriyama, os arreo con la mano abierta…

Bueno, por si acaso, no está de más que os haga una pequeña biografía de él. Toriyama, nació en la ciudad de Nagoya el 5 de abril de 1955, así que ¡¡nuestro mangaka favorito acaba de cumplir 60 añitos!! Feliz cumpleaños Toriyama Sensei, ハッピーバースデー鳥山明(Happībāsudē Toriyama Akira). Su carrera profesional como mangaka empezó en Shonen Jump de Shueisha donde publicaría su obra primeriza WONDER ISLAND. Tras esta serie llegaron una serie de historias cortas como DRAGON BOY, TOMATO o TODAY’S HIGHLIGHT ISLAND, que tuvieron una moderada aceptación entre los fans. Esto permitió que el maestro Toriyama tuviera su oportunidad con su primer manga de gran extensión.

Hablamos obviamente de El Dr. SLUMP, que nos cuenta las (des)aventuras del profesor Sembei Norimaki, su creación Arale – un robot con aspecto de niña de 10 años – y todos los variopintos habitantes de la Isla del Pingüino.

Este manga se publicó entre 1980 y 1984 y, apenas un año después de su aparición, Toei Animation ya produjo una serie que llegó hasta los 260 capítulos y le valió el premio al mangaka del año 1981 de la editorial Shogakukan. Y, tras este manga, llegó su mayor creación, una reinterpretación de su manga corto DRAGON BOY fuertemente inspirado en el clásico de la literatura china, VIAJE A OCCIDENTE y en el mito budista del rey mono Hanuman. ¿Sabéis de qué estoy hablando?¿No? Pues nada más y nada menos que de DRAGON BALL.

No os resumiré el argumento de DRAGON BALL, porque es de sobras conocido por todos, lo que si os diré es que “oficialmente” GINGA PATROL JAKO es su precuela, pues aquí conoceremos a la madre de Goku, veremos de nuevo a su padre Bardok, incluso aparecerán Vegeta, Raditz y el propio Goku, así como a su abuelo Son Gohan. Pero, ¿de qué va exactamente?

Pues este manga narra las aventuras, o quizás deberíamos decir más acertadamente las desventuras, de Jako, un miembro de La Patrulla Galáctica al que han mandado a la Tierra a protegerla, o al menos a intentarlo, de un terrible alienígena que han mandado desde el planeta Vegeta para destruir a todos los habitantes de nuestro planeta. ¿Adivináis quién es ese terrible alienígena mandado desde el planeta Vegeta? ¡¡Exacto!! Nuestro querido y admirado Son Goku- Poco a poco vamos conociendo un poco más de este, cuanto menos, curioso patrullero galáctico, así como del Profesor Ômori, un científico terrestre experto en viajes espacio-temporales que vive aislado en una isla abandonada y que por azares del destino conocerá y ayudará a Jaco a reparar su nave, o por lo menos hacer todo lo posible, ya que sufrió un ligero accidente al chocar con nuestra luna, mientras nuestro valiente patrullero estaba distraído viendo la tele.

Mientras el profesor Ômori trata de averiguar qué le sucede a la nave, también va conociendo un poco más a este curioso alienígena y patrullero galáctico. Y mientras esto sucede, nosotros conoceremos, de primera mano, al resto del elenco de personajes de este manga, y viviremos en primera persona las interactuaciones de Jako con el resto de humanos cuando visite la capital.

El aspecto de Jako, es una mezcla entre el arquetipo de alienígena denominado Hombrecillo Gris, cosa con la que juega Toriyama haciendo que nuestro protagonista sea bajito y esté fuertemente acomplejado por su corta estatura y su aspecto físico. Es curioso la manía que tiene de presentarse de forma muy circense, recordando claramente al saludo-presentación de Las Fuerzas Especiales de Freezer, que en el fondo no deja de ser un homenaje-parodia que hace Toriyama de las series Tokusatsu (el género con el que se definen este tipo de series tipo Power Rangers y que empezó hace más de 40 años con el personaje llamado Kamen Raider).

No os quiero reventar la historia, así que dejaré que el resto lo descubráis vosotros mismos. Personalmente considero que aunque este manga no deja de ser una obra menor, cumple con su cometido: ser entretenido y recomendable para todos los amantes de su obra. Pero lo dicho, es una obra menor como podrían ser GO GO ACKMAN, COWA!, SANDLAND, KAJIKA, NEKOMANJIN, y que, sinceramente, creo que Toriyama sólo dibuja porque se aburre de no hacer nada y se cansa de dar evasivas a los editores de las revistas para que publique otro manga, en vez de vivir a cuerpo de rey como ahora hace, o porque, como a todos nos pasa a veces, echas de menos a ese viejo amigo con el que has compartido tantas vivencias, ya sean buenos o malos momentos, y vuelves a él al menos durante un rato.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*