Los Mosqueteros: barro, capa y espada

BBC lanza una nueva serie televisiva basada en las novelas de Dumas
Por Chema Mansilla

Que sí, que HBO hace unas series de fliparlo. Pero la BBC tiene poco que envidiar, y además, son ingleses y esos es un plus. BBC además de mucha ficción propia está especializada en adaptar novelas. Su última apuesta, las historias de los personajes de Dumas más famosos: D’Artagnan, Athos, Aramis y Porthos.

 

Hay que reconocer que el material original lo tenía todo: aventuras, honor, política, duelos a capa y espada, espionaje… Y BBC ha sabido tomar todo eso y ponerlo en escena de una manera digna y atractiva. Estamos acostumbrados a que este tipo de revisiones vengan acompañados de escenas de sexo gratuitas, música hip-hop y tiempo bala. BCC ha apostado por buenos actores, guiones entretenidos y una producción muy cuidada.
Los protagonistas tienen las cara de un grupo de actores casi desconocidos, secundarios llevados a protagonistas que han sabido recrear a este famoso cuarteto y construir las que posiblemente sean sus versiones más estilizadas en pantalla. Más allá de los Mosqueperros (y el pequeño y famoso Dartacan, que siempre va con ellos)  ahora siempre que imagino a estos personajes lo hago con estos actores dándoles vida. Así de buena en su personificación. Estos actores además están arropados por otros grandes profesionales (Peter Capaldi, el nuevo doctor Who, entre ellos). Y todo, con la flema y saber estar de la escuela dramática británica. Incluso aquellos personajes más estrafalarios y cómicos se mantienen dentro de unos límites.

La historia parte de la primera novela original de Alejandro Dumas, pero enseguida comienza a vertebrarse en distintos episodios en los que los mosqueteros, como una equipo policial, resolverá distintas misiones al servicio de su graciosa majestad Luís XIII de Francia. Una vez que el joven D’Artagnan hace equipo con los famosos tres mosqueteros saltaremos de una historia a otra. Realmente, y tomando como base que el rey es una mera marioneta a las órdenes del todopoderoso Cardenal Richelieu, no hay una gran trama en la serie. Es evidente (más si se han leído los libros) hacia dónde van a ir los tiros, pero de momento no hay objetivo concreto para los protagonistas. Estos simplemente cumplen con su oficio de episodio en episodio. A pesar de ello, el interés por la historia no disminuye, ya que poco a poco se nos dan pequeñas pistas aquí y allá sobre la vida de los protagonistas y sobre los tejemanejes de la corte. Es sorprendente el equilibrio que han alcanzado entre enganchar y entretener. No me cuentan ninguna historia en concreto, pero que no paren de hacer episodios. Puro pulp del Siglo XIX (cuando fue publicado el primer libro).

A pesar de los retrasos en su producción y de que finalmente ha sido estrenada para llenar el hueco de Doctor Who en la emisión de los sábados, la serie está teniendo una cálida acojida. Y no es de extrañar. Yo estoy seducido por las calles embarradas, los peligros que acechan en cada callejón a punta de navaja, las ruidosas tabernas y ese código de honor que sin buenrollismos sonrojantes ha sido reinterpretado en esta serie. Entre duelos a espada e inteligentes soluciones para cada entuerto, Los Mosqueteros ha conseguido lo que no han conseguido tantas y tantas revisiones en el cine: aventuras tomadas en serio. En serie. En serio.

En España tenemos una próxima serie sobre Alatriste en la que no se entiende a los actores cuando hablan.

Sigue a Chema Mansilla en Twitter: @ChemaMansilla

Acerca de Chema Mansilla 195 Articles
¡Oh, mírame, estoy haciendo feliz a mucha gente! ¡Qué bien! ¡Soy un hombre mágico! ¡Del pais feliz! ¡De la casa de gominolas de la calle de la piruleta!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*