La Muerte de la Luz: Lo primero de George R.R. Martin

El futuro de la pila depende de ti.

Que George R.R Martín sea uno de los autores del momento es indiscutible, su serie de novelas Canción de Fuego y Hielo es todo un Best Seller moderno y la serie de televisión basada en ellas no ha hecho sino acrecentar el fenómeno Martin. Sin embargo,  hoy vamos atrás en su bibliografía, a los mismos inicios, cuando Martin tenía la mente en las estrellas y no en leones y lobos.

Por Javi Jiménez

La muerte de la luz es la primera novela publicada por Martin, sin contar los múltiples relatos que publicara antes que esta. Un servidor (al igual que muchos de vosotros) es un  fan acérrimo  de la serie de novelas que le ha dado la fama, pero como mentes inquietas que somos no íbamos a quedarnos solo con su trabajo más popular, a una parte de mi le picaba la curiosidad de conocer al Martín primigenio .Tras haber leído los Viajes de Tuff,  con los que George me demostró que no es hombre de una sola novela de éxito, esta novela aterrizó casi por accidente ante mi,brillando desde un oscuro estante de la biblioteca.

Un rápido vistazo a la obra de Martin revela que el género en el cual es más prolífico es la Ciencia Ficción, trabajando primero en relatos  cortos y más tarde en novela, siendo La Muerte de la Luz  el pistoletazo de salida de su carrera en la narrativa más extensa.

La Muerte de la Luz, comienza situándonos en un futuro lejano en el cual la raza humana se ha expandido por la galaxia, desde el centro del Imperio de la Vieja Tierra hasta los solitarios extremos . En uno de los bordes órbita Worlon, un planeta errante, helado y sin vida… hasta ahora. Al su órbita acercarse a un cúmulo estelar, el calor de 5 soles le concederá un par de siglos de habitabilidad. En un alarde de ostentación , los 14 planetas más cercanos celebraron un festival de la vida en Worlon. 14 ciudades se construyeron y el mundo se terraformó para ser una obra de arte viviente, hasta que el planeta se aleje de la órbita y muera la luz. El amor atraerá a Dirk t’Larien para encontrarse con un antiguo amor, Gwen Delvano , atrapada por amor a otro en una sociedad caziquil y machista. Bajas pasiones, tradición y razón se encontrarán en un planeta a pocos años de su muerte.

Cómo podéis comprobar el centro de la trama de La Muerte de la Luz es una historia de amor (y desamor)  pero eso no evita que Martin pueda explorar a su vez conceptos de Ciencia Ficción y su particular visión del ser humano. ¿Que pasaría si ciertos sectores de la galaxia colonizada por el hombre cortaran el nexo que le une al resto de civilización planetaria?¿qué tipo de sociedades establecerían? Martin nos da algunas respuestas a estas preguntas. También muy destacable el interés del autor por la terraformación y la biología , aunque  tratada más tangencialmente que Los Viajes de Tuff, nos ofrece unas cuántas pinceladas sobre la creación de mundos, el cruce de especies (Martin debe amar las películas de serie B como Sand Sharks) y el control del clima. De esta manera se crea una buena dinámica de alternar la Ciencia Ficción más “hard” con las situaciones sentimentales o el desarrollo de la trama más mundana.

Probablemente muchos temáis que  en esta primera novela la genialidad de Martin todavía estuviera por descubrir, desde luego no tiene el nivel y la experiencia otorgadas por los años, pero La Muerte de la Luz es una más que respetable primera novela.  Aún así, en sus páginas se echan en falta los diálogos chispeantes que para mi son una de las mayores bazas del autor, ahí está Tyrion Lannister para darme la razón, sin embargo aquí el diálogo, aunque cuidado, se deja en un segundo plano. Más importante son las descripciones, que todo buen planeta alienígena se merece y los monólogos internos que nos acercan a la atribulada mente del preso por amor Dirk t’Larien. Eso sí, el ritmo de la historia está bien llevado, el libro engancha aunque a Martín le cueste un poco cerrar la trama e incluso el protagonista sea poco carismático, cosa que se suple con una buena ración de secundarios,  no impiden que haya disfrutado de una buena lectura.

Algo que no he podido evitar (lo confieso) al  leer esta novela es tratar de buscar los nexos con su obra magna. Tratar de encontrar la sombra de los personajes de La Muerte de la Luz en su Canción  e incluso buscar los precedentes que permitieran prepararme para el final de la saga. Porque  si queridos lectores, Martin  tenía ese gusto por la sangre de sus personajes desde el primer momento, ¡ninguno está a salvo de Tito Martin!

En definitiva una lectura ligera y absorbente que sin llegar a niveles de CdFyH, deja buen sabor de boca y algún que otro concepto interesante y que en mi opinión  no debería faltar en la estantería de cualquier fan del autor. Al fin y al cabo, algo habrá que hacer mientras el hombre termina con The Winds of Winter…

 

Sigue a Javi Jiménez en Twitter en @Teren25

Acerca de Javier Jimenez 185 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

1 comentario en La Muerte de la Luz: Lo primero de George R.R. Martin

  1. Buff, Cancion de Hielo y Fuego es una de mis sagas literarias favoritas, y pensar que no e leído ningún libro mas de este MAESTRO. Sabiendo lo que me gusta la ciencia-ficción + la forma de narración que tiene este hombre, seguro que me gusta. Pero antes quiero empezar con Asimov y su Robot completo, que le eche una ojeada y es una maravilla.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*