MARTILLO. Devil Smiter.

Nos situamos en España, 1948, la segunda guerra mundial recién acabada y el gobierno franquista aplicando la ley con mano dura. Un héroe con sotana, tricornio y martillo aparece para aplicar su ley.
Por Teresa Domingo.

 martillo

Greg Meldrum (guión) y David Broughton (dibujo) nos traen, en 52 páginas en blanco y negro y formato estadounidense, su particular visión de la posguerra española. Han concebido la historia de un superhéroe que reparte justicia en un país gobernado por un régimen fascista, liderado por Franco, y que aplica las leyes con algo más que mano dura.

Mientras el resto de Europa se está ocupando de su reconstrucción, España se encuentra aislada del resto del continente, reconstruyéndose a si misma tras la guerra civil, y todas las maldades sobrenaturales se ciernen sobre ella. Por suerte para todos hace aparición ¡Martillo! El héroe que viene a golpear el mal, con su… martillo… e imponerse sobre dioses paganos, monstruos sádicos y el mismísimo Pablo Picasso.

La verdad es que tiene una pinta horrorosa. Un siervo de la hermandad del Santo de los Trabajadores (no se cómo se traducirá aquí) ataviado con sotana y crucifijo, coronado por un tricornio de la guardia civil y portando un martillo de unas dimensiones considerables, que va repartiendo a diestro y siniestro, combatiendo contra las fuerzas del mal.martillo3

 Llama la atención la mezcla de la fantasía con la historia: aparece el caudillo, una escena “tipical spanish” lanzando una cabra de un campanario (“goat-defenestration” en palabras del autor) y alguna viñeta de “cubismo en mal estado”. Todo muy horripilante, tanto, que hasta tiene su encanto.

Sigue a Teresa Domingo en Twitter: @Tuiteresita

 

Acerca de Teresa Domingo 143 Articles
Si es creepy, es para mí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*