(Hitler) Ha Vuelto o quizás nunca se fue del todo

A veces la ficción le saca los colores a la realidad.

Por Javi Jiménez

A penas ha pasado medio siglo pero ciertas figuras siguen acechando por las esquinas. Por eso esta película, a pesar de ser una comedia, a mí me pone los pelos de punta.

Ha Vuelto es una película basada en un libro alemán titulado “Er ist wieder da” del cual la película es traducción literal. Los lectores más avispados ya habrán reconocido el mítico bigote del protagonista de la historia en ese sencillo pero impactante diseño que lució la cubierta del libro y el póster de la película. En esta ficción Hitler no muere en su búnker de Berlín en 1945*,  sino que en el momento final viaja a través del tiempo para llegar a la actualidad donde conocerá a un joven productor de televisión en busca de su primer gran éxito.
Rodada como un falso documental, Hitler descubre que la situación del mundo actual no es muy diferente a la que se encontró en la Alemania de después de la Primera Guerra Mundial y como hombre determinado qué es, pronto comenzará a hacer campaña. Muchos se lo toman como una broma pesada, alguno se enfurece con su misma presencia y otros aprovechan para confesarle su admiración. Conforme pasa el tiempo la broma deja de tener gracia y las sonrisas se congelan para dar paso a los ceños fruncidos por la preocupación.
A pesar de lo provocador del concepto, la presencia de Hitler en la historia simplemente hace de hilo conductor para exponer una realidad desalentadora. Estamos muy convencidos de que hemos aprendido de los errores del pasado pero no es del todo cierto: el mismo tipo de personas que dieron alas a un dictador siguen en nuestra sociedad y a veces lo único necesario para que se destapen es la presencia de una personalidad fuerte a la que llamar líder.

La película aprovecha para explorar la sociedad alemana, extrapolable a la de cualquier país europeo sin muchas complicaciones, en especial su lado más oscuro que tanto se ha esforzado por limpiar de sus calles. Lamentablemente la xenofobia es agnóstica y acaba volviendo a nuestras calles generación tras generación. Aunque pueda dar el tufillo de que esta historia simplemente se aprovecha de Hitler para ser transgresora gratuitamente, no lo es. Ni mucho menos.  La considero un ejercicio de memoria necesario por parte de la propia sociedad alemana, en la que hablar de esta época de la historia sigue siendo un tabú aunque su huella todavía esté presente.
A su vez aprovecha muy bien  el contexto temporal  para demostrar el poder de los medios de comunicación modernos y hacer estremecernos al pensar cómo podrían ser utilizados por un arma propagandística del calibre de Adolf Hitler y hacernos un poco más conscientes de que no hace falta ser un gran dictador para utilizarla para oscuros fines.

Me viene a la cabeza otra película que de manera menos explícita también arañaba este tema: La Ola; pero a diferencia de esta en Ha Vuelto se saben reír del asunto. He dicho que es una comedia y sí,  la película es verdaderamente divertida, no sea que nos entre una depresión de caballo viéndola.  Sobre todo recuerdo vívidamente cierta parodia a cierta película famosa que no voy a desvelar para no arruinarle la fiesta a nadie. Todavía me sigo riendo del momento.

Este no es el momento.

Al final la factura de la película en sí no es espectacular ni mucho menos pero no desluce el mensaje de la misma y aprovecha el espacio que se le da para desarrollar su argumento. No por ello es una película menos entretenida y es capaz de mantener la atención del espectador. Aunque el final es arena de otro costal.
Siendo honestos Hitler es un meme y enfrentarlo con cualquier elemento de la modernidad crea terreno fértil para cualquier chiste, del más pueril al más agudo.
Si quieres ver al señor Adolfo saliendo en un late show, entrevistándose con gente que le comunica que menos por lo de los judíos en el resto no le parecía que fue tan malo o llamando inútiles a los jefes del partido neonazi, esta es tu película.

No puedo garantizar de que una vez te la termines vuelvas a recelar del ser humano, pero es mejor así.

¿He mencionado que está disponible en Netflix? ¿No? ¡Pues ya sabes qué hacer!

* Si has llegado aquí es porque tienes alguna teoría conspiranoica sobre el asunto. Encontraron los restos y Stalin los mandó analizar a varios laboratorios, todos confirmaron que se trataba del dictador alemán. Si Stalin se lo creía, a pesar de sus reticencias,  yo también me lo creo.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 212 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

1 comentario en (Hitler) Ha Vuelto o quizás nunca se fue del todo

  1. En Borat personas con tendencias derechistas eran enfrentadas a un personaje al que muchos consideraban real (el periodista kazako) sin más objeto que ridiculizarlas. “Ha Vuelto” sigue una línea similar: personajes con ideas nacionalistas y conservadoras confrontado a un personaje que saben es un actor (que personifica a un personaje real que se hace pasar por actor), por lo que encaja totalmente en el sentido de la película.

    Sin embargo mientras en la comedia del 2006 la interacción con personas reales no tenía más propósito que el entretenimiento, “Ha Vuelto” lo utiliza con propósitos más siniestros: crear alarma progresista y izquierdista sobre “el cuarto reich a la vuelta de la esquina”, asociar cualquier comentario de disconfort respecto a la presencia masiva de extranjeros con Hitler y el nacionalsocialismo. ¿piensas que los niños turcos son indisciplinados? NAZI ¿Consideras que la postura radical de los salafistas es incompatible con la sociedad alemana? NAZI ¿tienes puntos de vista sensatos sobre la diferencia de CI entre africanos y europeos y como llegada masiva de los primeros puede afectar la inteligencia promedio? NAZI ¿consideras que la preservación de razas en la cría canina tiene algún simil con el mantenimiento de la identidad de las naciones europeas? NAZI y así sucesivamente. Y por supuesto todos los movimientos políticos europeos con algún cariz identitario, nacionalista o antiislámico, como AfD, el FN, los seguidores del difunto Theo van Gogh, etc., solo allanan el camino al cuarto Reich. Y aquellos alemanes que opinan que ya han sido machacados por más de 7 décadas con el discurso de culpa por lo ocurrido en 1933-´45 y que ya es hora de cambiar, también son complices.

    La película no es tan original, no sólo copia a Borat sino que toma recursos de otros filmes: En “American Story X” discursos sensatos sobre la falt de control a la inmigración ilegal, sus efectos sobre los empleos estadounidenses o la histeria mediática sobre el caso Rodney King eran seguidas por escenas de violencia, para asociar dichos puntos de vista con “odio” y agresividad. Hitler maltratando y asesinando un cachorro (para desvirtuar su conocida postura de defensa de las especices animales)? eso ya se vio en la mini serie “Hitler: Rise of Evil”. Terminar la película con imágenes reales sobre “la amenaza nazi” que tienen poco que ver con el desarrollo de la cinta, ya se vio en “Cruz de Hierro” que nos bombardea al final con fotografías de “atrocidades nazis”, con poca relación con el argumento central del filme. Y aunque no se manifiesta, la solución implícita está en más censura a los discursos y grupos de odio, a todo lo que nos suene como “nazi”. Como si la actual no fuera suficiente! Si me preguntan la escena más irrealista de toda la película, aparte de Hitler regresando a la vida desde 1945, por supuesto, es aquella en que el fiscal benevolente se hace de la vista gorda de la denuncia por “discurso de odio”. Como si no fuera la alemania donde te pueden encarcelar por levantar mucho el brazo, y más aún por enseñar “símbolos nazis” o “hacer apología”. El desenlace de la película está telegrafiado, antes de la mitad se hace bastante obvio que será el mismo Savitsky el que se pondrá contra Hitler, y que la atractiva chica de cabello negro resulta ser judía, es algo que también se ve venir a km de distancia. En fin una película entretenida, sí, pero de a la que hay qu descifrar su lenguaje de alarmismo e histeria.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.