Lo mejor de 2014

Ser friki hoy mola. Ahora hay todo tipo de chucherías para los fans. Los videojuegos son como películas y las películas van de personajes de cómics… ¿Qué cosas chulas nos ha dejado 2014?

Por Chema Mansilla

¡Cuántas cosas bonitas! Ahora los frikis somos los amos del mundo, o algo así. ¿Que te gustan los cómics? Pues cosas chulas. Y pelis de Marvel y series de TV. Videojuegos cañeros en consolas a tope de HD, ahí, aventuras virtuales a todo trapo. Todo mola. Lástima que todavía no somos ricos. Por eso hay que ser selectivo, porque la industria del entretenimiento, en cualquiera de su facetas, está pensada para sujetarnos cabeza abajo de los tobillos y sacudirnos hasta que no nos quede ni una monedilla en los bolsillos. Mirad el tema de los videojuegos: 70 euros de media cada juego. Y luego, venga, DLCs por un tubo… Y como te guste, camisetas, figuritas y demás mercha. Este año hemos tenido juegos muy majos, de esos que empiezan a rentabilizar haber invertido en las consolas de nueva generación. Destiny, por ejemplo, mola mucho. Es épico, es bonito y es on-line. Lo que es un rollo es que está pensado para que te dejes los cuartos comprando complementos que te permitan avanzar en la historia… Y bueno, luego la historia tampoco es para tanto… El caso es que si vamos a hablar de los mejor de 2014, que ha sido un año con muchos lanzamientos, hay que hilar fino…

.

Alien Isolation, un título basado en una película de los pocos del género que está a la altura de la misma. Y del mito. Y es que Sega, por fin, nos da el juego que los fans de Alien merecemos y tantos años llevamos soñando. Una nave enorme, pasillos oscuros, un lanzallamas con apenas combustible y un bichejo enorme. Un juego BIEN hecho, técnicamente muy pulido, con una gran jugabilidad y que crea una atmófera que te deja el agujero del culo más apretado que los remaches de la estación espacial internacional.

GTA V. Grand Thieft Auto siempre es BIEN. Y esta vez es todavía MEJOR. Da igual si hablamos de la verisón para PS3 y 360 o la recién estrenada versión para las nuevas consolas. GTA V es un pasote: Es grande, es divertido, está loco y te deja hacer casi cualquier cosa que quieras hacer, normalmente con grandes dosis de violencia y explosiones. ¿Pero qué quieres hacer si no en un videojuego? GTA V además nos ha presentado a Trevor, uno de los personajes más carismáticos del mundillo de los últimos años. Realmente no hay mucho más que decir: que es un título imprescindible.

Venga, lo voy a decir: mi juego preferido de 2014 es Dragon Age Inquisition. Me tiene enganchado, me tiene loco, me tiene obsesionado. ¿Creo que es mejor que Skyrim? Pues… No. Pero desde que tengo Dragon Age Inquisition no echo de menos Skyrim. Vale, no es open world y tal, pero es tan bonito, se pueden hacer tantas cosas, tiene tanatas misiones secuandarias, tantos secretos y rincones que…
EA ha aprendido la lección y para el estreno de la franquicia en las nuevas consolas se ha esforzado por hacer un juego que es algo más que una de esas secuelas hechas con troquel, como si fueran churros. El mundo de Dragon Age Inquisition es inmensamente rico y terriblemente divertido. Desde la creación del personaje a la gestión de recursos: todo me gusta. Se queda a las puestas de ser GLORIOSO, pero por poco. Realmente, sí, mi juego preferido de 2014, sin duda.

Este año hemos ido bastante al cine, y la verdad es que empezamos a estar muy mal acostumbrados. Como frikis, tenemos pelis de ciencia-ficción y fantasía a coscoporro. No todas son buenas, es cierto, pero muchas nos hacen flipar, y algunas… Algunas simplemente…

Yo este año con las pelis lo tengo claro. La última que he visto y me ha gustado ha sido Big Hero 6, divertida y entrañable, con un toque Marvel que le viene la mar de bien. ¿Perfecta? No, pero muy por encima de la nota media general. También he disfrutado, y mucho, ese placer culpable que son las pelis de Los Mercenarios. Expendables 3 me ha devuelto a Snipes dando patadas, a Harrison Ford pilotando y a Arnie y Stallone haciendo que las cosas vuelen por los aires. Para regocijo para el chaval que creció viendo pelis de acción en los 80. Pura diversión y gasolina.

Capitán América: Soldado de Invierno. Es una de mis sagas preferidas del personaje en los cómics, y la película resultó ser una de espías, pero al estilo Marvel. El Capi por fin es EL Capi, Nick Furia mola, sale El Halcón, y hay helitransportes disparando (y explotando). ¿Cómo no me iba a gustar? Los Russo han conseguido destilar en una sola peli la esencia de “por qué mola Marvel”, y lo hacen sin Robert Downey Jr. Es intensa, es impresionante, divertida y podría decir que es mi peli Marvel  del año preferida, pero es que…

Es que yo no daba ni un céntimo de Euro por Guardianes de la Galaxia. Pensaba que sería el primer gran tropiezo de Marvel Studios. Una terrible presentación del Universo Cósmico de Marvel y todo los que está por venir para la Fase 3. Y qué equivocado estaba… Porque donde yo veía sobresaturación de Mapache Cohete y chistes fáciles me he encontrado una peli de esas de equipo disfuncional, con personajes llenos de carisma y un montón de ideas chulas. No por ser algo predecible y arquetípica la he disfrutado menos. Creo que como película es de menor calidad que Capitán América: Soldado de Invierno, pero su sentido del humor y el tratar de buscar su propia identidad a la sombra del resto de estrenos del estudio, además de la grata sorpresa que ha resultado ser para mí, la convierten en mi peli preferida del año. Eso sí, Ronan El Acusador daba para mucho, mucho, mucho más…

Pero como no todas las viñetas están en el cine, que algunas todavía son impresas, este año también hemos tenido cómics flipantes… Todavía tengo algunas lecturas pendientes con muy buena pinta pinta, como Bella Muerte o lo último de Bonhomme, Esteban, pero este año uno no puede olvidarse, por ejemplo, de esa maravillosa locura que es Prophet, sin duda uno de mis cómics preferidos de los últimos años (y que nadie pierda de vista Sabrethooth Swordsman). Este año también hemos podido leer el regreso de Mignola a Hellboy, demostrando porqué es ya una leyenda viva de este arte. No nos olvidemos de Saga, el integral de Asgard, de Rat Queens o esa maravillosa sopresa que han sido Ms Marvel, Vengadores Secretos o Hulka dentro de Marvel. También en la Casa de las Ideas el bueno de Esad Ribic ha hecho maravillas con Thor.

En Yermo ediciones hemos podido leer maravillas como Khaal o la adaptación de Elric. Elías el Maldito sigue siendo una lectura más que recomendable, de la mano de Ninth, y Dibbuks nos ha dejado casi para despedir el año el mejor tomo de Lincoln. No olvidaremos la edición Castellana de Battlingboy y el spin-off que ha firmado David Rubín…

No todas las buenas lecturas van a ser en viñetas. Nuestros géneros preferidos también han recibido algunos títulos genial. Los amigos de Gigamesh, demostrando que no todo en la vida es R. R. Martin editaron, por fin, el primer tomo del Ciclo de Lankhmar de Lieber, con las GENIALES e IMPRESCINDIBLES aventuras de Fafhrd y el Ratonero Gris. También ha reeditado las obras de Tim Powers, coincidiendo con la visita de este genio a España, y la ediciones definitivas de La fuerza de su Mirada y Ocúltame Entre las Sombras, así como el libro de relatos Tiempo de Sembrar Piedras. Las editoriales Tyrannosurus y Salto de Página nos han regalo algunas lecturas que son pura crema: los títulos pulp y de terror clásico de la línea Monsters Unleashed; Los Códices del Apocalísis, de Elio Quiroga; Los Últimos, de Juan Carlos Márquez o El Hombre sin Rostro de Luís Manuel Ruíz. Sportula también ha lanzado algunos libros geniales, como Crónicas de tinieblas, de Vaquerizo, una saga que me tiene enganchado. De propina, par ael final, algunos pesos pesados y actuales reyes del mambo en lo que a esto se refiere, como Brandon Sanderson y su Aleación de Ley y Steelhearth (hay que ver lo que escribe este hombre) o ese aperitivo del tercer libro de la saga de Kothe que es La Música del Silencio de Patrick Rothfuss. Mención especial, especilísima, para Joe Abercrombie y Tierra Rojas.

Y aunque no es un libro, es un festival de libros, un año más, cita impepinable para todos los lectores de ciencia-ficción y fantasía en el Festival Celsius 232.

Despido lo mejor de 2014 con mercha, y sin duda el mejor mercha lo hace Hot Toys y sus figuras en 1/6. A pequeñas maravillas de 2014 como las figuras de Thor: El Mundo Oscuro, Star-Lord, Marty McFly y su Delorean, Robocop o Terminator, hay que sumarle el anuncio de las nuevas películas de Marvel o la franquicia star Wars, con las pelis clásicas y las que quedan por venir…

También la pequeña pantalla nos ha dejado buenos momentos en 2014: hemos visto remontar el vuelo a series como Agentes de S.H.I.E.L.D. o consagrarse a Arrow como un producto que se toma en serio a sí mismo. Hannibal nos ha flipado y Juego de Tronos nos ha dejado con ganas de más. Hemos conocido una nueva cara para Doctor Who. Y hemos tenido sorpresas tan alucinantes como Penny Dreadful, las nuevas series de DC, Flash, Gotham y Constantine; Fargo podría llegar a molar más que la película; Almost Human llegó y se canceló (tristemente); los vampiros de Guillermo del Toro en The Strain prometen tomar el testigo de Walking Dead (ahora que ésta flojea de nuevo); yo soy un auténtico adicto a la nueva versión de Los Tres Mosqueteros de la BBC y claro, este año hay que hablar de True Detective, que por tener, tenía hasta un toque “lovecraftiano” realmente chulo…

Como broche de oro, y siguiendo ese hilo, ¿no es estupendo que dos de las mejores cosas de 2015 sean avances de los qu enso espera en 2015?


Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles

¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*