La Canción de Apolo: Osamu Tezuka nos trae amor

La Canción de Apolo de Osamu Tezuka: el amor, el sufrimiento y el manga en una sola obra.

Por Javi Jiménez

¡Ah! L’amour, el gran tema de la humanidad, siempre asociado con palabras francesas, París y recorridos temerarios a lomos de una. ¿Quién nos iba a decir que un japonés acabaría enseñándonos cosas sobre el amor? ¡En un manga nada más ni nada menos! Como bien sabéis,  no todo en el manga son shonens (aunque a veces lo parezca) y siempre hay obras más que rescatables, no solo para los amantes del manga o el cómic, sino para el público general. Y en este aspecto Osamu Tezuka es un autor de referencia, no por nada le llaman el Dios del Manga.

cancion_apolo_osamu_tezuka_cabezas_cortadas_ecc_reseña

ECC Ediciones estrena línea manga con títulazos como esta Canción de Apolo de Tezuka, una obra que como ya te he adelantado querido lector, trata sobre el gran tema del amor. Pero como no podía ser de otra forma, en La Canción de Apolo el amor está asociado al sufrimiento, la rabia, la ira y el odio y otros de los poderosos y menos brillantes sentimientos. Shôgo  es nuestro protagonista, un chaval altamente perturbado al que una infancia traumática le ha hecho odiar irracionalmente el amor y cualquiera de sus expresiones. Hasta tal punto de tener reacciones violentas cuando se ve en presencia de cualquier manifestación amorosa, ya sea una pareja besándose o un pajarillo cuidando de sus polluelos.

Todo esto cambiará cuando una entidad divina le condene a encontrar el amor y perderlo de la manera más dolorosa posible hasta el fin de los tiempos en un ciclo sin fin. Este será el principio de un camino mitad onírico, mitad real en el que Shôgo descubrirá el verdadero significado del amor y poco a poco cambiará hasta aceptar este sentimiento tan humano.

Osamu Tezuka lo que nos presenta es una historia muy humana, en algunos puntos conmovedora y tierna, donde se tratan los grandes temas camuflados en pequeñas historias, que a modo de fábula nos dan mucho material en el que pensar, una vez terminada la sesión de lectura. La imaginación que desborda Tezuka en cada una de las historias nos hace ver la capacidad que tenía este gran autor para crear escenarios donde desarrollar sus personajes. Unos personajes con una gran identidad, destacar como no a Shôgo un personaje que crece enormemente en complejidad emocional, pero que sin embargo pueden llegar a caernos simpáticos.

La Canción de apolo. Osamu tezuka. Manga. Página interior

A destacar, la frescura de la historia y el dibujo de Tezuka. Estamos hablando nada menos de un manga publicado durante los años setenta, cuarenta años atrás y sin embargo el personal estilo de dibujo de Tezuka aguanta muy bien el paso del tiempo. Igualmente la narrativa es casi impecable, lo que suma enteros al conjunto.

Hacer historias entretenidas a la vez que instructivas no es nada sencillo, pero en este caso estamos ante una excepción, aunque no soy un gran conocedor de la obra de Tezuka, el autor me ha cautivado con este manga.  Creo que no habrá ningún apartado que no resulte mínimamente interesante al lector, en las páginas de La Canción de Apolo se mezclan drama, ciencia ficción, sentimientos humanos y una forma de dibujar que sentaría las bases del manga actual.

Comentario más que positivo a la edición de ECC, un formato de lujo que a pesar de su grosor ha aguantado sin arrugarse el lomo durante toda la lectura y que desde luego queda bien en la estantería y durante el proceso de lectura.  Desde luego, para mi está añadido a mi rincón de la biblioteca de Grandes Obras.

Sigue a Javi Jiménez en twitter en: @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 179 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*