LAS BATALLITAS DEL ABUELO III.

Porque así lo habéis querido, el abuelete más có(s)mico vuelve al ataque. Con sus batallitas sigue cargándose el cine de hoy, porque ya no hay comedias gamberras como las de antes.

 Por Carles Torrellas.

Antes de ponerme en materia, quisiera agradecer a mis sufridos compañeros de Cabezas Cortadas que me hayan promocionado en el “tuister” ese (o como se llame) que tanto os gusta a la juventud de ahora, y antes de que se me olvide, quisiera invitaros a todos a que participéis y me contéis vuestras batallitas usando el hashtag #EnMisTiempos.  Y respecto a esa serie que tanto os parece gustar llamada El Ministerio Del Tiempo y que decís que mola tanto, solo quisiera decir… cof, cof, cof… el Doctor Who, eso sí que mola y no el ministerio ese… cof, cof, cof…ains… Perdonad este ataque de tos, ya sabéis que la edad no perdona.

Bueno, que me estoy desviando del tema, que hoy quería despotricar un poco de la corrección política que se ha impuesto en todas partes y, sobre todo, en la denominada comedia. Porque, Cthulhu de mi vida, si Scary Movie o American Pie han de ser los ejemplos de comedias irreverentes y políticamente incorrectas, despiértate ya, calamarcito mío, y devóranos, que nos harás un favor a todos. ¡¡Ay, diosito!!

A mi parecer, lo que hoy en día llamáis comedia no deja de estar encorsetado por la corrección política que se ha impuesto en la sociedad en general. El hecho de que en toda gran producción hollywoodiense haya un cupo racial no solo es chocante, sino que a veces produce insensateces como que un actorazo de la talla de Idris Elba (porque es un actor como la copa de un pino) interprete al dios vikingo Heimdall. Recalco lo de vikingo por si no os habéis percatado, ya sabéis: tío nórdico, rubio o pelirrojo, de ojos claros y piel más bien tirando a paliducha.

Esa misma corrección política que castra la mayoría de gags irreverentes por no herir susceptibilidades, haría que obras maestras como por ejemplo La Vida de Brian, de los inmensos Monty Python, hoy en día no fueran posibles. ¿En serio creéis que una película que se chotea de la vida de Jesucristo, e incluso de su crucifixión, tendría cabida hoy en día? Y quien dice La Vida de Brian, dice películas como Pink Flamingo’s, Porky’s, Desmadre a la Americana, Rocky Horror Picture Show o incluso Despedida de Soltero, con Tom Hanks.

Tomemos a esta película como ejemplo. En ella nos encontramos un par de gags muy, pero que muy salvajes o pasados de vueltas, que dudo mucho que hoy en día se atrevieran a rodar. Los gags en cuestión están protagonizados por un burro o pollino, como queráis llamarlo. El animal acaba poniéndose ciego de drogas en la fiesta en la que se encuentra porque la típica stripper de toda despedida de soltero que se precie como tal y que los amigos del personaje interpretado por “Forrest Gump” han contratado, tiene que montarse un numerito zoofílico con nuestro drogado equino.

Pero el summum de la incorrección fueron las películas del mítico John Waters, como Pink Flamingo’s, con la drag queen Divine como estrella de la misma. Su última escena ha pasado, nunca mejor dicho, a los anales del cine por su polémica. Pero Waters es un mundo aparte. Las llamadas comedias universitarias son uno de los máximos exponentes de esta incorrección política. Aún me rio a carcajadas viendo Los Albóndigas en Remojo, con Desmadre a la Americana o con toda la retahíla de películas que conformaron ese género. O las películas de Mel Brooks cuando aún tenía un mínimo sentido del humor, claro está. Mítica es su Jovencito Frankenstein, tenéis que verla sí o sí.

Peeeero (siempre hay un pero, y lo sabéis) lo más irritante de todo esto es que la mayoría de directivos que hoy han impuesto esta corrección política en el cine, son gente de mi generación. Tengo 40 años desde hace unos meses y, como yo, son gente que en su momento se rieron a mandíbula batiente con estas comedias. Son gente que en su adolescencia y postadolescencia hicieron cafradas de ese tipo o mucho peores, que se partían la caja viendo a Benny Hill o con el humor británico de The Young Ones, y ahora se han convertido en guardianes de la corrección…

…¡¡Dioses del averno!! Me acaba de saltar la alarma de hipocresía. Porque eso es lo que son toda esa gentuza, una panda de HI-PO-CRI-TAS. ¡¡RÁPIDO!! ¡¡TRAEDME MI DESHIPOCRITIZADOR!! ¡Cómo! ¿Qué no lo encontráis? ¡¡Pues da igual!! ¡¡Traedme un atizador de chimenea, un bate de béisbol o mejor traedme la discografía completa de Melendi y así veo como se retuercen de dolor escuchándolo mientras suplican piedad!! MUAHAHAHAHAHAHA

Y es que todo sentido del humor es bueno, menos el blanco, que ese aburre.

Os espero aquí la próxima semana para seguir nuestro viaje por los recuerdos de este abuelo chocho, adicto a su medicación y presa facil de desvaríos varios. Y ahora, a pleno pulmón, desgañitaos todos conmigo lanzando nuestro grito de guerra…¡¡PAPARRUCHAS!! ¡¡TODO ESO SOLO SON PAPARRUCHAS!!

…and the next week…
¿Y A ESO LE LLAMAS MÚSICA? PERO SI EL ÚNICO INSTRUMENTO QUE SABES TOCAR SON MIS C#%&@/?S Y LO HACES SIN GRACIA ALGUNA!!

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

1 comentario en LAS BATALLITAS DEL ABUELO III.

  1. Entiendo que este apartado de la web es para dar un punto de vista distinto, otra generación, una que ha bebido de otras fuentes, o simplemente se siente diferente. Aún así pienso que el humor fino e inteligente deberíais conservarlo en cualquier cosa que os propusierais y lamentablemente aquí no lo veo. Opino que el enfoque paleto de pueblo, al estilo Paco Martínez Soria, al que adoro en cualquiera de sus películas, no os esta saliendo como debería, y me recuerda más al estilo matrimoniadas de Jose Luis Moreno bastante cutre, típico y aburrido. Me resulta difícil seguir leyendo las batallas e incluso terminar de leer una sola. No son claras, ni entretenidas. Lamento mucho decir esto, pero me parecen carentes de muchas cosas, y en definitiva desagradable a la lectura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*