Herstóricas pioneras: cuando las mujeres vuelven al juego

Herstóricas Pioneras. Mujeres que transformaron la historia es algo más que un juego de cartas con imágenes de mujeres en una de sus caras. Nace de una voluntad de difundir toda la historia y a tod@s sus protagonistas, de poner en valor una serie de referentes en femenino y de educar en género. Se ha materializado gracias a una colaboración entre Herstóricas y el Colectivo de Autoras de Cómic. Pero también gracias a tod@s aquell@s que han creído en el proyecto, aportando su granito de arena en la campaña de crowdfunding financiando lo que pronto será una realidad tangible.

Por Cristina Hombrados.

 

Marta, Sara y Mariela son los tres pilares sobre los que se sustenta Herstóricas, un proyecto con una meta bien definida: dar visibilidad y poner en valor a todas esas grandes mujeres y esos maravillosos logros que llevaron a cabo, pero que el paso del tiempo y otras circunstancias sumieron en el olvido. A través de la cultura y la educación, en forma de paseos, visitas guiadas, cursos, talleres o eventos temáticos, buscan despertar el pensamiento crítico y el debate en cuestiones tales como los estereotipos de género, los roles asignados históricamente a la mujer o la perspectiva feminista.

Una de sus últimas acciones es Herstóricas Pioneras. Mujeres que transformaron la historia. Se trata de un juego de cartas para todas las edades en el que se representan mujeres del territorio nacional pioneras por diferentes razones en sus ámbitos laborales. Mujeres que, pese a su relevancia en diferentes disciplinas y en contraposición a sus colegas masculinos, nos resultan más desconocidas porque no han figurado en nuestros libros de historia.

Para Herstóricas Pioneras se han aliado con el colectivo Autoras de Cómic, que aglutina a todas las autoras (y también autores) del noveno arte que buscan y luchan por la igualdad real y efectiva en el mercado del cómic. Entre sus premisas, perspectiva de género y recuperación y puesta en valor del trabajo de autoras olvidadas; puntos que las hermanan al proyecto Herstóricas.

 

Olga Carmona Peral, dibujante y guionista, es miembro del Colectivo de Autoras de Cómic. Ella ha sido la encargada de coordinar a las ilustradoras que han representado a cada una de las herstóricas del juego, así como del diseño y la maquetación de Herstóricas pioneras y de la página web.

Y con ella he estado hablando de diferentes aspectos relacionados con el género y sobre el juego en cuestión, que a mediados de septiembre comenzará a llegar a sus mecenas.

Vayan de antemano mis agradecimientos a Olga por atenderme y responder a mis preguntas.

 

Así se presenta la web Herstóricas Pioneras

 

El Colectivo de Autoras de Cómic (AC) ha desempeñado un papel relevante a la hora de hacer realidad Herstóricas Pioneras. ¿Cómo llegó AC a este proyecto?

Autoras de Cómic es un colectivo abierto a quien quiera participar y mejorar la situación de equidad en la industria del cómic, no hay ninguna junta directiva aunque sí algunos grupos de trabajo y como pasa en todas las asociaciones pues personas más implicadas que otras según sus posibilidades.

El proyecto surgió porque el año pasado acudí a unos talleres que ofrecían Herstóricas para visibilizar a mujeres que habían sido importantes en sus ámbitos pero que hoy día estaban prácticamente olvidadas.

Pensé que sería interesante hacer un taller sobre las pioneras del cómic – muchas de las cuales se rescatan en el catálogo y exposición de “Presentes”- y se lo propuse.

Este taller sigue pendiente, -si todo va bien lo haremos con Herstóricas el próximo otoño- y a cambio las chicas de Herstóricas nos propusieron que les hiciésemos unas ilustraciones para un juego de cartas que tenían en mente.

La colaboración ha sido muy fácil, para ambas asociaciones era importante rescatar la idea de una genealogía de mujeres que continúe hoy día y para ello sacar del olvido muchas figuras que no aparecen en los libros.

 

Al igual que vuestra voluntad de hacer visibles a una serie de autoras de cómic e ilustradoras olvidadas por la historia del noveno arte en nuestro país (claro ejemplo son todas las acciones que rodearon a “Presentes”, del que hablabas), la participación del colectivo en este Herstóricas Pioneras dota de tangibilidad y brinda un espacio en la sociedad a mujeres de diversas ramas del conocimiento y del arte. ¿Cómo concebís la participación en este proyecto? ¿habéis establecido un compromiso tácito para seguir trabajando en esta línea de visibilización, sea cual sea el ámbito y el formato?

La idea de visibilización siempre ha sido uno de los pilares de AC como se ve en los premios honoríficos que concedemos cada año.

No ha sido muy complicado conseguir colaboradoras para el proyecto, al contrario, y precisamente es bonito que hayan participado desde autoras jovencísimas que están empezando en el mundillo a otras muy consagradas, creo que eso remarca la idea de genealogía que tiene el proyecto y lo enriquece.

Es un proyecto pequeñito pero estamos ahora dándole vueltas a hacer una exposición itinerante con las ilustraciones y los textos, ya se verá.

Además es un buen momento para este tipo de proyectos por y para mujeres y parece que la industria se está dando cuenta de ello.

Espero que puedan surgir otros más adelante.

 

Así lucirán las cartas puestas todas sobre la mesa (imagen tomada de la web Herstóricas Pioneras)

Herstóricas Pioneras lo integran 25 mujeres que 25 autoras del colectivo de autoras de cómic han plasmado en una ilustración. Así, cada autora ha quedado asociada a una herstórica. Desde tu papel de coordinadora del proyecto en la AC, ¿podrías contarnos cómo se establecieron las parejas? ¿hubo voluntad del grupo de Herstóricas para que no faltara la figura de alguna mujer en especial? ¿fueron las propias autoras las que mostraron preferencia por plasmar a una o a otra?

Finalmente gracias al éxito e interés que hemos recibido hemos ampliado a 30 las colaboraciones.

La selección de figuras lo han hecho Herstóricas pero nosotras hemos tenido libertad total para las interpretaciones de los retratos. El resultado es ecléctico y bastante atractivo.

Hicimos un llamamiento dentro del colectivo y las autoras fueron escogiendo -algunas figuras estuvieron más rifadas que otras, muchas veces algunas bastante sorprendentes por casi desconocidas pero que atraían mucho-.

Sí, se ha intentado escoger mujeres de diferentes ámbitos. No sólo de la cultura o política, sino también del deporte u oficios y, además, intentando que hubiese dentro de lo posible de diferentes regiones.

 

Después de echar un vistazo a las 25 mujeres que componen Herstóricas Pioneras, he de reconocer que hay un buen número de ellas a las que no conocía. ¿Os ha pasado a vosotras también?

Sí, esa era la intención.

Hay algunos referentes que, por suerte, nos suenan a casi todas: como Emilia Pardo Bazán. Pero en cuanto investigas un poco salen a la luz muchas otras figuras prácticamente desconocidas o que tuvieron mucho eco en su época pero han caído en el olvido.

 

Siguiendo el hilo de la cuestión anterior, había un buen número de pioneras a las que no he sabido reconocer por su representación gráfica. La iconografía que rodea a los personajes y la constitución del imaginario colectivo se han erigido aspectos de radical importancia a la hora de asumir personajes e integrar la historia. Existen un buen número de fuentes que nos aportan rasgos identificativos para reconocer y dotar de entidad física a personajes, principalmente masculinos, de forma que todos reconocemos de un simple vistazo. Por ejemplo, identificamos a Rembrant por sus autorretratos en grabados, a Lorca por las fotografías que se le tomaron, hemos integrado el icónico perfil de Alfred Hitchcock o a Velázquez, Durero o Bécquer por sus representaciones pictóricas. El hecho de representar gráficamente a una parte de la población supone traer a esas gentes al plano tangible y rescatar del anonimato y de la invisibilidad. ¿Cuánta iconografía femenina nos falta? ¿podría decirse que Herstóricas Pioneras quiere comenzar a asentar esa iconografía y ese imaginario colectivo correspondiente a esas mujeres que nos fallan? ¿Ha sido complicado el proceso de documentación de los rasgos identificativos de cada una de ellas?

Sí, falta todavía iconografía femenina que se salga de los cánones de la representación clásica del arte. Pero sobre todo creo que hay que ir más allá de los estereotipos. Este proyecto intenta demostrar a las niñas y niños -y mayores- que en cuanto rebuscas un poco en la historia, hay pioneras en todos los ámbitos y mujeres que se salen de las ideas preconcebidas o del lugar donde se las pretendía recluir.

Para el proyecto dimos a las autoras algunas referencias fotográficas -de las que había- pero lo bonito es que cada autora se lo ha llevado mucho a su terreno. Además, aunque la mayoría son de principios del siglo XX hay algunas sobre las que no había ninguna referencia y el resultado ha sido espectacular.

 

Vivimos en una sociedad que vive por y para etiquetar. ¿Qué significa el prefijo her- para ti? ¿Crees que la sociedad es consciente de todo lo que implica ese prefijo “her” en términos como herstory, o herstoria en castellano?

Creo que estamos en un buen momento para ello, hay un despertar sobre la conciencia de los papeles de la mujer en la sociedad, se ve en internet, en la calle…

Yo prefiero ver esa parte positiva aunque haya mucho que hacer todavía.

El concepto de herstoria aunque sea un anglicismo es bastante revelador, no sólo hace plantearte quienes escriben la Historia sino también qué lenguaje se emplea para escribirla. Nuestro lenguaje nos delimita nuestro propio pensamiento. Creo que por hay que cambiar y evolucionar mucho en ese aspecto y nos enriquecerá a todos y todas.

 

Estas son algunas de las Herstóricas Pioneras (imagen de Olga Carmona)

 

El camino hacia la normalización es largo, pero parece que ha llegado para quedarse. Se comienza por la reivindicación y el conocimiento y, ¿por dónde se sigue hasta alcanzar, precisamente esa normalización?

Sí, yo también pienso que estamos en un momento de cambio para bien.

Desde nuestro pequeño papel como creadoras podemos aportar historias donde las lectoras puedan verse identificadas, que hablen de mujeres como ellas, pero para que eso ocurra es necesario apoyo editorial para que muchos proyectos no se queden en un cajón porque no encajan en lo que vende. Se está demostrando que hay un público con ganas de historias con otro aire pero todavía faltan editoras con peso en la industria, ese es el siguiente paso creo yo.

 

Para finalizar, háblanos de un libro, una película y un tebeo que, para ti, sean representativos a la hora de poner énfasis en el papel de la mujer en la historia.

¡Qué dificil! Yo soy de lecturas muy clásicas. Para mí, un referente siempre ha sido Jane Eyre de Charlotte Brontë. Recuerdo que lo descubrí en la adolescencia y fue una revolución. Una historia donde por fin podías verte reflejada y que -casi dos siglos después- sigue mostrando un personaje fuerte y vigente. Curiosamente, las -muchas- adaptaciones cinematográficas siempre muestran una versión mucho más blandita, menos independiente del personaje, con un barniz de lo romántico mal entendido y que no hace justicia al libro.

Hace poco salió un cómic, Jane, el zorro & yo que no es una adaptación, más bien una apropiación de lo que se ha convertido Jane Eyre: un referente universal.

Creo que puede ser un buen ejemplo de cómo las mujeres pueden crear sus propios modelos y elegir su propio camino.

 

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.