Horace and Pete: La tragedia del cómico

Horace And Pete -Logo Serie

Comedia y tragedia no son géneros enfrentados, son géneros complementarios. En Horace and Pete Louis C. K sabe darle la vuelta a uno para acabar en el otro.

Por Javi Jiménez.

Louis C. K, el monstruo de la comedia ya demostró que podía tratar temas más profundos de lo que dejaba ver en sus stand-ups con Louie (2010), la serie con la que se ganó a la crítica y al público de la pequeña pantalla. Sin necesidad del apoyo de FX, en Horace and Pete lo ha vuelto a conseguir.

No la busquéis en ningún canal, Horace and Pete está distribuida por el propio Louis aprovechando el potencial de Internet. El primer capítulo llegó por sorpresa en enero de 2016 a la newsletter de sus fans, sin mucho que explicar más que había hecho una serie y que ahí estaba para el que quisiera verla. Actualmente tampoco se ha distribuido,  puede adquirirse (cada capítulo por separado o en un pack) en la página web oficial de Louis C.K. . Aunque distribuir una serie por Internet en 2016 no sea ninguna locura, si que lo es sin contar con ningún tipo de apoyo detrás. Sin subestimar el alcance de alguien como el cómico, Horace and Pete es una propuesta arriesgada por todos los motivos posibles: desde la distribución, sin apenas publicidad y solamente disponible en formato digital; a, como veremos a continuación, el  contenido confirman que el lanzamiento de la serie era un auténtico salto al vacío.

Horace and pete - Louis CK - Decorado de la serie
La producción no va mucho más allá de este decorado. Ni hace falta.

Como si de Chers se tratara, un bar y la casa de Horace y Pete (encima del mismo) son prácticamente el único escenario de una producción casi teatral. Desde el primer momento vemos como la cámara, nuestra perspectiva visual,  es muy sencilla y abundan los planos fijos reafirmando la sensación de que se acaba de abrir el telón y nosotros estamos ansiosos en el patio de butacas sin saber muy bien qué esperar.

Al parecer Horace (Louis C. K) y Pete (Steve Buscemi) regentan un bar en Nueva York de más de 100 años de antigüedad en los que durante todo ese tiempo la dirección del mismo ha estado a cargo de un Horace y un Pete descendientes de los dueños qué pusieron la primera caña en ese tugurio. Es un bar de alcohólicos en el que solo se beben bebidas fuertes (sin mezclar) y cerveza Budweiser. Podemos ver desde el primer momento que es un vertedero de seres humanos rotos, en el que se agua la bebida de forma sistemática como gesto de buena voluntad hacia los parroquianos, un gesto de caridad para evitar que mueran intoxicados.

Horace and Pete - Serie Louis CK - Steve Buscemi y Louis

Sí, no está para muchas bromas Louis C. K en esta serie. En cada capítulo se aprovecha para tratar los temas más mundanos, las sempiternas tragedias del ser humano, tanto a nivel individual como colectivo.  La sexualidad, la muerte, las enfermedades mentales o Trump son el pan nuestro de cada día en esta serie. Esos temas que en las series habituales se suelen esquivar o tratar superficialmente, Horace and Pete los encara de manera decidida y clarividente. No se trata de una serie aleccionadora, si no que cada uno de los personajes, los parroquianos o los propios Horace y Pete, interpreta su papel y reflexiona sobre estos temas de acuerdo a su idiosincrasia. Esta es una diferencia fundamental, no es Louis el que nos habla como un ventrílocuo a través de sus personajes, si no que sus pensamientos parecen proceder del interior de ellos mismos.  Probablemente (yo me atrevería a decir que casi seguro) no compartamos las opiniones de algunos de los personajes pero el mero hecho de expresar ideas conflictivas sobre temas tan relevantes es muy estimulante. Horace and Pete invita a la reflexión con cada uno de los capítulos de su corta temporada de 10 episodios de duración variable entre media y una hora.

Horace and pete- Louis CK- Secundarios
Algún hipster también tenía que salir.

No sería una producción de Louis C. K si no hubiera también sitio para el humor, por supuesto,  de un color tan negro que a veces se confunde con el drama. No es una serie para reír a carcajadas y en muchas ocasiones ni si quiera se intenta aligerar el tono con algún chiste. Simplemente el humor ocurre, de forma natural, como forma de escapada de los personajes para evitar caer al abismo, dando cuerpo muchas veces a la expresión “reír por no llorar”.

Si la temática no os convence demasiado, tal vez si lo haga el auténtico elenco de actorazos que participan en la serie, desde el propio Steve Buscemi como uno de los protagonistas con un papel en el que está enorme a Jessica Lange como secundaria de lujo.

Probablemente no sea una serie con la que pegarse un atracón (mejor que no si no quieres terminarlo con una buena botella de whisky). Más bien es un trago agridulce que llevarse a la boca de vez en cuando y dejarlo reposar pues es una de estas producciones que conforme se maduran en la cabeza acaban siendo mucho mejores. Todos los capítulos te dejan no solamente un tema en el que pensar si no con posturas enfrentadas en las que probablemente no te habrías parado a pensar. Quizás alguno a priori hubiera llamado loco a Louis C. K cuando tuvo la idea de la serie,  pero tras ver los resultados no hay duda de que ha logrado una genialidad.

Gracias Louis.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 182 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*