LAS BATALLITAS DEL ABUELO IV.

Con la tos a ritmo del Thunderstrike de los AC/DC vuelve el abuelete con más caña de este lado del geriátrico cósmico, porque para hacer música de la buena no se necesita un portátil, sino tener entre manos un buen instrumento.

Por Carles Torrellas.


Pero a ver, almas de cántaro, ¿me podéis explicar por favor qué es lo que entendéis vosotros por música? Que entre el “deivit jeta”, el “aguadevichy” ése y similares, por no hablar de los reggaetoneros, me tenéis a casi todo el geriátrico medio descompuesto y con más huesos descoyuntados que el de la letra del Bailando, de Alaska y Los Pegamoides.

Que sí, que ya sabemos que con un portátil, un par de programas descargados piratas (porque en este país la mayoría hace así las cosas) y unos cuantos de esos algoritmos, ya tienes hecho algo de ritmo – chistaco-fácil-by-the-face-BADUMMMM -TSSSSSS – o una cosa a la que te atreves a llamar canción. PUES NO SEÑOR, NO. No eres DJ, o pinchadiscos como los llamábamos en nuestra época, no, jovenzuelo, te falta mucho para lamerle las suelas a la alargada sombra de Horacio Pinchadiscos.

Si para aprender solfeo tardas lo que tardas, será por algo. En serio, no todo lo que suena como música electrónica se merece ninguno de los dos calificativos, ni son música, ni mucho menos electrónica. Algunas piezas parece que las haya compuesto un mono siendo electrocutado mientras toca aleatoriamente las teclas de uno de esos órganos CASIO PT-87 que casi todos tuvimos en nuestra juventud.

Y, obviamente, eso también se aplica a la música tradicional, que llamo así para diferenciarla de la electrónica. Vamos a ver, no me comparéis la complejidad de las letras de cualquier canción de Depeche Mode con las típicas tópicas canciones de verano que perpetraba el cuasi-eterno Georgie Dann, ese hombre a su tupé pegado. Es decir, no es lo mismo leerse la letra de, por ejemplo, Personal Jesus, de los Depeche, que la letra de La Barbacoa, de Georgie. Sería como comparar un huevo con una castaña.

Pero centrémonos, que me estoy dispersando más que una manifestación antisistema ante la carga de los antidisturbios cantando a pleno pulmón los “éxitos” de Melendi. Ni la música electrónica es algo reciente como algunos podrán creer, porque fijo que muchos jovenzuelos así lo creen, ni toda ella es pura matemática ejecutada con un portátil. La música electrónica como tal nace a mediados de siglo XX. Pero digamos que es a partir de mediados-finales de los años 70, donde grupos como los ya citados Depeche Mode, Kraftwerk o músicos como Jean Michel Jarre, Mike Oldfield o Vangelis potencian al máximo el uso de los sintetizadores.

Si escucháis el Oxygene, de Jean Michel Jarre y lo comparáis con, por ejemplo, el Wake Me Up, de Avicii, se parecen tanto como Bradley Cooper y Fernando Tejero. Pero mira por donde, ambos son música electrónica. La diferencia radica en que la actual está destinada al consumo inmediato. Los “DJ’s” van sacando singles tan rápido que casi se solapan unos con otros, y quizás un tema que sonaba hace medio año ya es considerado antiguo, mientras que los temas electrónicos compuestos por Oldfield, Jarre o Vangelis perduran como verdaderos himnos.

Los creadores de música electrónica “clásica” aspiraban a ser los Beethoven, Schumann o Bach de un nuevo tipo de música para una nueva era. Los DJ’s de hoy en día sólo aspiran a seguir montados en la ola del dólar el máximo tiempo posible, porque saben en el fondo que incluso ellos mismos son una moda pasajera. De ahí que produzcan “temas” como churros. Por el contrario, Jarre, Vangelis u Oldfield dominaban la música, la amaban, habían mamado el solfeo desde su infancia y podían tocar con maestría media docena (o docena y media) de instrumentos fácilmente. Escribían verdaderas sinfonías, con complejas composiciones y acordes difíciles de ejecutar, y es por eso mismo, si escuchas cualquiera de sus temas, te siguen emocionando, hayan pasado tres o cuatro décadas. Si no me creéis escuchad temas como “Carros de Fuego” de Vangelis, “Oxygene” de Jarre o “Tubular Bells” de Oldfield, y comparadlos con cualquier cosa electrónica comercial actual. Simplemente no hay color.

Y el tema reggaetón no lo toco que es demasiado fácil y no quiero hacer leña del árbol caído, porque es más fácil meterse con un regaetonero que quitarle un caramelo a un niño de párvulos. En el fondo la música, como muchas otras cosas, son solo el reflejo de la mentalidad de las sociedades de cada época. Los pioneros de la música electrónica buscaban permanecer en la eternidad a través de sus composiciones. Los “músicos” actuales – y soy muy generoso llamándolos “músicos” – sólo buscan pasar un buen rato, viven el momento, quieren atrapar el instante para vivirlo intensamente.

Sin menospreciar del todo a la música actual, me quedo con Vangelis, Depeche Mode, Kraftwerk, Jean Michel Jarre, Emerson, Lake & Palmer o Mike Oldfield, porque simplemente son mejores en todo: letras, acordes, sinfonía y composición. No me conformo con un vivir un instante intensamente, prefiero vivir CADA instante intensamente, y la música de hoy en día no me lo da.

Acordaos de compartir vuestras batallitas conmigo, @malequith vía Twitter usando el hashtag #EnMisTiempos. A los mejores de la semana les meteré un buen meneo, que ya quisiera para ella la Fulgencia, en la siguiente batallita.

Os espero aquí la próxima semana que seguiremos nuestro viaje por las divagaciones de este abuelo chocheante, su medicación y desvaríos varios. Eso si os atrevéis… Y ahora a pleno pulmón, desgañitáos todos conmigo lanzando nuestro grito de guerra… ¡¡PAPARRUCHAS!! ¡¡TODO ESO SOLO SON PAPARRUCHAS!!

…and the next week…

¿Por qué no te vas con la música a otro lado Genaro?

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

4 comentarios en LAS BATALLITAS DEL ABUELO IV.

  1. Carles, lo siento pero no estoy para nada de acuerdo contigo.

    No dudo ni remotamente que hayan buenos artistas de épocas pasadas, los hay y que consigan perdurar es muestra más que suficiente de ello. Pero ahora mismo también los hay, y las comparaciones que me haces no me valen. No puedes comparar a Kraftwerk o Depeche Mode con David Guetta o Avicii porque juegan en ligas totalmente diferentes. Es más, creo que la comparación sería más acertada con Georgie Dan.

    Hay artistas electrónicos ahora mismo que lo valen mucho. Ya que hablas de grandes compositores y el intento de la electrónica por emularlos, Woodkid tendría su sitio aquí mismo.
    No podemos olvidarnos de los artistazos que son Daft Punk y todo el movimiento del french touch con gente como Justice o recientemente Kavinsky que son muy buena cosa.

    También podemos incluir a gente que no relacionaríamos con la electrónica pero que si que trabajan con este tipo de instrumentos como Chet Faker, o incluso el reciente disco de Mogwai Rave Tapes.

    Ahora ha vuelto también el synth pop con gente como Chvrches o Klaxons o incluso si me apuras el último disco de Kasabian.

    Y no me puedo ir sin citar a los Chemical Brothers, Trentemoller, Apparat o Moderat, todos fantásticos en lo suyo.

    Por supuestos sin aquellos no hubieran podido existir estos, pero tanto como decir que ahora no hay artistazos como la copa de un pino… No, hasta ahí no.

    • Me acabas de dejar patidifuso, y te lo digo muy en serio y con todos mis respetos y admiración, porque a parte de Juatice y Daft Punk de los cuales se me pasaron por alto en la redacción del articulo, el rato te he de reconocer que no he reconocido ni un solo nombre que has citado. Por lo que te pido perdón por no haber sido justo en este articulo. No te preocupes que lo corregiré en el siguiente articulo

      • ops y Chemcal Brothers. Del resto he de declararme un completo ignorante. Pero bueno Javi recuerda que las batallitas son un poco en plan cachondeo, y en plan sarcastico. Obviamente hay grandisimas cosas hoy en día, muchisimo mejores que antes…

  2. Carles, he de decir que estoy completamente de acuerdo contigo. Si, ya se que solo tengo doce años, pero mi padre nos ha enselado a mi hermano y a mi esos grandes grupos que antes citabas y muchos mas, y los prefiero 1000 veces o mas antes que los 40 Principales o Cadena 100.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*