Los Cuentos de la Era de la Cobra: Los amantes (de los buenos cómics)

Qué gustito da leer tebeos bien hechos. Tebeos bonitos. Tebeos originales con sabor a clásico. Que gustito leer un nuevo tebeo  de Enrique Fernández.
Por Chema Mansilla

Que la cosa está muy malita es el pan nuestro de cada día. De quien lo tiene, al menos. Así que a nadie le llaman ya la tención las historias de jóvenes talentos, científicos y creativos, que hacen el petate, y desde la T4 de Barajas, hacen un corte de mangas y dicen: “ahí te quedas”. Pero eso no es nada nuevo. Siempre ha habido fuga de talentos, especialmente en los países que no saben valorar a sus talentos. En caso en el que el mundo de la viñeta eso siempre ha sido así: la gran mayoría de los autores patrios que han recibido honores y reconocimientos han desarrollado su carrera principalmente en el extranjero. Al otro lado de los Pirineos o al otro lado del atlántico. Da lo mismo. Que sí, que en este país no hay industria. Y claro, no la va a haber nunca. Pero ese es otro tema…

Enrique Fernández trabajó en el mundo de la animación haciendo los storyboards de El Cid y de Nocturna, hizo el petate y se fue a Francia. Ese país donde el cómics ES cultura. Y desde allí nos llegaron algunos de los tebeos más bonitos que he leído en los últimos años, con su nombre en la portada… La Isla Sin Sonrisa, El Mago de Oz, Libertadores… Y ahora, Los Cuentos de la Era de la Cobra. Este nuevo cómic es un ejemplo magnífico del trabajo de Enrique Fernández.  Es trepidante, dinámico, original, colorista y tremendamente bien realizado. La influencia “exótica” de Miyazaki está ahí (y también la de Disney) pero con un toque europeo cercano.
Este primer álbum nos mete de lleno en un cuento que bien podría ser el 1002 de las Mil y Una Noches. Tenemos un joven romance, de esos a lo “amor verdadero” de La princesa Prometida. Tenemos un joven aventurero en busca de redención. Un fiel acompañante con un destino que cumplir. Y un malo increíblemente grande, que ha conquistado mi corazón de lector.

Los cuentos de la Era de la Cobra es uno de esos tebeos, como todos los libros de este autor, que uno puede regalar siempre a un coleccionista: es una obra sobresaliente, que mezcla elementos canónicos de la historieta, la aventura y la épica y los presenta de una manera atractiva, estéticamente erótica. Todo buen lector de cómic acabará seducido por las formas y los colores de estas viñetas.
También es un cómic perfecto para regalar a gente no es lectora habitual de tebeos. Suele ser un público terriblemente exigente, ya que sus referentes para juzgar un cómic son tan limitados que enseguida busca referencias con otros medios (el cine, la tv…) que a priori consideran superiores. Y es un público que difícilmente no caerá enamorado de estos personajes, de sus historias, de la grandiosa trama, de los aires clásicos, de las aportaciones narrativas, del preciosismo visual de Cuento de la Era de la Cobra.

Y es sólo el primer álbum de la serie. Y es sólo un título entre todos lo que ha firmado Enrique Fernández. Personalmente, yo quiero hacerme ahora con BRIGADA, un proyecto crowdfunding con una pinta alucinante. ¿Llegaré a tiempo?

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. BRIGADA, de Enrique Fernández | La Isla de las Cabezas Cortadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*