Hitman Absolution- Cinco motivos por los que no debes perdértelo

Era un regreso esperado, y ha merecido la pena esperar. Hoy te doy cinco motivos por los que HITMAN ABSOLUTION podría ser el juego del año.
Por Chema Mansilla

Tenía ganas de probarlo, y una vez que he conseguido separarnos de la consola el tiempo suficiente como para escribir esto, tengo que decirte que ha merecido al pena. Y eso que yo no eran ningún fan de la saga, pero oye, ahora mismo invitaría a este asesino profesional a mi cumpleaños. Por eso, porque es un juego excelente, te doy cinco motivos por los que no debes perderte este título.

5- Porque es un juego de una calidad técnica impecable. Y es que ya estamos cansados de juegos que nos llegan a medias, sin apenas testeo. Es como comprarte un bocata y que no tenga nada dentro del pan. Pero Hitman Absolution llega a tope. Con un motor gráfico potente (Glacier 2, que ya sólo el nombre es chulo) y un diseño muy trabajado. Desde los efectos de iluminación a la banda de sonora, todo está bien, con un mimo al detalle y  una potencia cinematográfica que ya la hubiera querido la película que hicieron de la saga… (Y lo llamo película porque no me gusta decir palabrotas. Pero como «mierda» también está en el diccionario de la RAE, pues también voy a decir que es una mierda.) Colarse en un cochambroso hotel, celebrar el año nuevo en el barrio chino, pasear por un pueblo típico del medio-oeste norteamericano, despistar a la policía en el metro… son algunas de las irrepetibles experiencias que te ofrece este juego, y son de esos recuerdos inolvidable que como jugador uno se guarda en el corazoncito…

4- Porque si te van las buenas historias aquí tienes una trama de conspiraciones, violencia, traiciones, experimentos, oscuras agencias secretas y un toque de personajes chunguelas, desde estilizadas asesinas a tipejos «white trash» realmente deliciosos. Nada que envidiar a un GTA, y eso es decir mucho. Y eso que reconozco que la base de la que parte la trama no es nada del otro jueves, ni especialmente original… Pero es como si una peli que ya hubieras visto te la contara un demente desdentado con un gorro cónico de papel de aluminio en la cabeza y un brick de vino en la mano, mientras se orina en los pantalones en la parada del bus a altas horas de la madrugada de un martes (que si no te ha pasado nunca, no sabes lo que te pierdes). Eso quiere decir que a parte de recorrer medio país persiguiendo al poderoso politicucho con sombrero de cowboy (yeeeeeeah!) que ha secuestrado a la chica que debes de proteger, te vas a encontrar con todo tipo de personajes secundarios adorables, desde escuadrones de eróticas monjas asesinas (muy Sin City), enormes masas de músculos mejicanos a lo Danny Trejo o mafiosos cojitrancos de chandal y gatillo fácil.

3- Porque si lo tuyo es usar el coco y no la violencia, Hitman Absolution ofrece un reto tras otro. ¿Serás capaz de acabar con todos los blancos sin que nadie sepa siquiera que estás en la zona? Pasarse un par de minutos agazapado en una esquina puede suponer la diferencia entre el éxito de una misión o el fracaso absoluto. Algunas veces merecerá la pena darse un paseo por la zona, en plan profesional. Observar el comportamiento de los objetivos y posibles amenazas, ruta de escape, ruta de escape alternativa, el mejor sitio para atacar sin ser detectado… ¿Es mejor usar una bomba accionada a distancia, el rifle de francotirador o un par de gotas de veneno en un café? Una ayuda inestimable es la capacidad del Agente 47 para disfrazarse, como Mortadelo, y pasar desapercibido entre la multitud. Un recurso importante, pero que tampoco es milagroso, ya que si por ejemplo, te disfrazas de policía, o de cocinero, tus compañeros de gremio podrían darse cuenta de que no te conocen de nada a pesar de llevar el uniforme reglamentario. Pasar desapercibido durante una redada antidrogas será sólo una pequeña parte de un episodio del juego, que riéte tú del Megal Gear.

2- Porque si  el sigilo y la paciencia no es lo tuyo, si lo más parecido al tacto que tiene tu estilo de juego es el tacto rectal, que lo tuyo es ir a saco, no hay ningún problema, amigo. El amigable Agente 47 podrá abrirse paso a fuego y metal por todos y cada unos de los niveles. Eso sí, si piensas que pasar inadvertido es difícil, ya verás lo que supone huir de una oleada tras otra de agentes de la ley fuertemente armados. Y de nada te va a servir ir disfrazado y gritar «que soy compañero, coño» porque esa gente no entiende a razones una vez que te has puesto a descubierto. Tal vez sí te sea de ayuda tu instinto asesino, una especie de primo lejano del tiempo bala, que te permitirá ralentizar el juego durante unos instantes lo suficiente como para apuntar cuidadosamente, y una vez seleccionado los blancos, realizar toda una proeza de puntería y eliminarlos en un elegante movimiento. Podrás usar rifles, todo tipo de pistolas (incluso a dos manos), ametralladoras de todo tipo… Todo un arsenal a disposición de nuestro calvo protagonista. No se puede ser más chulo, ni ir mejor preparado a trabajar… Y si todavía crees que puedes ser más sanguinario, puedes probar todo tipo de elementos que encontrarás en el escenario. Desde el típico botellazo bien dado en la cabeza (como en el último concierto de Gigatrón) al sútil y nunca suficientemtne valorado destornillador en la nuca. En cada nivel encontrarás gran cantidad de objetos que te servirán de ayuda. Algunos podrás arrojarlos para distraer a los personajes que te permitan acceder a un área de terminada, pero la mayoría podrás usarlos como armas. que sí, que con un buen rifle de salto te quedas solo, que me hago a la idea. ¿Pero qué hay del placer de lo artesanal? Ya no se sabe disfrutar de las cosas sencillas. Un buen golpe a tiempo con una pala en la cara le quita la tontería a cualquiera. No hay que sacrificar, por aquello de llevar una vida moderna, las cosas que son más inherentes al ser humano, como es la inmediatamente gratificante violencia física. Eso sí, por lo general, no te recomiendo que empieces ninguna lucha cuerpo a cuerpo a no ser que estés muy pero que muy seguro de que tu rival lleva las de perder.

1- El último motivo para que no dejes escapar HITMAN ABSOLUTION es el mismo Hitman. El Agente 47 no es que sea un tipo demasiado dicharachero, pero es de esos personajes que hacen que sus acciones hablen por ellos. Con la mirada torva, una elegancia al llevar traje que harían llorar de orgullo a Barney Stinson, y unos modales que parecen aprendidos del mismísimo Conan, este asesino profesional se ha ganado mi cariño y simpatía. Éste sí que es un asesino como Dios manda. Y su última aventura, uno de los mejores títulos que hemos disfrutado (¡paladeado!) este año.

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*