LA MALDICIÓN DE LA MOMIA: levántate y anda (a la librería)

Un libro para revivir el pasado sobre pasado que revive, ¡viva!

Por Patri Tezanos

9388532El miedo ha evolucionado. Sólo tenemos que echar la vista ligeramente atrás para saberlo. Hace no muchas décadas las personas sentían miedo a la velocidad de los primeros trenes, que no mejoraría mucho la velocidad de una persona caminando. Las viejecitas obligadas a viajar en aquellas moles metálicas se arrugarían en sus asientos e hincarían sus garras en ellos con auténtica expresión de pavor (como las abuelas de la actualidad que se agarran a ese inútil asa interior del coche con la esperanza de que eso las salve de una hipotética muerte producida por el cafre del hijo que osa conducir a 80 km/h en autopista). A nuestros mismos abuelos les daban miedo películas del corte del primer King Kong o la primera Godzilla cuando ahora nos parecen entrañablemente irrisorias, o los cuentos de Allan Poe, que siguen teniendo tremendo encanto, pero de canguelo poco. Nuestros padres lo pasaban mal viendo La Cosa. Y no es cuestión de que ahora seamos todos unos valientes gallitos, sino cuestión de que la cultura ha evolucionado y afianzado el género de terror como algo normal. Estamos acostumbrados a que existan productos culturales de terror. Desde pequeños mamamos imágenes que antes harían desmayarse o directamente morirse a los adultos, y eso nos fortalece ante ellas mismas (y nos convierte, quizás, en una población más aburrida).

momia
Viejecita viajando en coche

Sumergidos en nuestra realidad en donde el terror a menudo se confunde con la crudeza de las imágenes, merece la pena darse el gusto de recuperar el del pasado y en una de sus formas más primitivas: los relatos. La editorial Valdemar pone a nuestra disposición toda una serie de volúmenes que recopilan de diversas temáticas. Hoy es uno de ellos el que señalamos: La maldición de la momia. Cuentos de horror sobre El antiguo Egipto.

La momia, clásico entre los clásicos. Pero en este volumen no se limita a ser ese ser asentado en el imaginario popular envuelto en vendas que corre tras las personas para morderlas. En este compendio, acompañados por los comentarios de Antonio José Navarro, se nos presenta al monstruo a través de las diferentes épocas y a través de los diferentes autores (entre ellos, el siempre jubiloso Sir Arthur Conan Doyle o Rudyard Kipling) y en diferentes ambientes. Con él remontamos las aguas negras del nilo o nos trasladamos a Europa donde yacen buena parte de las reliquias de aquellos siglos y los embalsamados restos de los faraones.

Aunque el compendio pretende ser “de horror”, ya hemos hablado del “horror” de la época. Los relatos se muestran más del género de la intriga y hasta del género romántico, siempre, claro está, y haciendo gala del nombre de la colección, con sus tintes góticos. Sirve tanto para los no versados como yo, para darnos el gustazo de trasladarnos a una época mágica y misteriosa como fuera el siglo XIX (que era mucho más mágico y misterioso que el propio Antiguo Egipto), como para los versados en el personaje que quieran seguir explorando y conociendo el tema (o darse el gustazo de comprobar cuánto saben).

Un volumen para disfrutar en la cama, de poco en poco, en noches de lluvia si se puede elegir. No pretendas que sea tu lectura para el metro.

Sigue a Patri Tezanos en Twitter: @PatriTezanos

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*