La Ciencia de Sherlock Holmes

La historia de la humanidad es la historia del crimen, ¡y es harto divertida!
Por Patri Tezanos

Debido a que los planetas se alinearon (o que a ambos se les apareció Dio$) y Guy Ritchie y Steven Moffat se pusieron de un oportuno “de acuerdo” para sacar casi a la vez la segunda película de la abominable Sherlock Holmes (la de Robert Downey Jr.) y la segunda temporada de la deliciosa Sherlock (de la BBC), las editoriales se pusieron como locas a reeditar y sacar nuevo material en torno al personaje de Conan Doyle. Y eso está bien porque, aunque las publicaciones en torno a Holmes nunca paran, de repente desempolvan cosas curiosas como el libro del que os vengo a hablar y a un precio de revista (literalmente, porque mi versión venía con la revista Historia).

00106520943793___P1_1000x1000

Sé que en este blog somos seguidores de la ciencia ficción y de la ficción en general, pero no me cansaré de decir que la historia de la humanidad contiene episodios que podrían haber salido del puño de cualquier guionista decente. La Ciencia de Sherlock Holmes, de E. J. Wagner (Ed. Planeta) es otra muestra de ello. Con la excusa del personaje, la autora nos descubre cómo ha evolucionado la criminología mediante la exposición de casos tan curiosos como espeluznantes, además de muchísimos datos increíbles que te harán ver que el ser humano es un ser muy dado a provocar facepalms.

En una época en donde nos bombardean con series CSIísicas, resulta divertidísimo hacer este tipo de retrospectivas a traves de la historia de la resolución de misterios que resultaron no ser tan misteriosos, que llegaron a ser incluso ridiculeces. Cosas  como ¿es esto una mancha de sangre o una mancha de salsa de tomate? antes no eran tan fáciles de discernir; antes se partían el cráneo para tratar de hallar las diferencias, y creedme que creatividad no faltaba a nuestros victorianos. Ni imaginación, porque atribuir crímenes a bestias diabólicas e incluso a vampiros era algo tan normal como bajar a por el pan.

El libro también aprovecha para analizar la veracidad con que Doyle dotaba a sus historias, incluso algún que otro anacronismo o dato un poco trastocado para poner las cosas a favor de la inteligencia de su personaje.

Vamos, que si eres fan del Holmes de toda la vida hallarás multitud de datos que alimenten tu cariño y comprensión del personaje. O si eres fan de las novelas policiacas, o de las series policiacas. Y si no eres nada de eso, pues tienes que ser un gólem, desprovisto de alma e interés propio, para no encontrarlo mínimamente interesante.

Sigue a Patri Tezanos en Twitter: @PatriTezanos

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*