La Cosa del Pantano, De Brian K. Vaughan. Vol. 1: Seres Queridos

Brian K. Vaughan, el hombre de moda por series como la increíble Saga, ve reeditada en nuestro país su corto paso por la  La Cosa del Pantano ¿qué nos ofrece el señor Vaughan esta vez?

Por Javi Jiménez

Corría el año 2000 y el joven Vaughan había hecho algún pinito en esto de los cómics americanos. En ese momento en Vértigo le pasan un marrón de los gordos. Resulta que nuestro querido amigo Mark Millar (tu antes molabas) pasó por la colección de La Cosa del Pantano entre 1994 y 1996, terminando el Volumen 2 de la colección con Alec Holland convertido en la mismísima Tierra. Como os podéis imaginar, dejando el personaje potencialmente inutilizable para el resto de los mortales. Admitamos que unas historias bien hechas con la propia Tierra de protagonista hubieran tenido su punto, sin embargo le pasaron el encargo de sacar adelante la colección a Brian.

Yo Soy GROOT.

¿Y qué diablos hizo? Ni corto ni perezoso, nombró protagonista del titulo a Tefé Holland, la hija de Alec y Abigail Arcane, que en un ejercicio de ret-con la dejó lista para usar en la colección mensual usurpándole la cabecera a su padre. A Tefé le han encomendado la misión de vengarse del ser humano utilizando sus poderes elementales y así salvar al Verde. Ella, mitad humana, mitad elemental,  no está del todo convencida y eso de que otros decidan su destino…  no le sienta especialmente bien. De manera que el conflicto está servido: comienza el viaje de Tefé para encontrarse a sí misma y poner algo de sentido a su vida y con un poco de mala suerte, poner fin a la de todos nostros.

Brian utiliza este argumento para dar forma a la serie de manera que cada número sea una parada en el viaje de Tefé narrados de una manera prácticamente autoconclusiva. Personalmente me gusta este tipo de enfoque, sobre todo en colecciones mensuales ya que da la sensación de aprovechamiento de las páginas del cómic y no el coitus interruptus del decompressive storytelling que viene a ser la norma actualmente. Además esto permite al autor saltarse la linearidad temporal y espacial, consiguiendo una gran variedad de lugares y temáticas donde desarrollar la historia. Si la colección necesitaba un soplo de aire fresco, creo que lo encontró con Brian K. Vaughan.

Una constante si que es el tipo de personajes que suele escribir, personajes recién llegados a la madurez, que como Tefé están buscando su lugar en la vida. No por ello quiero decir que sean calcos idénticos entre si, pero si es posible ver un poco de Yorick Brown o alguno de los personajes femeninos de Y, el Último Hombre como Hero Brown. Como podréis imaginar a lo largo de las pequeñas historias, la trama no avanza gran cosa pero si el personaje de Tefé.

Después de haber pasado recientemente por la colección el dibujo de Yanick Paquette, la verdad es que mirando en retrospectiva el dibujo de Roger Petersen puede parecernos cutre en comparación, y más cuando tenemos las magníficas portadas de Phil Hale en el exterior. Sin ser tan espectacular y vistoso como el de Paquette, el de esta historia es crudo y afilado, dejando claro que esto no es una historia de superhéroes, es una historia de la búsqueda de uno mismo, de ira y sentimientos confusos. Y en ese sentido el dibujo si que le sienta bien a pesar de sus limitaciones.

http://media-cache-ec0.pinimg.com/originals/5f/8f/37/5f8f373037eccf3e8062b5e105cbed8d.jpg

Como ya ocurrió con Animal Man y la propia Cosa del Pantano, la ecología es otro de los temas centrales, sobre todo en los últimos dos números que contiene el tomo, se enfoca el tema de manera interesante, incluso llegando a ser bastante provocativa. Si algo es Vaughan es un autor sin pelos en la lengua para provocar a las masas, desde sus comienzos hasta la actual Saga lo ha demostrado. Y a mi me parece perfecto.

Un cómic que incluso con sus defectos, no es una obra redonda ni mucho menos, es muy buen candidato para cualquier estantería que busque obras alternativas al mainstream superheroico. La edición de ECC está a la altura amén que es un formato que podemos clasificar cómo económico, así que yo no titubearía mucho… ¿Qué es lo peor que podría pasar?

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Jimenez 183 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*