Habéis destruido mi infancia y otras formas de llorar por los rincones

Habéis destrozado mi personaje favorito y pienso llevar mi cruzada a todas las redes sociales que conozco.

Por Javi Jiménez.

Parece mentira pero aquí estamos otra vez con la misma cantinela. Al parecer los personajes de ficción se han convertido en iconos de culto a los que cualquier tipo de modificación que se aleje en lo más mínimo al canon establecido es motivo de altercados. Herejía, ¡ese no es mi Capitán América! ¡Hermione no es negra! ¡Los Cazafantasmas son hombres! ¡Quieren destruir nuestras infancias! ¡Quemad en la hoguera a los responsables!

¿Creéis que exagero?

Entonces no habéis visto las redes sociales cuando se anunció aquel Spiderman Superior, ya sabéis, esa saga en la que el Doctor Octopus intercambiaba su cuerpo con el de Peter Parker  en una saga más que divertida que aportó algo nuevo a un personaje de más de 50 años y de la que algunos dicen es de las mejores del personaje. Y que como siempre pasa en los cómics, terminó dejando los trastos recogidos y el estatus quo inalterado. Esto no evitó que corrieran ríos de tinta donde los ofendidos fans llegaran hasta el extremo de amenazar de muerte a Dan Slott, perpetrador de la saga y uno de los autores con más recorrido en la serie del personaje.

Parece que poco hemos aprendido cuando el 25 de mayo  Nick Spencer en la nueva serie del Capitán América ha revelado un gran SPOILER que trastoca por completo la identidad (como personaje) de el Capitán América. Da igual lo que sea, el autor ha decidido darle una vuelta de tuerca al personaje, otro de larga y dilatada historia, y los fans no han tardado en responder, de forma ampliamente negativa. Sí esta vez también ha habido amenazas contra la integridad física del guionista.

Capitán América destrozando infancias.

Otra vez el coro de plañideras llorando por su infancia.

Obviamente estos movimientos están meditados desde la editorial (que sabe que este tipo de historias desatan polémica y ventas) y desde el plan del propio autor que quiere aportar algo nuevo al personaje rompiendo con todo lo anterior. Imaginaos si cosas así hubieran pasado cuando Frank Miller resucitó a Daredevil, y le hizo ser todo lo que es ahora. Probablemente muchos (pocos, seamos realistas) trv fans del personaje se echaran las manos a la cabeza.

¡Son nuestros personajes!

Al parecer una parte muy importante de la “infancia” del fan es que los personajes que él conocía sobrevivan inmaculados sin ser sacados de sus cajas en lugar de ser utilizados para lo que se pensaron: jugar con ellos en nuevas historias. Nos estamos tomando muy en serio unos héroes en mallas, que por mucha franquicia multimillonaria que sean, nacieron para entretener a generaciones de jóvenes y adultos.

Pero este es el lado más amable del fan, la verdadera bestia se encuentra cuando tocamos un tema mucho más delicado: el género, sexo o la raza.

No hay duda, estamos muy escasos de heroínas. Por favor, que nadie venga con la lista de “heroínas” Marvel, sí, esas que hasta no hace mucho básicamente servían como pinups. Es cierto que esta es una tendencia que se esta intentando corregir en cómics y películas, mi cinismo me dice que por motivos poco altruistas como llegar al público femenino y así hacer más caja.  A pesar del ello el resultado solo puede ser positivo: aumentar la diversidad en unos géneros algo apolillados que supuran testosterona y del que estamos ya todos agotados.

Destrozando infancias molando mucho

No es así como lo ven cuando deciden hacer una película de Los Cazafantasmas que será Las Cazafantasmas. Comentan que Hermione podría ser de raza negra, el nuevo James Bond podría ser interpretado por una mujer o se transforma a Batgirl o el Hombre de Hielo en homosexuales. Francamente, da vergüenza pertenecer a la misma especie que esa gente que inhala odio y exhala insultos. Todo porque les han arrebatado algo que creen suyo.

Quizás haya llegado el momento de crecer. Hace ya mucho tiempo que necesitábamos heroínas. Si no puedes enfrentarte a la rueda del cambio, acabará aplastándote y dejando un pedazo rosa y sanguinoliento. Las historias no te pertenecen, sus personajes tampoco, por mucho que significarte. Podrás no conectar con los nuevos, preferir a los viejos y eso está bien. Pero no prives al resto de la gente de tener sus heroínas nuevas,héroes que les represente o simplemente nuevas historias que puedan hacerlas suyas como cuando tu lo hiciste.

Sobre todo cuando en el último caso esas historias están de verdad poniendo su granito de arena para que el mundo sea un poquito más justo, la ficción tenga facetas suficientes en las que cualquiera se pueda ver integrado, para que nadie se sienta impedida para entrar en una tienda de cómics, en una sala de cine y de disfrutar las cosas que disfrutamos.

Sin entrar en que estas quejas puedan poner de manifiesto una cuestión de fondo mucho más grave machismo, homofobia y/o racismo, de las que ya habla mucha otra gente con más criterio que yo, quiero equivocarme y pensar que esto lo hacen desde el amor a los personajes que conocen. Por eso les digo:

Recoge los pedacitos de tu infancia, guárdalos, sé un adulto y deja a los nuevos que encuentren su sitio.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 183 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

4 comentarios en Habéis destruido mi infancia y otras formas de llorar por los rincones

  1. Estoy en total desacuerdo con el artículo salvo por el echo que no defiendo ninguna clase de insulto, amenaza ni chorradas varias, de las que han recibido muchos de los artífices de los cambios de los personajes a los que hace referencia.
    Yo no siento que hayan jodido mi infancia, pero si que lo están haciendo con muchos buenos personajes y de forma innecesaria.
    El artículo habla de que “los nuevos encuentren su sitio” y eso es lo que debería ocurrir pero no está pasando y es algo lamentable.
    En vez de inventarse nuevos personajes de otras razas, sexos y orientaciones sexuales, se cogen a los ya existentes y se modifican, destruyendo su historia sin ninguna necesidad.
    Si realmente la sociedad pide un mundo del cómic más ecuánime, cuando se creen personajes nuevos responderá positivamente a ellos y se mantendrán sus ventas y sino es que esto es un falso debate y la gente lo único que quiere es leer cómics de sus héroes favoritos de toda la vida.
    Etiquetar de llorones a gente que lo único que pide es que se respete la historia (por muy ficticia que sea) no me parece correcto.

    • Hola Madrox!

      Gracias por comentar.

      Como has visto en el artículo, entiendo tu postura pero no la comparto. En primer lugar no se “destruye” la historia de un personaje, ahí está escrita en los cómics, novelas, películas o lo que sea. Y esto pasa no solamente para adecuar el personaje a nuevos tiempos, si no también para explotar distintas historias. Así se ve en los relanzamientos. La continuidad es algo mucho más plástico, tiene su gracia hasta cierto punto.
      Pero estarás de acuerdo conmigo que habiendo un universo con personajes tan interesantes pero que no han sido explorados o no han tenido una historia decente en 30 años, a lo mejor vale la pena actualizarlos que no crear nuevos que sean calcos de los otros con alguna que otra modificación. Que se haga con resultados dispares ahí ya no entro.

      Sin embargo, sea como se haga esta actualización los resultados son siempre mucho más positivos de lo que se pierde. Si añadir diversidad a estos géneros o crear nuevas historias solo cuesta decir “a partir de aquí el personaje es así” creo que sale a cuenta.

      Y hablando de continuidad en general, casi 70 años de historias con sus altibajos, no se respetan ni por asomo. Es inabarcable, imposible para autores y fans. Y debería dar lo mismo al fin y al cabo los cómics y estos productos son un entretenimiento, si se pueden disfrutar igual con o sin continuidad, debería dar lo mismo.

      Y por supuesto, puede gustarte o no, siempre tendrás los que te gustan para releer y tiempo al tiempo, ya cogerá el personaje otro guionista que lo acerque más a lo que a ti te entusiasma. Y no pasa nada, así son los cómics.

  2. Como tu bien dices, entiendo tu opinión, pero no la comparto.
    Nada compensa el daño que se hace a la memoria de un personaje, es como pintar un piercing a la Gioconda para que este más con los tiempos modernos, no puedes decir “a partir de ahora el cuadro es asi”, seria ridículo.
    El Capitán América, Spiderman, Hulk u otros muchos personajes clásicos son quienes son, se han ganado su puesto durante décadas y se merecen un respeto.
    Que den más importancia y peso a personajes que como bien dices están olvidados o que los creen nuevos, pero todo lo que no sea eso no será más que una chapuza no una evolución.
    Sólo Bruce Banner es Hulk, cualquier otro será un tío grande y verde, pero jamás Hulk.

  3. En general, los labados de cara a cualquier personaje con cierto rodaje largo suelen venir bien. Luego pueden estar acertados o no, pero suelen aportar matices distintos, cosa que se agradece.

    Por otro lado me parece correcto que se busque la compensación de heroes masculinos frente a femeninos en los últimos años, pero esta empezando a rozar el efecto rebote. Es correcto igualizar o intentar sacar el personaje femenino del encasillado existente. Pero ultimamente solo desborda el nivel de protagonistas femeninos en todas partes, muchas veces metidos con calzador solo por el echo de cambiar el genero. Crea nuevos personajes con un papel acorde (Rey en Star Wars) pero no le des la vuelta a la tortilla de una manera tan burda (como es el caso de los cazafantasmas). Porque no nos confundamos, eso es marKeting no reivindicación, y va a terminar haciendo mas daño que favor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*