El Largo Viaje a un Pequeño Planeta Iracundo. Why can’t we be friends?

El Largo Viaje a un Pequeño Planeta Iracundo es una novela de ciencia ficción de la escritora Becky Chambers. Una nave tuneladora es el punto de encuentro para las múltiples culturas extraterrestre del universo cual bar de sitcom americana.

Por Javi Jiménez.

Cada vez que una persona escribe ciencia ficción y decide incluir a un tipo peludo, un árbol sentiente o un humanoide con rasgo de saltamontes, está realizando un ejercicio (consciente o inconsciente) de descubrimiento de la esencia del ser humano. A pesar de lo heterogéneo que es el comportamiento humano en sociedad y del individuo, sobre todo si observamos con un alto nivel de detalle, existe un gran nivel de similitud. En gran parte es debido a nuestras propias condiciones genéticas.  Es un ejercicio interesante ver qué elementos biológicos condicionan algunos de nuestras construcciones sociales.

Por ejemplo, los seres humanos somos mamíferos y por ello estamos estrechamente unidos a cada uno de nuestros descendientes. Nos resultaría absolutamente extravagante que una madre devorara a su hijo porque no supiera con certeza que tendría suficiente comida para abastecerle. Incluso sin ser padres, cada vez que vemos un niño pequeño en problemas nuestro instinto más primario es ayudarlo y protegerlo. ¿Cómo cambiaría una sociedad ovípara? ¿Qué estructuras sociales acompañarían a las crías? ¿El Conejo de Pascua llevaría huevos?

Seguramente este es un ejercicio que Becky Chambers ha realizado en múltiples ocasiones cuando estaba escribiendo El Largo Viaje a un Pequeño Planeta Iracundo la que es su primera novela y que fue publicada en 2014. En ella recoge las respuestas a estas preguntas, las empaqueta como diferentes razas extraterrestres y las incluye todas juntas en la Wayfarer, una nave tuneladora encargada de realizar portales entre distintas partes del universo.

En unos tiempos como el actual, en el que el rechazo al diferente (por sexo, religión, nacionalidad o etnia) se ha exacerbado da mucho gusto leer una novela como El Largo Viaje a un Planeta Iracundo. En ella seres completamente heterogéneos, no solo en aspecto físico, si no en valores y biología básica; pueden convivir de manera completamente harmoniosa en un pequeño espacio como el de una nave espacial. Becky Chambers hace que sea un placer adentrarse en las peculiaridades de cada una de esas culturas gracias a Rosemary, la nueva miembro de la tripulación, a quién se le va mostrando este rico universo en el que una alianza de razas ha establecido una próspera paz.

Más emocionante todavía es que entre clases de biología y sociología extraterrestres, Becky sea capaz de crear conflicto y forjar a través de ellos las relaciones entre los miembros de la nave que acaban formando una gran familia. Hay momentos de tensión y momentos en los que ver como los personajes estrechan lazos hace que de verdad me involucre con ellos y les guarde un rincón en mi corazoncito.

Fan art de SebasP

Me encanta el equilibrio de Un Largo Viaje a un Pequeño Planeta Iracundo establece entre la parte de ciencia ficción más dura y la aventura y la exploración de las relaciones entre los personajes. Quizás me puede haber parecido que la estructura esté demasiado encorsertada y al cabo de unas cuantas páginas acababa por ver los mimbres a la narración, organizada más o menos como una intercalación de capítulos de exploración de una raza extraterrestre y capítulos de incidencias en el viaje. Pero al fin y al cabo no afecta al placer de una lectura amena, divertida y enriquecedora.

Un Largo Viaje a un Pequeño Planeta Iracundo es el comienzo de la trilogía de la Wayfarer a la que tengo ganas de volver una vez terminado el primer volumen. Porque es una lectura agradable y esperanzadora, en la que como sociedad y como individuo me gustaría verme reflejado. Es en definitiva una muy recomendable obra de ciencia ficción que en España está trayendo la editorial Insólita.

 

Acerca de Javier Jimenez 212 Articles
Consumidor experto, reseñador amateur. Me gusta la música fuerte, la ciencia ficción, las series animadas y así os lo hago saber.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.