(Hitler) Ha Vuelto o quizás nunca se fue del todo

A veces la ficción le saca los colores a la realidad.

Por Javi Jiménez

A penas ha pasado medio siglo pero ciertas figuras siguen acechando por las esquinas. Por eso esta película, a pesar de ser una comedia, a mí me pone los pelos de punta.

Ha Vuelto es una película basada en un libro alemán titulado “Er ist wieder da” del cual la película es traducción literal. Los lectores más avispados ya habrán reconocido el mítico bigote del protagonista de la historia en ese sencillo pero impactante diseño que lució la cubierta del libro y el póster de la película. En esta ficción Hitler no muere en su búnker de Berlín en 1945*,  sino que en el momento final viaja a través del tiempo para llegar a la actualidad donde conocerá a un joven productor de televisión en busca de su primer gran éxito.
Rodada como un falso documental, Hitler descubre que la situación del mundo actual no es muy diferente a la que se encontró en la Alemania de después de la Primera Guerra Mundial y como hombre determinado qué es, pronto comenzará a hacer campaña. Muchos se lo toman como una broma pesada, alguno se enfurece con su misma presencia y otros aprovechan para confesarle su admiración. Conforme pasa el tiempo la broma deja de tener gracia y las sonrisas se congelan para dar paso a los ceños fruncidos por la preocupación.
A pesar de lo provocador del concepto, la presencia de Hitler en la historia simplemente hace de hilo conductor para exponer una realidad desalentadora. Estamos muy convencidos de que hemos aprendido de los errores del pasado pero no es del todo cierto: el mismo tipo de personas que dieron alas a un dictador siguen en nuestra sociedad y a veces lo único necesario para que se destapen es la presencia de una personalidad fuerte a la que llamar líder.

La película aprovecha para explorar la sociedad alemana, extrapolable a la de cualquier país europeo sin muchas complicaciones, en especial su lado más oscuro que tanto se ha esforzado por limpiar de sus calles. Lamentablemente la xenofobia es agnóstica y acaba volviendo a nuestras calles generación tras generación. Aunque pueda dar el tufillo de que esta historia simplemente se aprovecha de Hitler para ser transgresora gratuitamente, no lo es. Ni mucho menos.  La considero un ejercicio de memoria necesario por parte de la propia sociedad alemana, en la que hablar de esta época de la historia sigue siendo un tabú aunque su huella todavía esté presente.
A su vez aprovecha muy bien  el contexto temporal  para demostrar el poder de los medios de comunicación modernos y hacer estremecernos al pensar cómo podrían ser utilizados por un arma propagandística del calibre de Adolf Hitler y hacernos un poco más conscientes de que no hace falta ser un gran dictador para utilizarla para oscuros fines.

Me viene a la cabeza otra película que de manera menos explícita también arañaba este tema: La Ola; pero a diferencia de esta en Ha Vuelto se saben reír del asunto. He dicho que es una comedia y sí,  la película es verdaderamente divertida, no sea que nos entre una depresión de caballo viéndola.  Sobre todo recuerdo vívidamente cierta parodia a cierta película famosa que no voy a desvelar para no arruinarle la fiesta a nadie. Todavía me sigo riendo del momento.

Este no es el momento.

Al final la factura de la película en sí no es espectacular ni mucho menos pero no desluce el mensaje de la misma y aprovecha el espacio que se le da para desarrollar su argumento. No por ello es una película menos entretenida y es capaz de mantener la atención del espectador. Aunque el final es arena de otro costal.
Siendo honestos Hitler es un meme y enfrentarlo con cualquier elemento de la modernidad crea terreno fértil para cualquier chiste, del más pueril al más agudo.
Si quieres ver al señor Adolfo saliendo en un late show, entrevistándose con gente que le comunica que menos por lo de los judíos en el resto no le parecía que fue tan malo o llamando inútiles a los jefes del partido neonazi, esta es tu película.

No puedo garantizar de que una vez te la termines vuelvas a recelar del ser humano, pero es mejor así.

¿He mencionado que está disponible en Netflix? ¿No? ¡Pues ya sabes qué hacer!

* Si has llegado aquí es porque tienes alguna teoría conspiranoica sobre el asunto. Encontraron los restos y Stalin los mandó analizar a varios laboratorios, todos confirmaron que se trataba del dictador alemán. Si Stalin se lo creía, a pesar de sus reticencias,  yo también me lo creo.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 177 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*