Nacidos en la Bruma: El Imperio Final. Sanderson en su salsa

Cubierta en inglés de Nacidos en la bruma: El imperio Final de Brandon Sanderson

El Imperio Final es la piedra angular del Imperio Sanderson. Sanderson nos enseña como hacer fantasía moderna y de calidad mientras deborámos sus historias.

Por Javi Jiménez.

Brandon Sanderson ha pasado de ser un desconocido para mí a ser un autor de referencia absoluta en el género de fantasía en poco menos que un año. Llego un poco tarde al fenómeno Sanderson, lo sé. La cosa comenzó para mí con su increíble Palabras Radiantes, la ambiciosa septalogía épica del americano y de ahí fui picando con alguna de sus obras como Elantris. Así fue como me di de bruces con lo que era su obra de referencia la saga Nacidos en la Bruma o Mistborn.

Nacidos en la Bruma (i): El Imperio Final portada Editorial Nova Scifi

Aunque no sea el mayor fan de la literatura fantástica a este lado del Ank, sí que tengo mi pequeña biblioteca del género. Y no se puede evitar darse cuenta de que al final muchas novelas parecen ser clones de clones de inspiraciones. Parece que todo el camino está ya bien marcado y es difícil conseguir que te sorprendan. También en el género se sufre de la trilogitis un mal por el cual algunos autores se extienden demasiado en sus novelas, viendo que tienen espacio y acaban contando demasiado poco en tantas páginas No es el caso de Sanderson.

Cuando te enfrentas a un mundo de fantasía totalmente nuevo, es complicado que el autor no caiga en presentarlo con largas exposiciones bajo cualquier pretexto (el mago nos explica la historia, el protagonista encuentra un libro, resulta que el compañero de aventuras también es historiador aficionado, etc), haciendo que básicamente el primer libro de la saga sea una introducción al mundo y a la historia. Es por eso que uno espera un comienzo lento, que poco a poco vaya desgranando los detalles de este nuevo universo, sin embargo, Sanderson pisa el acelerador desde la primera página de El Imperio Final. Por supuesto existen elementos en la trama que permiten explicar el mundo de Nacidos en la Bruma, pero desde el primer párrafo vemos como la acción avanza. En ningún momento nos quedamos atascados, Sanderson avanza con paso determinado la trama y el descubrimiento del mundo se hace de una manera más natural, poco a poco aumentando nuestros conocimientos y haciéndonos conscientes de la profundidad de sus mundos.

En este universo se ha establecido una dictadura teocéntrica (curioso que así se describa en el libro) en la que el Lord Legislador (todopoderoso e inmortal) gobierna con mano de hierro a los skaa, una raza humana que vive en régimen de esclavitud, atada a una nobleza organizada por casas que desciende de los amigos y aliados del Lord Legislador. Más de mil años el pueblo skaa ha estado sometido, hasta tal punto que se ha olvidado cómo ser libre. Los Nacidos en la Bruma son nobles que adquieren poderes al consumir algunos metales, cuando una bastarda skaa descubra que es una nacida en la bruma dará la impresión de que ha llegado el momento que todo cambie.

Brandon Sanderson

Al componente revolucionario se le une una historia de madurez y de camino del héroe de nuestra protagonista Vin. Una de las virtudes de

Sanderson es que consigue llevar a su terreno esqueletos de tramas que ya hemos leído. Sanderson sabe rellenar con elementos interesantes todas estas historias ya vagamente conocidas. Un sistema de magias poco común por aquí, un sistema social por allá, alguna conversación filosófica por

acá hacen que leer sus novelas sea muy estimulante. Y sobre todo muy, muy divertido.

Los que ya le habéis leído ya lo sabéis, los que no, en seguida lo notaréis. El Imperio Final y el resto de novelas de Sanderson tienen un alto poder de succión. Es poner las manos encima del libro y luchar por soltarlo. Más todavía cuando acabas de pasar el ecuador y ves como todas las tramas van pisando a fondo. Veía como se acababa la novela y como se iban cerrando tramas que no pensaba que diera tiempo a cerrar en tan poco espacio y no podía evitar emocionarme y continuar leyendo.

En conjunto es una novela que para ser el inicio de una trilogía es suficientemente autoconclusiva. La he disfrutado como un enano en este parón Navideño, donde leer algo ágil cuando puedes dedicarle el tiempo que le corresponde es un verdadero placer. A mí me ha conquistado y poco a poco iré completando mi biblioteca de Sanderson, si cada novela me hace disfrutar de esta manera, por favor, cuenten conmigo.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 181 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. ¿MOLA O NO MOLA? Vol. XLV - La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*