Las Cabezas entrevistan a Víctor Blázquez, autor de "El Cuarto Jinete"

Y pensar que todo empezó gracias a mi icono en Twitter de Bode Locke…

Por Javier Marquina.

A veces Twitter te depara agradables sorpresas. No demasiadas, la verdad, y menos ahora que se ha convertido en un lugar en el que la gente puede practicar la autofelación sin necesidad de recurrir al yoga o a la extirpación de un par de costillas. Pero a veces, y sólo a veces, Twitter es lo que debería ser, y te pone en contacto con gente interesante, brillante o incluso con ídolos a los que admiras.
En los últimos 10 días, en mi caso y por culpa de Twitter, Dan Slott me ha animado personalmente a que le dé una oportunidad a su Superior Spiderman a pesar de que soy bastante reticente al concepto planteado, Chris Samnee ha pensado que le estaba insultado gracias a que Google traduce PUTA HOSTIA como HOST THE WHORE, cuando lo que en realidad quería decir es que su trabajo es sublime y lo hice de una manera zafia y soez (afortunadamente, la confusión fue felizmente subsanada) y por último he conocido a Víctor Blázquez.
Víctor Blázquez es un sevillano con muchas ganas de contar historias, sin importar el medio necesario para narrarlas. Publicó en marzo su primera novela “El CuartoJinete” (Dolmen Editorial) y está ultimando los detalles para la publicación de “El Cuarto Jinete: Armagedón” en los próximos meses. Una afición común al cómic Locke and Key nos unió en Twitter y yo no pude dejar escapar la oportunidad de hacerle unas cuantas preguntas para nuestra particular isla de descabezados, a las que Víctor se ofreció amablemente a responder.

JM: Describe tu libro en 140 caracteres

VB: El cuarto jinete es un thriller adrenalínico. Una vez entras en Castle Hill, será mejor que te prepares para correr. No hay sitio al que huir si la muerte corre más que tú.

 

JM:¿Por qué elegiste a los zombies y no a vampiros o aliens u hormigas mutantes gigantes?

VB: Los zombies tienen algunas cualidades que los hacen muy atractivos como enemigos: son incansables e insaciables y nunca van a dejar de perseguirte. Eso les convierte en un enemigo despiadado y complicado de evadir y empuja a los supervivientes a situaciones límites en las que las líneas del bien y del mal se difuminan para convertirse en “¿Qué estoy dispuesto a hacer para sobrevivir?”. Como escritor me fascina explorar esas líneas. Como lector, me fascina leerlas.
Es cierto que ahora que lo dices, las hormigas mutantes gigantes también me fascinan como enemigo. Me lo pensaré. Y respecto a los vampiros… a mí me gustan los vampiros de antes, los que no podían entrar en tu casa y son como un virus. El vampiro se ha modernizado hacia lugares que no me interesan demasiado. De escribir algo sobre esos seres regresaría a aquellos orígenes.

 

JM: ¿Por qué un la trama sucede en un pueblo americano y no en una villa andaluza? ¿Son menos creíbles los zombies españoles?

VB: No tiene que ver tanto con la credibilidad de los zombies españoles como con la mentalidad del autor. Desde pequeño, la literatura y cine que he consumido es americana en un noventa por ciento. Ha llegado un punto en el que a la hora de escribir, me parece más sensato hacerlo sobre Mark y Neville antes que sobre Pablo y Luis. Pero es una cuestión estética, la verdad.
He escrito cosas que se ambientan en España. También es cierto que El cuarto jinete en concreto es una novela muy cinematográfica y como tal, evoca ciertas imágenes que todos tenemos en mente gracias al cine. Al principio del libro, describo Castle Hill en apenas unos trazos, pero probablemente el más importante es que se trata de un pueblo típicamente americano. Todos hemos visto esos pueblos cientos de veces en televisión y cine así que al final, tu mente completa aquello que yo deliberadamente me salto. Y este es solo un ejemplo.

 

JM: ¿Quiénes son los auténticos muertos vivientes?

VB: Me gusta la ficción como algo ajeno a la realidad. Existen películas en las que los zombies son una crítica al capitalismo, al consumismo o a cientos de cosas más. En El cuarto jinete los muertos vivientes son muertos que se vuelven a levantar debido a la infección de un virus.

 

JM: ¿En qué espejos literarios te miras? ¿Quiénes son tus referencias? ¿Quién quieres ser de mayor?

VB: Me miro en los escritores que más he consumido y consumo: Stephen King, Clive Cussler, Allan Folsom, Dean Koontz. Sobre todo en el primero de los mencionados.
Referencias tengo muchas. Cualquiera que lea El cuarto jinete verá que es una novela muy referencial y que toca todos los palos de la cultura popular setentera y ochentera, e incluso cosas más actuales. Hay constantes mini homenajes a libros, películas y personajes que me han marcado en un momento u otro. Mencionarlos todos ocuparía demasiado espacio en esta entrevista.
Y de mayor… ¿Quién quiero ser? Yo mismo. Padre de mis hijos, marido de mi mujer y autor si los lectores así siguen queriéndolo. No me importa ser pequeño o grande mientras siga teniendo la oportunidad de contar mis historias.

 

JM:¿Vicios freaks inconfesables que tengas a bien confesarnos?

VB: Pues como te he comentado arriba… tengo tantos que te vas a aburrir… Stephen King, Héroes del Silencio, Tarantino. Por citar algo de las tres artes más consumidas. Pero como freak soy seguidor acérrimo de 24 (puede haber acabado pero Jack Bauer sigue en nuestros corazones), The walking dead (preferiblemente el comic), Juego de tronos (libros y serie), Sons of Anarchy, Dexter, Breaking bad… sigo diciendo que Monkey Island es el mejor juego de la historia aunque no le hago feos a los Fallout. Amé Y, el último hombre y ahora amo Locke and Key y maldigo la cadena de televisión americana que decidió no convertirla en serie de televisión. Me estoy enganchando recientemente a Death Note… voy a parar aquí pero tengo muchos más, y como verás, de casi todo.

 

JM: Si Stephen King se te aparece en sueños y te regala los derechos de uno de sus libros, ¿cuál elegirías?

VB: ¿Sabes que pasa? Que te voy a decir uno e inmediatamente mi mente va a pedir otro. Y luego otro y otro. Porque elegir uno solo de sus libros me parece una putada. Pero diré La cúpula. O La torre oscura. O La larga marcha. O… ¿Ves lo que te decía? No puedo escoger solo uno….

 

JM: ¿Se vive para escribir o se escribe para vivir?

VB: Se escribe porque te gusta contar historias. El objetivo es escribir para vivir pero es complicado. Es mejor mantener la mira baja y dejar que venga lo que tenga que venir.

 

JM: Un libro que acabes de leer. Una película que acabes de ver. Un cómic que acabes de ojear.

VB: De los últimos libros que me he leído destaco Hamelin, de Ángel Luis Sucasas; Última parada: la casa de muñecas, de Miguel Aguerralde; Y pese a todo, de Juan de Dios Garduño; y Piezas desequilibradas, de Darío Vilas.
Película… no es la última que he visto pero es de lo mejor que me he echado a los ojos este año: Cabin in the woods.
Cómic… ahora mismo estoy enganchado a dos: Locke and Key y Death Note.

 

JM: ¿Existe algún género literario o cinematográfico que detestes?

VB: Detestar no, aunque los dramas prefiero dejarlos para el telediario.

 

JM: Después de escribir sobre zombies, ¿de qué te gustaría que tratara tu próxima novela?

VB: Tengo una novela terminada en busca de editorial que la acoja que es un thriller con tintes de terror. Y ahora estoy escribiendo otra que tampoco tiene nada que ver con zombies. Pero es muy pronto para empezar a hablar de ella.

Una vez descubierto que no sólo comparto filias por Locke and Key sino que también coincidimos en Cabin in the woods, poco más me queda por añadir. Tan sólo darle las gracias una vez más a Víctor por su amabilidad al responder a mis preguntas, pedir perdón por mi inexperiencia como entrevistador y recomendar encarecidamente a todos la lectura de “El Cuarto Jinete” y de cuantos libros futuros este prometedor autor tenga a bien ofrecernos.
Víctor Blázquez en la web.

Sigue a La Isla de las Cabezas Cortadas en Twitter y en Facebook.

Acerca de Javier Marquina 200 Articles
Nací, crecí, vomité ácido blanco y lechoso sobre un donut y me lo comí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*