Gyo: En este manga algo huele muy mal

Junji Ito vuelve para traernos malolientes pesadillas.

Por Javi Jiménez

Amigos de la Isla, a Junji Ito ya le conocéis, hablamos en su momento de Black Paradox, un manga de terror psicológico con el cual comenzamos a conocer al autor. Junji Ito vuelve a nuestras costas con una nueva historia. Gyo, publicado en Japón entre el año 2000 y 2001 en la revista Big Comics Spirit, cosechando bastante éxito de crítica. Esta historia ha sido recogida en España en dos volúmenes de la mano de ECC Ediciones , editorial que publica la mayor parte de la obra del autor.

gyo_num1_ECC_Ediciones-Manga_Terror_CabezasCortadas

En esta ocasión nos presenta a Kaori y Tadashi, una joven pareja que está pasando sus vacaciones en la playa de Okinawa. Un extraño altercado mientras bucean dará comienzo a una serie de acontecimientos espeluznantes. Desde ese momento se encontrarán con unas extrañas criaturas que producen un fuerte y nauseabundo olor. Comprensiblemente, asustados tratarán de huir de la pesadilla poniendo tierra de por miedo. Como imagináis,  esto solo será el principio.

Una vez más podemos ver la marca Junji Ito en el tipo de historia que nos presenta. El autor busca esa vuelta de tuerca del horror para ahondar en su nivel psicológico. El japonés busca encontrar esas cosas que nos producen verdadero pavor. Parece que ahora ya no nos dan miedo esas escenas violentas o macabras que por ejemplo llevaban a la fama a la saga de Saw. Hay que buscar una dimensión mucho más personal. En este caso se basa en una sensación física profundamente desagradable como punto débil: nuestro olfato. Juega con ese recuerdo lejano del olor más nauseabundo que podamos haber sentido, un olor que huele literalmente a muerto como el conductor de la historia.  Lo putrefacto, cadáveres en descomposición irán alimentando la paranoia desde el primer minuto.

Me encanta como Junji Ito juega con elementos tan mundanos para producir terror. Especialmente con el personaje de Kaori, una chica con un muy sensible sentido del olfato y muy inestable emocionalmente. La historia jugará con Kaori, alimentando la paranoia y la tensión en la que se ve envuelta por segundos. Poco a poco vemos como el nivel de histeria del personaje va aumentando hasta romperse, totalmente desquiciada.

Como ya vimos en Black Paradox, el mangaka mezcla ese terror psicológico con otro mucho más visual. El monstruo en sí de la historia son unas criaturas repugnantes a varios niveles, a tantos que incluso se salen de las dimensiones de la página. Estoy seguro de que en ocasiones me ha subido un tufillo procedente del papel. Dicen que en el segundo volumen de la historia, el nivel de asquerosidad aumenta exponencialmente, ¿estamos preparados para ello?

El ritmo de Junji es muy fluido, tanto que acabas bebiéndote el manga. La narración, tanto a nivel visual como conceptual está muy bien hilada, puedes devorar el tomo de un tirón si te lo permite tu estómago, sin haberte perdido ni por un segundo. El dibujo está en la línea del autor muy detallista cuando el elemento de terror hace aparición y un diseño de los personajes humanos sencillo pero con un estilo propio muy marcado.

Esta obra fue nominado en Angouleme como mejor cómic de terror y no sin razón. Pocas publicaciones del género rozan este nivel de calidad y a su vez de originalidad.

Si sois fanáticos del terror, este manga no puede faltar en vuestra estantería. No sin antes advertir que puede ser perjudicial para la gente con el estómago sensible.

Si cuando hayáis acabado el manga se os queda el cuerpo con ganas de más, Gyo fue adaptada al anime en un OVA producido por Ufotable.

Aquí os dejo la recomendación, ¡no olvides contarnos tu experiencia con Gyo en la sección de comentarios! Yo mientras tanto voy a por el ambientador que empiezo a notar un olor un poco extraño…

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 195 Articles

Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. FRAGMENTOS DEL MAL: No me mires, no me mires... | La Isla de las Cabezas Cortadas
  2. HELLSTAR REMINA. La semana santa de Junji Ito | La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*